UDUAL Press

La leche materna estimula el correcto funcionamiento del intestino del bebé, contribuye a regular la temperatura corporal, además de que favorece ciclos de sueño más prolongados, lo que activa la hormona del crecimiento, dijo el especialista Eduardo Rodríguez Hernández.

Además, la lactancia materna es considerada como la primera vacuna que la madre ofrece a su hijo recién nacido, al ser la más rica en anticuerpos, es superior a cualquier clase de leche en polvo, destacó.

El también coordinador delegacional de Salud Reproductiva en la jefatura de Prestaciones Médicas del IMSS en Coahuila aclaró que todas las madres tienen la capacidad y posibilidad de amamantar y brindar ese beneficio a sus hijos.

“Al ser alimentado con pecho, el niño ingiere prostaglandinas, que son las hormonas que estimulan el correcto funcionamiento del intestino y coadyuvan en la regulación de la temperatura corporal, entre otras funciones”, ejemplificó.

Abundó: “así como la caseomorfina, que…

Ver la entrada original 203 palabras más

Anuncios