Como dimos a conocer la noticia lamentable, de la venta de cerca de 10,000 metros cuadrados de la zona federal o bien “protegida” como área verde, y coloco comillas en protegida, ya que se descubrió que no es así, ya que ante cualquier postor se ofrecen los pulmones de nuestro México, para convertirse, en lo que el cliente pida, más sin embrago se encontró que no sólo es este el caso dentro del Bosque de Chapultepec, ya que existen como ese varios predios que se están en manos de particulares y estos a su vez, publicitan con tal cinismo la leyenda de  SE VENDE O SE RENTA.

La dependencia encargada de resguardar estas áreas naturales es la Dirección General de Bosques Urbanos y Educación Ambiental y pertenece a la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal. Actualmente, el titular de dicha dirección es José Ignacio Campillo García, quien de acuerdo con el artículo 56 del reglamento interior de la administración pública del Distrito Federal, es el encargado de “conservar, administrar y regular el uso, aprovechamiento, explotación y restauración de los recursos naturales e infraestructura de las áreas de valor ambiental”, sin embargo, a pesar de las atribuciones que marca la ley, el bosque está siendo vendido.

Las autoridades capitalinas dicen desconocer la existencia de tales hechos, como lo testifica el siguiente vídeo (audio en español):

Mientras para el Juez 4to. en materia administrativa David Rodriguez Mata, simplemente decidió que el predio no estaba “bien cuidado”, por lo que determinó que el juicio beneficiaría al particular, siendo así, que si él lo establece interpondrá otro juicio en el que se consolidará su libre derecho de disponer del espacio verde como él disponga, talar, excavar etc.

El jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, asegura que haber perdido el juicio no autoriza alguna construcción y menciona que “lo que el juez ordeno es que se le devuelva o restituya a un propietario particular, es una contienda entre el gobierno de la ciudad y un dueño de una propiedad. Ahora el hecho de que se lo des o regreses, como el juez ordena, a un particular no significa que ese señor pueda hacer ahí absolutamente nada, porque es una zona de valor ambiental eso quiero dejarlo claro”, desconociendo al parecer que una inmobiliaria ya ha colocado una extensa barda de alambre.

Las autoridades declaran que construir o vender es imposible ya que existen candados que protegen al Bosque, lo cual se ha demostrado que no es así.

De modo que todos aquellos que disfrutamos alguna vez en compañía de nuestra familia, entre árboles, vimos correr a las ardillas y visitamos el imponente castillo, un día despertaremos con la noticia de que ese bosque tan nuestro, se ha convertido en el patio trasero de alguien que pudo pagarlo y que la construcción histórica es su casa de veraneo.

Fuentes: Informativo 40

                Proyecto 40

Datos del autor:

Anuncios