Cada vez somos más los preocupados por que La Habana no pierda sus pulmones. Nos decimos ecologistas orgullosos y, desde nuestro pequeño pedazo de ciudad, le ponemos raíces al asunto de la reforestación.

Sandra, esta Virgo loca de ideas profusas y el paso firme, también se toma muy en serio esto de devolver a la ciudad el verdor de antaño, para lo cual -hace tres años aproximadamente- creó el proyecto de desarrollo comunitario Ando reforestando.

Esta iniciativa, que comenzó siendo una sola persona (Sandra) sembrando para los vecinos, pronto ganó seguidores que comprendían la importancia de reverdecer los espacios. Así se sumaron los niños, las madres de familia y hasta los vecinos más reacios.

“Y no se trata de sembrar grandes árboles”, advierte Sandra, sino de que los vecinos quieran tener sus jardines o patios mejor cuidados y “esa planta, que puede ser pequeña, es una gran ayuda para el planeta”.

La última hazaña es sembrar Amaranto para la comunidad, a la cual se le enseña sobre los beneficios de la planta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Datos del autor:

Blog: Yo Me Mi…pero Contigo

tarjeta Rosana Berjaga Méndez

Anuncios