La lluvia hace su triunfal aparición, acompañada de fríos intensos. A quien no le ha tomado por sorpresa en la calle, la leve precipitación que conforme más rápido caminas se hace más intensa, unas veces apenas humedece la ropa que llevas puesta, mientras otras llegas a casa como comúnmente se dice, hecho sopa, osea mojado de la cabeza a los pies, permiteme cuestionarte algo, ¿eres de los que disfruta de caminar bajo la lluvia o de los que corren ante tal fenómeno natural? ¿Y haz notado que últimamente así sea poco lo que tu piel se moja, esta paulatinamente se torna más reseca y pierde su brillo natural y debes acudir al uso frecuente de cremas especializadas en el tema? , pero ¿por qué relacionar la fresca lluvia con este “problemita” cosmético?, pues bien dejame decirte que el agua de lluvia ya no es la misma que hace un siglo, debido a una cadena de factores propiciados por la mano del hombre, la contaminación de los ríos, aumento desmedido de CO2 que es emanado por los escapes de autos, las chimeneas de las fábricas y las quemas ilegales de basura y neumáticos. Estos humos llegan a la atmósfera y chocan con las gotas de agua suspendidas en el aire y al hacerlo provocan una reacción química de suma importancia y que al continuar el ciclo del agua provocan la lluvia ácida.

Se denomina lluvia ácida a un tipo de desastre natural caracterizado por la precipitación pluvial que, según estudios bioquímicos, presenta un pH o grado de acidez menor a 5.65 (atención: también puede presentarse como nieve, niebla, roció, etc.). 

Las precipitaciones ácidas dañan los cultivos, los bosques, los cuerpo de agua, como lagos y ríos, los suelos, las construcciones y las estructuras hechas de piedra o metal y la salud humana.

Las tierras de cultivo a medida que el tiempo pasa, se va convirtiendo en tierra estéril es por eso que observamos en las carreteras tierras duras e impenetrables. La ciencia no ha evidenciado con hechos los efectos sobre la piel humana, sin embargo han realizado como siempre pruebas, sobre animales, demostrando que el contacto con el sulfato y ácido sulfúrico creados en la reacción química y estos actúan directamente sobre el pulmón afectando vías respiratorias, sobre todo en poblaciones especialmente sensibles, que padecen asma, bronquitis etc.

Los efectos secundarios no son percibidos como resultado de tal fenómeno, pues nos han acostumbrado a lo normal que puede ser esto, sin embargo los invito a observar con detenimiento y a ser precavidos, utilicen paraguas cuando la lluvia inicie, no expongan a los niños y personas sensibles de sus vías respiratorias a la lluvia, no es ser alarmista, es ver realmente lo que pasa y actuar a nuestro favor, no quemen basura, si está en sus posibilidades prescindir del auto y usar bicicleta o bien caminar háganlo, contribuyamos a frenar este fenómeno NO natural.

Fuente: http://www.bvsde.ops-oms.org/bvstox/fulltext/toxico/toxico-02a10.pdf

Imagen: http://triplenlace.com/2012/02/07/precipitaciones-devastadoras/

Datos del autor:

tarjeta Arq yolanda