¿Cuántos son los pasos que das para llegar a tu fuente de agua potable más cercana? 

10, ya muy lejos 15 y eso aveces provoca flojera no?, pero cómo me voy a levantar de mi mullido sillón y dejar de ver mi programa para ir a beber agua, que se aguante mi cuerpo hasta los comerciales…les suena?

Pues bien hoy les contaré acerca de una historia que ya tiene sus ayeres y que no por pasada debe dejarse en el olvido, pues es el ejemplo tangible que no hay impedimentos para ayudar cuando la determinación es más grande que la postergación tan conocida por nosotros y que aún hoy continúa dando frutos!

Cuando llegó a oídos de un pequeño niño  de 6 años que había personas y sobre todo niños que al otro lado del mundo morían por beber agua de su fuente cercana y para evitar tal desenlace acompañados de sus mamas debían caminar más de 3 km diarios para obtener el vital líquido, le provocó una enorme impresión y contó los pasos a su fuente cercana de agua y vio que eran ¡sólo 10!, cómo era posible que el lo tenía todo y había quien no poseía tal detalle que damos por hecho. Su profesora Nancy prest tras proponer a la clase un importante proyecto para ayuda humanitaria mencionó que la muerte de miles de niños podría ser evitada con tan sólo 70 dólares, hecho que terminó por hacer más fuerte la molestia de RYAN HRELJAC (nombre que coloco en mayúsculas pues así de grande y literalmente debe gritarse su nombre y su proesa), cómo era posible que con tan poco dinero se pueda y los adultos no hagan nada al respecto!!

Con la semilla puesta en un lugar fértil se dirigió a sus padres y externo su indignación reclamo de cómo si se sabía todo esto no se hiciera nada!

RYAN un niño de origen canadiense, que poseía casi todo en la vida optó por girar su historia y compartir lo que él tenía, su determinación. Se propuso reunir los 70 dólares que eran necesarios para que se instalara un pozo de agua y que los niños en África ya no murieran, sus padres le apoyaron en todo pues nunca lo habían observado tan entusiasta pues era por lo general de un aspecto callado y meditativo. Su trabajo consistió en podar el pasto de los jardines y así consiguió el dinero, pronto lo llevó a una institución que se encargaba de construir los pozos, pero la realidad le hizo frente y le dijeron que 70 dólares no solventan la construcción, a cualquiera esto lo hubiera sumido en la decepción pero no a RYAN, su lucha continúo y a sus 12 años fundó una institución con la que hasta la fecha está no sólo llevando agua, sino SALVANDO VIDAS!!

Aquí les dejo su historia en vídeos los cuales espero les den el tiempo que merecen de ver y se pregunten ¿qué han hecho hoy por alguien?.

Sin duda alguna los niños jamás dejarán de sorprenderme, jamás darán por hecho las cosas y continuarán aleccionando a nosotros los adultos que nos complicamos por vanalidades , ¿no creen?

RYAN HRELJAC

La semilla está puesta.

Nuestra inspiración.

El proyecto y el logro.

Presione aquí:

La fundación

Los frutos del trabajo.

Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos.  

Antoine de Saint-Exupéry

Datos del autor:

tarjeta Arq yolanda

Anuncios