Luego de la explosión de la plataforma Deepwater Horizon en 2010, causante de la mayor catástrofe ecológica, y el derrame de enormes proporciones de petróleo, la compañía de origen británico acepta pagar las multas millonarias que hacienden a $4.500 millones de dólares por cinco años, que a opinión  nuestra es poco comparado con las consecuencias que esto genera.

Aunado a ello las autoridades de EEUU instituyeron dos organismos que se encargaran del monitoreo de la empresa así como de dar recomendaciones. Ante esto la empresa dice lamentar lo ocurrido, aceptando la responsabilidad de sus acciones. Sin embargo nada  se menciona sobre una indemnización a México y los países de Latinoamérica  pues pronto se verán  afectados por el derrame.

 

Datos del autor :

Anuncios