La gran mayoría de los shampoos que encontrarás en el supermercado contienen sulfatos (el más común es lauril sulfato de sodio), y no sólo en los shampoos, también en el gel de baño y jabones. Los sulfatos hacen bien la tarea de limpiar; son buenos disolviendo la suciedad y los aceites del cuerpo. También hacen espuma muy rápido, y a la gente le encanta la espuma; la espuma siempre está asociada con la limpieza.

Molécula de lauril sulfato de sodio.

Molécula de lauril sulfato de sodio.

 

El problema con los sulfatos es que su acción limpiadora es muy fuerte y deja muy reseco el cabello y el cuero  cabelludo ya que también remueve sus aceites naturales 

El  laurilsulfato sódico (SLS) es un compuesto tensoactivo iónico, empleado en diversos productos de higiene personal, como pasta de dientes, shampoos y jabones de baño. La molécula posee una cola de 12 átomos de carbono, pegada a un grupo sulfato, dotando a la molécula de las propiedades anfifílicas (solubles en agua) requeridas para todo detergente.

reacción

El cabello está constituido por grandes cadenas poliméricas a base de  queratina, cada cadena crece desde la raíz del cuero cabelludo dentro de un  folículo. El sebo es la secreción aceitosa de la glándula sebácea, lubrica el  cabello e impide que se seque y da brillo natural. La acumulación de sebo hace  que el cabello se sienta grasoso y sucio. .

El cabello por estar formado de queratina contiene tanto grupos ácidos como  básicos. El cabello natural es ligeramente ácido. La mayoría de los shampoos tienen un ph entre 5 y 8. Un shampoo de ph muy alcalino, o muy ácido ,  puede dañar la estructura del cabello . El ph también afecta la habilidad del  shampoo para limpiar el cabello y dejarlo con un brillo natural, la superficie  del cabello se llama cutícula y está constituida por escamas. El brillo del cabello depende de la cutícula externa, la cual refleja la luz dándole su brillo propio.

Existen diversos rumores acerca de supuestos peligros del SLS son presentados ampliamente como si fueran un hecho, en sitios de Internet que critican el uso de los químicos con sodio en artículos para el cuidado de la piel. Una queja común es que el SLS puede dañar los ojos, y posiblemente provocar ceguera. También que el SLS está vinculado al cáncer. Sin embargo, esos reclamos son infundados: El SLS no causa cáncer o daña los ojos. 

Sin embargo, como muchos detergentes, el SLS puede irritar la piel, causar eczema, y enrojecer y secar la piel, particularmente en altas concentraciones o cuando es usado con frecuencia. 

El Comité de Evaluación de Ingredientes Cosméticos evalúa la seguridad de los ingredientes en los Estados Unidos, éste considera al SLS como seguro hasta en una concentración máxima de 50 por ciento, si la piel se enjuaga de inmediato. 

Es difícil saber cuánto SLS contiene un producto porque por lo general los porcentajes no están listados en las etiquetas de los ingredientes. Según la Agencia Estadounidense de Alimentos y Fármacos, la cantidad de lauril sulfato de sodio en productos personales y del hogar varía de 0.01 por ciento a 50 por ciento.

 

En la actualidad existen diversos productos que no contienen SLS mas sin embargo contienen diversos tensoactivos mas suaves que pueden o no contener Sodio, sin embargo reitero que el maltrato del cabello se vera afectado mas por el pH que tenga que por el químico como tal.

shampoo libres de sulfato

 

Bibliografía.

Sodium Lauryl Sulfate

snopes

 

Datos del autor:

 

tarjeta Marevna Briseida

Anuncios