Que pasa cuando nuestra querida mascota perruna entró en celo y no fue cruzada, pero tiempo después vemos que hay crecimiento en su estómago!!!… bueno pues el día de hoy les  hablaremos de este padecimiento que más que una enfermedad es un fenómeno fisiológico y común en algunas hembras.

    Su nombre real es Pseudogestación canina, y se la conoce también como falsa preñez, embarazo psicológico en perros, embarazo psicológico canino, falsa gestación, etc.

    Es una condición fisiológica normal de todas las perras  que se genera 1 o 2 meses después del celo y que sólo eventualmente podría constituir un trastorno.

    El embarazo psicológico canino no es una enfermedad,  es una situación debida al aumento de algunas hormonas como la prolactina, la progesterona y la insulina, en las perras luego de su período normal de celo siempre que no haya  ocurrido un embarazo o preñez  real, aunque en algunas oportunidades puede ser necesaria la intervención del Veterinario debido al desarrollo de Mastitis, que es una inflamación de las mamas debido a la producción de leche por la glándula mamaria y a la falta de cachorros que la consuman.

Las características en  perras con embarazo psicológico son:

  • Cambian de carácter,  ya que  se muestran más agresivas, nerviosas o ansiosas.
  • Buscan lugares ocultos donde esconderse, como rincones oscuros, debajo de plantas, debajo de las camas, debajo de un ropero, etc.
  • Suelen escarbar,  rascan nerviosamente el suelo, rompen cartones, papeles, ropa, sábanas o cualquier cosa que encuentren cerca de su lugar de dormir, esto se debe a que comienzan a preparar la que será su madriguera para la llegada de sus cachorros, todo por simple instinto animal.
  • También adoptan diferentes objetos y juguetes como si fueran sus cachorros, a los cuales protegen celosamente volviéndose muy agresivas con cualquiera que se acerque al lugar o intente tocar  “sus cachorros”

 

    Otra de las manifestaciones del embarazo psicológico en perros  es un aumento del tamaño de la glándula mamaria de la perra, segregan un líquido incoloro que puede volverse blanco como la leche aunque no tienen exactamente los mismos componentes que esta. Es muy importante no intentar exprimir ni ordeñar la glándula mamaria, ya que esto la estimula a producir más secreción, acumulándose al punto de ocasionar una Mastitis, que es la secuela más peligrosa del Embarazo psicológico en perros.

Un Tratamiento para este tipo de trastorno no lo hay como tal, salvo  que exista una Mastitis en donde definitivamente se tiene que tratar con su veterinario de cabecera. Si esto no sucede no suele ser necesario tratamiento alguno.

Si las mamas están agrandadas pero no están calientes ni enrojecidas podemos estar a tiempo de prevenir una mastitis haciendo lo siguiente:

Preparar una solución  de alcohol, agua y vinagre en partes iguales (300 c/c de cada uno), empapar un pañuelo o una toallita en esta solución y aplicar sobre la glándula mamaria durante 15 minutos 3 veces por día durante 4 a 5 días, esto ayuda a desinflamar las mamas y a disminuir la producción y secreción láctea.

Juntamente con esto hay que dejar a la perra sin comer ni tomar absolutamente nada por 24 horas. Al día siguiente le damos sólo media ración de la que consume normalmente, el tercer día ¾ ración y finalmente el cuarto día vuelve a la consumir la cantidad de comida normal que siempre consumía.

Esto hace que disminuya  el azúcar y la energía en la sangre y así la glándula deja de fabricar leche.

También hay que realizar un vendaje o faja en la zona abdominal para que la perra no pueda realizar el auto lamido de su glándula mamaria lo que la estimularía a continuar con la producción de leche.

Como Prevenir para siempre el Embarazo Psicológico en perros

Cada vez que la perra esté en su período de celo y no sea servida (cruzada) por ningún perro, 1 a  2 meses después tiene muchas posibilidades de entrar en  el estado de embarazo psicológico en perros. Como en repetidas ocasiones lo mencionamos, el tratamiento definitivo para que esto no suceda nunca más es la esterilización o en perras, ya que así eliminamos  la fuente productora  de las  hormonas responsables del celo (ovarios). Lo que nos da otro motivo mas para optar por la esterilización, no olvides que como todo se requieren de apapachos y mucha paciencia, así como nunca dejar de observar a nuestras mascotas para una mejor interacción.

Nos despedimos con un cordial saludo y no sin antes mencionarle que NO HAY MEJOR MEDICINA QUE LA PREVENTIVA. 

Comprensión y cariño

Datos de autor:

Facebook: Veterinaria Zoolife

Página Web: atazkateo.wix.com/zoo-life

tarjeta MVZ Mildred Martínez

Anuncios