Mi padre siempre me ha inculcado que las cosas tienen su tiempo y por qué, y con ello he abanderado mi vida, descubriendo una gran cantidad de cosas que mi capacidad de investigación me permite (llámese curiosidad infantil que espero nunca perder), es cuando al observar lugares tan específicos como los tiene la naturaleza, te pones a verificar que todo está exactamente planeado y estructurado para funcionar como tal, pero nunca falta quien pretende saber más de lo que entiende, y es cuando la naturaleza literalmente peligra, pues debido a que surge una idea que sólo se menciona y no se estudia, y menos se consulta con verdaderos expertos y se le da el tiempo prudencial de análisis sino que se lleva a cabo sin saber que pasará, es el ejemplo de los manglares de Chacahua en Oaxaca, que fueron el objetivo de quien pensó deliberadamente en poder brindar eficiencia digna de una fábrica a un ecosistema que como lo he mencionado funciona de esa manera a su ritmo por algo.

Agonizan las lagunas de Chacahua

Las lagunas de Chacahua, en la costa de Oaxaca, hieden debido a que se está pudriendo la vegetacion por falta de flujo de agua marina. Las aves migratorias se han alejado de la zonaFoto Octavio Vélez Ascencio. Fuente: La jornada

El estancamiento del agua en el Parque Nacional Lagunas de Chacahua, antaño cristalinas y que ahora hieden a pantano, ha podrido la vegetación, principalmente los manglares, y ha provocado la muerte de cientos de peces. “Estamos cerca de un desastre natural”, aseguró el agente municipal Elfego López Peña.

Afirmó que la causa fue la “equivocada” construcción de dos escolleras y un espigón en la bocabarra de Cerro Hermoso, obras planeadas por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y ejecutadas por la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) a partir de 2003, con la finalidad de incrementar el ingreso de agua de mar a las lagunas.

Ahora años después es decir 10 años después es cuando ya cayeron en la cuenta que se equivocaron y están peligrando especies que nutren no sólo la tierra sino nuestro cuerpo, ya que la falta de oxígeno debido a la obstrucción masiva de arena a los manglares han convertido de este regenerador NATURAL de oxígeno en un pantanal que se está pudriendo y ahora ya no saben que hacer.

“Para eso eran, pero tuvieron un efecto contrario porque se llenó de arena (la bocabarra) y tapó el paso del agua de mar (a las lagunas)”, dijo el funcionario. Expuso que la falta de agua marina ha provocado la pérdida de oxígeno en las lagunas y la proliferación de bacterias.

“Está afectando todo el hábitat, sobre todo la vegetación de la laguna y la reproducción de diferentes especies”, sostuvo López Peña.

Aseveró que han ocurrido tres mortandades de peces, en 2008, 2012 y en marzo pasado. “De acuerdo con dictámenes de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), los peces están muriendo de asfixia”, precisó.

“Acá llegaban y se reproducían; era otro gran atractivo, pero ahora han migrado porque ya no tienen alimento”, refirió. Además, la inmovilidad de las aguas ha generado la proliferación de mosquitos, lo que aumenta el riesgo de epidemias de paludismo o dengue.

Es con esto una prueba irrefutable que (como  nosotros y hablo de quienes formamos parte de este equipo y quienes se han sumado pensamos) cuando quitas algo en algún lugar tarde que temprano surgirán las CONSECUENCIAS de ejecutar lo no planeado y que es importante que ante cualquier acción se debe analizar lo que sucederá, la naturaleza anteriormente en su estado sano de equilibrio era un tanto predecible y dispuesta a ser estudiada siempre y cuando hubiera respeto, pero es debido a este tipo de acciones que ahora nos jactamos al decir que le pasa al mundo ya no sabemos que va a pasar, cuando si se hicieran las cosas debidamente no tendríamos que especular.

Fuente: La jornada

Datos del autor:

tarjeta Arq yolanda

Anuncios