058

Fuente de la imagen.

Gracias al desarrollo acelerado de la tecnología, hoy contamos con un sinfín de aparatos que nos facilitan las actividades que realizamos a diario y, a pesar de que éstos nos pueden ocasionar gastos muy elevados por concepto de uso de energía eléctrica, estamos dispuestos a pagar la cantidad debido a la comodidad que nos proporcionan. Todavía hace algunos años no hubiéramos imaginado que podríamos ahorrarnos el costo de mantener funcionando nuestro refrigerador, sin embargo hoy ya es posible imaginarlo, porque aunque todavía está en un nivel experimental, ya hay un prototipo de refrigerador que funciona a través de energía solar, lo que nos ahorraría una buena parte del gasto que destinamos al pago por el uso de electricidad y no sólo eso sino que también tendría un gran impacto con respecto al cuidado del medio ambiente.

El primer prototipo fue desarrollado en 2006 y actualmente Roberto Best y Brown y su equipo de investigadores del Centro de Investigación  en Energía (CIE) de la UNAM ya trabajan en el segundo prototipo que se cree que en cuatro o cinco años ya pueda ser una realidad. Si bien es cierto que en muchas ocasiones no sabemos con exactitud cómo opera la energía solar  en algunos aparatos, tampoco debemos desconfiar de su funcionalidad, ya que según Best y Brown el prototipo desarrollado funciona como un refrigerador convencional que enfría y congela, además es un hecho que en nuestro país el sol está siempre presente, por lo que no será difícil mantener a nuestro refrigerador funcionando.

En palabras de Best y Brown:

 “En el sistema convencional hay un compresor que usa energía eléctrica, comprime al refrigerante y lo vuelve a reutilizar. En nuestro caso, usamos la térmica para generar ese refrigerante mezclado con un absorbente. Son equipos térmicos con intercambiadores de calor. La parte medular es cómo darle calor al sistema para regenerar el refrigerante, y para eso, usamos energía solar”, detalló.

También es importante mencionar que lo que se busca con este producto es:

  • ·         Que pueda funcionar de manera continua
  • ·         Que pueda funcionar con un empleo parcial de energía solar
  • ·         Que salga al mercado
  • Que tenga impacto en el ahorro de energía eléctrica y en el cuidado del medio ambiente

Con respecto al medio ambiente, también es un gran avance que esto ya exista porque cabe señalar que los refrigeradores comunes emiten clorofluorocarbonos (CFC) los cuales poseen una capacidad de supervivencia en la atmósfera, de 50 a 100 años. Con el correr de los años alcanzan la estratosfera donde son disociados por la radiación ultravioleta, liberando el cloro de su composición y dando comienzo al proceso de destrucción del ozono. Al contrario de estos refrigeradores, el protoripo desarrollado por Best y Brown y sus investigadores, no emite cloroflurocarbonos debido a que éste funciona a través de la energía solar, lo cual hace que sus beneficios sean al doble.

Best y Brow agregó también:

Como conclusión puedo decir que en un futuro este refrigerador será una excelente opción para conservar nuestros alimentos porque además del beneficio económico tendremos un beneficio ecológico y ambiental, además de que será muy fácil conseguir la energía que se requiere durante todo el año.

Definitivamente un orgullo mexicano.

Datos de autor:

tarjeta Denyse

 

Anuncios