Observando a los niños me resulta tan complejo comprender a los adultos cuando anteponen los rencores, las envidias y los lastres emocionales a la pasividad de una relación cordial, a los niños no les importa si eres flaco, chaparro, pobre o rico, judío, pakistaní etc, tan sólo establecen lazos tan nobles y puros que el mundo de los humanos avanzados significa la misión de apartarlos, por el simple hecho de ser diferente, el ejemplo para mí más cercano y que evidencia esta aseveración es la cinta titulada ” El niño con el pijama a rayas”.

Sin embargo por fortuna se van dando los cambios de manera paulatina, la ciencia está haciendo posible lo que quizá jamás hubiésemos imaginado, o que quizá sólo entonamos melódicamente, nuestra era está por ser testigo del trabajo en equipo más sorprendente, de manos de los adultos, sí, hombres de ciencia que unirán sus fuerzas a pesar de ser de los países que constantemente se hayan inmersos en disputas políticas, mediante el proyecto Sesame.

Sesame es el acrónimo en inglés de Sincrotrón para Ciencias Experimentales y Aplicadas en Medio Oriente. Y también hace referencia a “ábrete sésamo”, el comando secreto para llegar al tesoro en el cuento de Alí Babá y los cuarenta ladrones.

Sí leyeron bien, Medio Oriente en el sitio más hostil de la tierra se fragua un proyecto que busca que la ciencia sea el vehículo para lograr lazos más honestos, en la búsqueda por realizar avances sólidos y con beneficios diversos, países como Jordania, Turquía, Pakistán, Bahréin y Egipto, Chipre, Irán e Israel, están uniendo fuerzas – con nuestra esperanza- de un avance solidario hacia los países subdesarrollados y no cómo bloque de amenaza.

Estos países antes mencionados trabajan en la elaboración de un sincrotrón, un acelerador de partículas, no muy diferente al Colisionador de Hadrones del CERN que está en Suiza que será utilizado por los investigadores para estudiar todo tipo de avances, desde virus a nuevos medicamentos y materiales.

Los sincrotrones se han convertido en una herramienta indispensable para la ciencia moderna. Hay unos 60 en funcionamiento en todo el mundo, casi todos ellos en países desarrollados, y este será el primero en Medio Oriente.

Ustedes que opinan, sobre este proyecto con apariencia benéfica.

Fuente: Sesame

 

 

Datos del autor:

 

Anuncios