El día de hoy me he despertado con la noticia que supuestamente debe traer alivio a nuestras almas humanas y altamente desperdiciadoras, pues se ha anunciado con gran revuelo, cual boda de pueblo quieto, que nuestro país tiene en sus arcas subterráneas la nada despreciable cantidad de agua que mitigará (no lo creo, nuestra sed de acabarnos todo) la necesidad de esta sociedad por la fabulosa cantidad de 100 años, así como lo leen, pero aquí no para la primicia, anuncian que para que dicho milagro se lleve a cabo, el gobierno requiere una inversión alta.

“La extracción del líquido, aseguró director general del Sistema de Aguas capitalino, Ramón Aguirre Díaz, no provocará el hundimiento de la capital, pero en la primera etapa para su explotación requerirá de una inversión de 500 millones de pesos, explicó en entrevista radiofónica.”

Por lo que haciendo remembranza de mi experiencia en la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos, hallé un trabajo cuya importancia por desgracia ha sido ignorada, por aquellas fechas del 2009 tuve el honor de colaborar con los arquitectos, Salvador Ávila de Colinas de buen y Ángel Leyva de la CNMH en la elaboración de una presentación de la ponencia llamada ” TEMPLO MAYOR VULNERABILIDAD: SUBSUELO Y BIOCLIMA”, dentro del ciclo de conferencias del ENCRyM, cuyo enfoque era precisamente demostrar las terribles consecuencias que se han dado en el centro del país a raíz de la poca consciencia de sustentabilidad, ya que a lo largo de 26 años se han extraído cantidades absurdas de agua,  bajo la premisa del “no pasa nada”, pues bien aquí les decimos, eso no es verdad y para muestra la realidad, iniciemos destacando el tema de la exposición, el Templo Mayor, para quienes lo hemos visitado así sea desde la reja o bien lo hemos caminado, les tengo una noticia, ese lugar cuyo descubrimiento data de finales de los años 70’s y principios de los 80’s, el nivel no es el que contemplamos con tanto asombro, ese estaba por debajo de lo actual, todo lo que ahora vemos casi a nivel de calle es producto directo del bufamiento o bien como cuando se presiona una parte de la superficie de un globo con agua, por efecto de la física el resto se hace más grande.

“Actualmente, el 70% del agua que se consume en la ciudad de México y la zona conurbada se extrae de los mantos acuíferos subterráneos, este hecho, aunado al peso de las construcciones y a la estratigrafía de cada zona, origina los hundimientos diferenciales: los edificios que están sobre suelo ya consolidado, y/o sobre restos de otras construcciones, se hundirán a menor velocidad que los demás.

En 1978 se inicia la demolición de las construcciones que estaban sobre el templo mayor.

El efecto combinado de descarga del terreno y la extracción del agua del subsuelo, provoca que la estructura del templo mayor se expanda hacia arriba y se deforme, dañando su propia mampostería constitutiva, sus acabados y el entorno edificado.”1

Cómo muestra la imagen, las curvas en rojo siguen el orden de deformación del templo mayor, que de manera matemática y física, esto es consecuencia directa de extraer el líquido base, de un terreno cuya naturaleza es húmeda.

CURVAS DE HUNDIMIENTO con sello

                                                          Vista Templo  Mayor hacia la calle República de Guatemala. Fotografía: Yolanda Morales. 2009

Como a cualquier cuerpo sólido al que se le ejerce una fuerza constante, por un tiempo determinado, su masa cede tanto en forma, tamaño y textura, este espacio tiene una manera peculiar de gritar su desventura ante la acción directa del humano, evidenciando los efectos bajo el nombre de grietas, que recorren largas distancias y que a simple vista del espectador que suele sólo visitar, sin observar no son tan evidentes, pero aquí les dejo un plano cuya vista en planta destaca algunas de las que en ese entonces pudimos localizar mediante un plano presentado por las restauradoras a cargo de localizarlas en sitio.

 grietas en planta con sello

                                                                             Vista en planta de las grietas existentes del templo mayor. 2009

angulo de hundimiento con sello

 El ángulo que se destaca en esta imagen es del valor de 93°, dimensión que los arquitectos determinaron como el aproximado, para establecer en números duros el que corresponde al hundimiento que predominaba en el año 2009, si bien han caminado por las calles del centro histórico los conmino a no mirar el piso si no elevar la mirada a los edificios circundantes, a las calles por las que transitan y verificar que muestran en algunos, casos dramáticas evidencias de ondulación, es pues esta una evidencia más cercana de que la extracción del vital líquido no es la opción más viable, ya que tales hundimientos diferenciales no sólo hacen ondulantes contextos, sino que al igual que el Templo Mayor, desencadenan grietas, en algunos casos profundas que afectan estructuralmente edificios y espacios, basta recordar que el año pasado surgieron supuestamente de la nada huecos en el suelo de profundidades inusuales, y que se anunciaron como producto de fugas de agua y en otros y que no se difunden con la seriedad que lo amerita, si refieren a la extracción del agua.

“Basta con aplicar una carga importante sobre el suelo para que aparezcan, sin ser necesariamente graves; las más críticas tienen que ver con el hundimiento de la urbe o de alguna zona afectada por el bombeo de agua de pozos profundos”, dijo en su momento Gabriel Auvinet Guichard, investigador del Instituto de Ingeniería de la Máxima Casa de Estudios.

Sin embargo a pesar de datos y comentarios como los anteriores se ve en nuestro horizonte un carpetazo a lo sucedido y comenzar de cero (cómo si eso fuera posible) ante la naturaleza del terreno, como lo es el de la ciudad de México.

“Aguirre Díaz indicó que se han reunido con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y con el Instituto de Geología de la UNAM para cuantificar el potencial real y de manera sustentable para 100 años, sin embargo aclaró que eso no significa que sea suficiente para abastecer a la ciudad durante ese lapso de tiempo.”

Es por ello que el acudir a las arcas históricas personales, me trae a la memoria la conclusión más obvia (al menos para mí) cuya inversión si es mayor a la cuantificada por la Conagua, pero es así bien dicho, una inversión, que dejará grandes beneficios en un futuro, pero como aquí esa palabra es peyorativa para los que están a cargo, optan por sacar en lugar de meter a la bolsa del pueblo, si se captara toda el agua de lluvia que cada año rebosa las calles y es desperdiciada, y mediante el uso de las tecnologías que estudiantes de diversas escuelas han propuesto para purificar ésta, nos evitaríamos hundimientos, grietas, anexarle peldaños al monumento de la independencia, caos vial etc.

“La captación de agua de lluvia en los techos de loza de las casas en Tlalpan, que será purificada para consumo humano, se hará posible en un lapso no mayor a un año, pues la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) trabaja en la elaboración de un proyecto piloto que se aplicará en las zonas donde hay más escasez de este líquido.

Así lo informó Higinio Chávez García, jefe delegacional de Tlalpan, al reunirse con habitantes de los pueblos de San Miguel Topilejo, San Miguel Ajusco, San Miguel Xicalco y San Andrés Totoltepec, a quienes explicó que la captación de agua de lluvia es un sistema ancestral que ha sido practicado en diferentes épocas y culturas.

Mencionó que la Dirección General de Ecología, de la delegación Tlalpan, está trabajando en un proyecto interinstitucional con la UNAM para el diseño de un proyecto que permitirá convertir todas las viviendas con techo de loza, en captadores de agua pluvial.” 

captacion con sello

                                CAPTACIÓN ANUAL : 10,000 m3 CAPTACIÓN EN 26 AÑOS: 260,000 m3. Son las cantidades que serían posibles si se captara en lugar de extraer. Imagen de: Presentación de la ponencia ” TEMPLO MAYOR VULNERABILIDAD: SUBSUELO Y BLIOCLIMA”. 27/08/2009 Sede ENCRyM.

Pues bien aquí dejo a su consideración y lectura el presente texto que lleno de evidencias físicas, si así lo quieren, ya que sólo basta acudir al centro y hacer un recorrido a conciencia y ver lo que podría ocurrirle a donde actualmente vives, si tal “propuesta” se lleva a cabo.

  1. Extracto de la ponencia.

Nota: toda la información aquí proporcionada esta protegida por HEART of EARTH, para uso de ella nos sreservamos el derecho de autorización.

Datos del autor:

tarjeta Arq yolanda

Anuncios