(…)El relleno sanitario es una técnica de disposición final de los residuos sólidos en el suelo que no causa molestia ni peligro para la salud o la seguridad pública; tampoco perjudica el ambiente durante su operación ni después de su clausura. Esta técnica utiliza principios de ingeniería para confinar la basura en un área lo más estrecha posible, cubriéndola con capas de tierra diariamente y compactándola para reducir su volumen. Además, prevé los problemas que puedan causar los líquidos y gases producidos por efecto de la descomposición de la materia orgánica.

Este lugar suele funcionar sin criterios técnicos en una zona de recarga situada junto a un cuerpo de agua, un drenaje natural, etc. Allí no existe ningún tipo de control sanitario ni se impide la contaminación del ambiente; el aire, el agua y el suelo son deteriorados por la formación de gases y líquidos lixiviados, quemas y humos, polvo y olores nauseabundos.

Los botaderos de basura a cielo abierto son cuna y hábitat de fauna nociva transmisora de múltiples enfermedades. En ellos se observa la presencia de perros,vacas, cerdos y otros animales que representan un peligro para la salud y la seguridad de los pobladores de la zona, especialmente para las familias de los segregadores que sobreviven en condiciones infrahumnas sobre los montones de basura o en sus alrededores.(…)

Existen tres tipos de relleno sanitario:

  • Relleno mecanizado.

            Diseñado para las grandes ciudades y poblaciones que generan más de 40 toneladas diarias.

  • Relleno semi mecanizado.

            Cuando la población genere o tenga que disponer entre 16 y 40 toneladas.

  • Relleno manual.

            Para las pequeñas poblaciones que por la cantidad y el tipo de residuos que producen –menos de 15 t/día

La finalidad de un espacio como este, consiste en “eliminar” de la superficie terrestre o habitable los desperdicios que se generan día a día y que cada vez son más, sin embargo la definición más exacta sería, el lugar donde se bota lo que no se sabe o no se quiere hacer algo productivo, la mal llamada basura no es algo que sólo se debe poner bajo la alfombra para que los dueños de casa no la noten, tarde o temprano tropezarán con el bulto que se genera debajo de la tela, y así sucede con la basura que es empujada bajo la superficie, saldrá a relucir y esta dejará huella, no solo en la alfombra… si no en la tierra, el agua, la gente, en fin en los seres vivos. Los jugos o también llamados líquidos lixiviados permean y afectan la salud.

Y esto es lo que está sucediendo en el relleno sanitario ubicado en Tecámac, Edo. de México., los líquidos están manchando no sólo la tierra, sino dañando la salud de sus vecinos, quienes preocupados por tales eventos han decidido denunciar lo que ahí ocurre, las autoridades han acudido y respondieron que se analizará el caso detenidamente, pero ya sabemos leer entre líneas, de modo que sólo resta aguardar a que ” el cielo se abra” y ocurra algo inesperado.

Podemos evitar la proliferación de sitios como éste, si reciclamos todo lo que usamos, si generamos compostas y producimos nuestros alimentos en casa. Hagamos conciencia antes de que la mancha en nuestra alfombra se convierta en un hoyo. 

Datos del autor:

tarjeta Arq yolanda