El frío ya se siente y este año pareciera que llega con más fuerza, por eso debemos estar preparados, nuestras defensas deben estar alerta.Cuando el cuerpo se enfrenta al frío, experimenta una pérdida calórica, los procesos metabólicos son veinte veces más rápidos que cuando hace un clima templado, es por eso que nuestro cuerpo comienza a tiritar y sentimos que la temperatura disminuye, por lo tanto nuestro apetito aumenta. La acción de tiritar es una reacción natural que el organismo provoca para producir calor y conservar un equilibrio interno, si no se recuperan la calorías perdidas, el cuerpo continua luchando contra la disminución interna de temperatura, los labios se tornan azules debido a que los vasos sanguíneos están a flor de piel, el frío provoca que éstos se dilaten y la cantidad de oxígeno disminuya en el torrente sanguíneo, aumentando el CO2.

Las extremidades son muy sensibles a este clima, es por eso que ante la variación de temperatura son las que primero reaccionan, tornándose frías. Se recomienda no frotar ni dar masaje a las zonas que se hallen sumamente frías ya que se puede afectar alguna terminación nerviosa, pues estas están alerta, por lo que es conveniente someterse a un baño cálido para que los vasos sanguíneos se normalicen o bien aproximarse a un espacio cálido.

Para contribuir a que nuestro cuerpo no sufra ante estos cambios de clima tan repentinos te dejamos esta lista de alimentos, recomendables para aumentar las calorías y compensar el desgaste.

  • Alimentos ricos en vitamina D, (bagre o pez gato, salmón, sardinas enlatadas en aceite, atún anguila, huevo, hígado de res, aceite de hígado de pescado) nuestro cuerpo tiende a producirla de manera natural, al estar en contacto con los rayos del sol, pero en esta época del año este contacto por obvias razones disminuye, provocando depresión leve, estrés y ansiedad.
  • Alimentos ricos en vitamina C, es un nutriente esencial que el cuerpo necesita para la construcción y el mantenimiento de los tejidos, los vasos sanguíneos y los cartílagos. (Guayaba, pimiento, tomillo, perejil, brócoli, coliflor, kiwi, papaya, naranja, mandarina, fresa, piña, melón, mango, nabos, tomates, cereales enriquecidos, cilantro, clavo, azafrán y romero seco).
  • Alimentos ricos en vitamina A, Combate adecuadamente las agresiones del invierno; sustancia que defiende a la piel del frío, evita resequedad del cutis, grietas en los labios e incluso previene la formación de sabañones (manchas rojas en pies y manos, principalmente, debido a mala circulación, la cual se acentúa en climas fríos). Vegetales de hojas verde oscura, vegetales de amarillo oscuro (zanahoria, camote), frutas amarillas (duraznos, albaricoques, melones), hígado de res mantequilla y yema de huevo. 
  • Alimentos energéticos: chocolate, arroz, pastas, papas, legumbres y potajes.
  • Cebolla: Comer abundante cantidad de esta verdura cruda o cocinada y usada como descongestionante en los herbolarios, ayuda a aliviar los síntomas del resfriado y eleva la inmunidad.
  • Frutos secos, ricos en ácidos grasos.

Pero esto de nada sirve, si no te abrigas bien y haces ejercicio.

Datos del autor:

tarjeta Arq yolanda

 

Anuncios