perro_viejo

En ésta ocasión abordaremos un tema que es un tanto interesante, pues muchas de nuestras mascotas cuando llegan a cierta edad muestran conductas que podríamos considerarlas normales por su vejez, pero debemos tener cuidado pues estos comportamientos también pueden ser causa de algunas patologías, como el  Síndrome de Disfunción Cognitiva el cual es  un conjunto de cambios de comportamiento que aparecen como consecuencia de la degeneración del sistema nervioso central en un animal de edad avanzada.

Presentan síntomas similares a la enfermedad de Alzheimer ya que  muestran:

    Desorientación: El pequeño no recuerda el trayecto de regreso a su casa después del paseo cotidiano, es incapaz de reconocer los lugares familiares, puede deambular por la casa e inclusive permanecer con la mirada fija en un lugar. 

    Cambios de personalidad: Estas podrían ser cuando el perro ya no nos saluda o deja de pedirnos nuestra atención  como caricias, juego, etc.

También entra la alteración del ciclo del sueño,  pues se levanta por las noches, deambula   y duerme durante el día.

Uno de los síntomas que inclusive podría causarnos molestia es la pérdida de ciertos hábitos adquiridos como el ir al baño, pues  pueden aparecer las heces y orina dentro de casa; también deja de reaccionar a  órdenes conocidas.

    Lamentablemente no  hay ninguna prueba que pueda realizarse mientras el animal está vivo y que permita confirmar si se trata de ésta patología.  Sin embargo, con la ayuda del Veterinario se podría llegar a un diagnóstico presuntivo, en el cual primero se descartan otras patologías que puedan tener éstos tipos de comportamientos, por lo que se requiere de un examen médico completo, y la otra parte  es proporcionando a detalle el comportamiento de nuestra mascota y los cambios que han aparecido.

     Una vez diagnosticada la enfermedad, se debe recordar que ya no hay cura como tal, pues es un proceso degenerativo, y por lo tanto irreversible. Sin embargo, existen varias opciones que podrían frenar  el curso de la enfermedad y mejorar  la calidad de vida. Estas medidas la podemos dividir en tres grupos:

    Fármacos estimulantes y neuroprotectores: Los cuales  aumentan la cantidad de dopamina (neurotransmisor implicado en este síndrome), disminuyen la cantidad de radicales libres y mejoran el flujo cerebral.

    Manejo dietético: Suplementos o dietas de prescripción que contienen antioxidantes y ácidos grasos.

   Manejo del entorno: Mantenerle una rutina fija de paseos y comidas, es recomendable aumentar los paseos pero que duren menos.  Evitemos hacer cambios en la vivienda que puedan entorpecer a nuestra mascota, hay que enseñarle de nuevo los hábitos que ha perdido y sobre todo aumentar el contacto social con él, más juegos, caricias, etc. 

 Es importante remarcar que cuanto antes se detecte este problema, más efecto tendrá el tratamiento y los cambios degenerativos serán más lentos.

Cómo podrán darse cuenta ellos también tienen sus grandes achaques, es de suma importancia que siempre lleves a tu mascota a sus revisiones periódicas, ya que lamentablemente estos cambios son muy frustrantes en ocasiones para nosotros como dueños, porque nuestro perro no puede comportarse como un animal de compañía y podríamos caer en malos entendidos, así como castigar al pequeño e incrementar su estrés.  Ya que este síndrome provoca que el animal se siente indefenso y estresado con todo lo que le rodea, y muchas veces reaccione con miedo o agresividad. 

Es fundamental  que estimules su  memoria, así como todos sus sentidos y para ello, podemos utilizar una gran variedad de juegos, como por ejemplo, esconderle algún trozo de comida jugosa para que con su olfato la busque. Así como utilizar todo aquello que esté en nuestras manos para relajar al animal, como puede ser la música. Por último también podemos recomendarte que te pongas en manos de profesionales, veterinarios especialistas en Medicina del Comportamiento, para mejorar la calidad de vida de nuestra mascota y como siempre lo mencionamos tener una mejor interacción con ella, así como también ya darles la calidad de vida que bien merecida tienen después  de todo lo que nos aportan. 

Datos del autor:

tarjeta MVZ Mildred Martínez

Anuncios