Según el Instituto Meteorológico Nacional un Tornado se define de la siguiente manera:

El Tornado es un fenómeno meteorológico que se produce a raíz de una rotación de aire de gran intensidad y de poca extensión horizontal, que se prolonga desde la base de una nube madre, conocida como Cumulunimbus.  La base de esta nube se encuentra a altitudes por debajo de los 2Km  y se caracteriza por su gran desarrollo vertical, en donde su tope alcanza aproximadamente los 10Km de altura hasta la superficie de la tierra o cerca de ella.

La mayoría se producen por la inestabilidad atmosférica, debido al calentamiento diurno y la gran cantidad de humedad o frentes fríos (línea de separación entre  dos masas de aire una fría y seca y, la otra, cálida y húmeda, se caracteriza por que la masa de aire frío va seguida de  la masa de aire cálido) que se encuentran activos, agrupados en familias o en conexión con tormentas aisladas de gran intensidad.

Los tornados se producen generalmente en la zona de transición entre las masas de aire polar y tropical, entre los 20º y 50º de latitud, a ambos lados del ecuador, siendo poco frecuentes en latitudes mayores de 60º, donde el aire no contiene la humedad y la temperatura necesaria para la formación de este fenómeno y en la región ecuatorial, donde la atmósfera  no tiene la inestabilidad necesaria para desarrollar una tormenta severa de tal magnitud.

 Si bien los tornados pueden producirse a lo largo de casi todo el año, se observa una marcada variación estacional que difiere del país y lugar, siendo su máxima ocurrencia durante verano en las latitudes medias (junio, julio y agosto).

 En la primera parte del año, marzo y abril son más corrientes cerca de la Costa del Golfo de México.  A medida de que el año avanza, el centro de la región de mayor formación de tornados se desplaza más al norte de los Estados Unidos, la razón de este desplazamiento está relacionada con el movimiento en igual dirección de las masas de aire, asociadas al desarrollo de los tornados.

 Los tornados pueden originarse a cualquier hora del día, con mayor frecuencia durante la tarde entre las 2:00 p. m. y 8:00 p. m., esta situación se relaciona con el máximo calentamiento diurno de la superficie terrestre, ya que las altas temperaturas contribuyen a la inestabilidad atmosférica y a la formación de tormentas, que generalmente conducen a la generación de tornados.

Sin embargo siempre existe la excepción para la regla o al menos para lo que creíamos poder predecir, ya que dicho fenómeno natural hace su aparición en una región poco común y en la que recientemente fue invadida por el mar como ya es costumbre pero ahora de manera más significativa, me refiero a la histórica Italia.

Es evidente con esto que las presiones atmosféricas en varias partes del mundo están variando significativamente o que me dicen, es parte de algo “normal”.

Aquí les dejamos el link del vídeo:

Tornado en el Sur de Italia.

Datos del autor:

Anuncios