colilla

Ya hemos escuchado hasta el cansancio que fumar no es ni cercano a lo bueno para nuestra salud, sin embargo los fumadores aumentan con ello la taza de mortandad y la contaminación del aire que respiramos y del suelo por el que caminamos, pues bien esto se logra gracias a que una vez terminado el cigarrillo la colilla de éste, es lanzada al piso, empero para lo que ha nuestros ojos es basura para las aves de nuestro país significa un elemento constructivo.

Estudios recientes realizados por Monserrat Suárez Rodríguez, alumna del posgrado en Ciencias Biológicas de la UNAM, lanzaron que los pinzones mexicanos y los gorriones ingleses, aves comunes en ciudades como la de México, utilizan colillas de cigarro para construir sus nidos; además de proveerse de aislamiento térmico, repelen parásitos que, por lo regular, ocupan sus lechos.

Para las aves, el uso de los materiales es una conducta plástica, es decir, echan mano de lo disponible para construir sus nidos. Por ello, los elementos ocupados dependerán del lugar donde se encuentren, explicó la bióloga.

Por lo que una vez más la naturaleza nos ha tomado por sorpresa adaptandose está vez a lo que esperamos no signifique el inicio de una alteración biológica, dicha hipótesis está siendo desmenuzada por Monserrat Suárez, dentro de su trabajo de investigación de doctorado. De manera que mientras se llega a una conclusión, ¿por qué no dejar de lanzar los residuos en el piso? y así se evita que los seres vivos tomen los tóxicos que una vez más, desechamos para su abrigo diario.

Fuente: Aves adaptándose. 

Datos de autor:

tarjeta Arq yolanda

Anuncios