Para una persona que requiere de elementos de accesibilidad (para garantizar su desplazamiento, libre, estable y seguro) justo donde empieza un entorno accesible es también el punto donde termina ese entorno, ese mundo. Esa línea marca todo el trabajo que hay por hacer para lograr una ciudad enteramente accesible.

donde termina el mundo1

Inicio-Fin de la “ruta accesible” en la estación de MetroBus Centro Médico de la Ciudad de México, destaca que no se indica con pavimento de advertencia el arranque del recorrido como indica el reglamento de SEDUVI Foto: Esteban Baez.

Es claro que estos límites tajantes, son a causa de la expansión de la idea de la accesibilidad dentro de la ciudad, que genera islas de espacios accesibles, más que a una deficiencia de la idea; y es precisamente en esta condición, una situación que se vuelve peligrosa, pues el ritmo de crecimiento de estas “islas” es relativamente rápido comparado con el crecimiento de la accesibilidad en el entorno urbano, lo que puede derivar en:

  • Desánimos de quienes invierten esfuerzos
  • Confusión y frustración de quienes requieren de la accesibilidad
  • Un freno en el impulso local que busque ir a la par del impulso urbano.

Una de las ideas más importantes que definen a la accesibilidad no es solo dar acceso, sino también permitir el desplazamiento, es por eso que una palabra que debe de promoverse radicalmente para no detener estos esfuerzos es, “continuidad”.

Pero no con solo un enfoque que se aplique en los esfuerzos de crecimiento, sino aprendiendo que la palabra “continuidad” tiene una participación muy importante en el desarrollo de la accesibilidad, de hecho, la encontramos en la que puede ser la definición más importante de los conceptos sobre accesibilidad.

La de “ruta accesible”, que por definición es:

“Una circulación continua y sin obstrucciones que garantiza el desplazamiento seguro y autónomo de cualquier persona, tanto en el espacio público, como en las edificaciones y sus espacios exteriores correspondientes, incluyendo elementos de señalización sensorial.”

Definición de la “Guía de Recomendaciones de Diseño Universal para el Sector Turismo” CONADISmx – SECTUR 2012 

proyecto ciclo-ruta en san josé

Proyecto ciclo-ruta en San José del Cabo, en Los Cabos, México, busca una integración de la circulación verde con elementos de continuidad que a la vez la vuelvan una ruta accesible. Imagen: movilidad

Se concluye que la continuidad de los elementos es lo que le garantiza el éxito a la accesibilidad, más allá de la tecnología de inversión tecnológica o la saturación de elementos.

El siguiente video “Accesibility in Japan” es realizado por una persona usuaria de silla de ruedas, de Uganda, África, se plantea brevemente como trasladar esas ideas a su país de origen, sabiendo que no es la inversión tecnológica lo que se debe trasladar, sino la continuidad de elementos, que logran que Japón tenga ese nivel de accesibilidad.

 

Regresemos a la fotografía de la estación, en centro médico, la accesibilidad en México es aún un trabajo inconcluso, que requiere en primera instancia despertar el interés y la conciencia de la población en general, prestando gran atención en quienes trabajan en el desarrollo urbano y la construcción no solo de la ciudad sino del país entero.

Pensar en lograr un México accesible, no solo es una idea que se califique de utópica, que se solucione poniendo un parche aquí y otro parche allá para hacer campaña con estrategia política.

México es un país con una población que no se escapa al aumento global de la esperanza de vida, así también, tristemente, México es un país en que los índices de sobrepeso y obesidad en la población están en aumento también, hay que resaltar que además de problemas cardiovasculares y diabetes, la obesidad y sobrepeso provoca en la persona que la padece una movilidad reducida y fatiga sin llegar a ser una discapacidad “convencional”.

Solo analizando esto, México es un país que a mediano plazo, va a poseer un gran porcentaje de su población requiriendo de ciudades accesibles, sin dejar de lado que esas ciudades deberán contar con sus respectivos espacios verdes para la salud (en tantos aspectos) y el deporte.

Y esto sin analizar la población existente de Personas con Discapacidad en México, para quienes solemos pensar que solo por ellos existen todos estos elementos.

Si regresamos a la fotografía de la estación en Centro Médico, o a la imagen que tenemos del México cotidiano, México es un país en que hay mucho trabajo inconcluso y muchas cosas por hacer que no se limitan solo a la accesibilidad, además México es un país donde se suele decir, irónicamente, que no hay trabajo.

Datos del autor:

Facebook: Acohua “Todos entran”

Twitter: Acohua “Todos entran”

 

tarjeta Arq. Esteban

Anuncios