obediencia

Es fundamental que el cachorro aprenda cuanto antes lo que se considera como comportamiento aceptable y lo que no.

El no enseñar la diferencia entre lo que está bien y lo que está mal puede derivar en tener un perro adulto con el que no es grato convivir.

Refuerzos positivos: premios en forma de caricias, galletas y juegos.

Refuerzos negativos: No son verdaderos castigos, sino experiencias desagradables que el perro sufrirá en caso de falta de obediencia.

Datos autor:

tarjeta MVZ Selene Ballesteros

Anuncios