A la gran mayoría de los perros les gusta el sabor de las golosinas, especialmente el sabor del chocolate. Los gatos son, por el contrario, mucho menos aficionados a los alimentos dulces. El chocolate contiene una metilxantina (la teobromina) que es tóxica para los perros si se consume en grandes cantidades.

En la alimentación humana se encuentran comúnmente tres compuestos de la metilxantina, que son la cafeína, la teofilina y la teobromina. La cafeína es el compuesto más abundante en el café, el té y las bebidas a base de cola. La teobromina es la más abundante en los productos de cacao y chocolate. Los compuestos de la xantina actúan sobre todo en el Sistema Nervioso Central, en el Sistema Cardiovascular, en los riñones, en el músculo liso y en el músculo estríado esquelético. La teobromina actua en particular como relajante del músculo liso, dilatador de la Aa. coronaria, diurético y estimulante cardíaco.

La toxicidad de la teobromina no suele representar un problema clínico en los perros, pero el perro es extraordinariamente sensible a los efectos fisiológicos de la teobromina. Menos de 100 gramos en un perro de tamaño mediano puede ser fatal. Los síntomas de presenciade teobromina en perros incluyen vómitos, diarrea, jadeos, inquietúd, mayor eliminación de orina o incontinencia urinaria y temblores musculares. Generalmente a los perros les gusta el sabor del chocolate y sus dueños pueden darles ocasionalmente un bombón o alimentos que contengan chocolate como golosina especial. Si la ingesta de chocolate del perro está estrictamente limitada a ésta golosina ocasionalmente, no habrá ningún peligro de toxicidad de teobromina, pero sin embargo debe considerarse otros factores perjudiciales como la caries dental.

Datos del autor:

Anuncios