Un año más que termina.

 

Por: María de la Luz Morales

 

En semanas anteriores y a lo largo de este año se escuchó hablar acerca del fin del mundo, debido a que los mayas había previsto el fin de esta era, el 21 de Diciembre del 2012, o ¿fue lo qué la gente se quiso hacer creer?, sin embargo, como sucedió en el 2000 el mundo no se terminó, la población en general siguió con su vida de manera habitual.

Esta vez no se habla del fin del mundo, sino del fin de año que llegará en unas cuantas horas, si alguien no había revisado su calendario, el 2012 culmina, para darle pauta a un nuevo año, que como en años anteriores esperamos que el 2013 sea mejor.

Pero nos hemos preguntado ¿Qué estamos haciendo nosotros para que el siguiente año nos brinde todas las cosas que deseamos?

Sobre todo analizar y ser consientes de la capacidad de vida que tiene nuestro planeta, cuántos prósperos años nuevos nos podrá seguir dando.

Con el cambio climático que se ha hecho presente en el mundo entero, pero sobre todo en los polos, debido al resultado del sobre calentamiento por el efecto invernadero, ya no podemos soslayar que esté ocurriendo este fenómeno.

Así que nuestra misión ahora consiste en solucionar los problemas que ya existen y dar una oportuna prevención para no generar nuevos daños a nuestro globo terráqueo.

Si algunos de nosotros hemos visto esa entrañable película de animación llamada Wall-e, no esperemos a ver nosotros mismo ese panorama, en donde no existen plantas, ni árboles; en el que el cielo se vea de color gris y el sol, nos lacere la piel cuando se asome a visitarnos.

Sí,  deseé monos un prospero año nuevo, disfrutemos a nuestra familia, pero sobre todo cuidemos mejor a nuestro planeta tierra  este 2013 para que tenga más años de vida.

Datos del autor:

tarjeta María de la Luz imagen

Anuncios