UDUAL Press

Sin título

El gobierno de Zimbabwe señaló ayer que un grupo de cazadores furtivos mató a 81 elefantes, un número no precisado de búfalos y de cudús a través de envenenamiento en el mayor parque nacional del país.

Seis sospechosos fueron arrestados hace dos semanas, pero la escala del envenenamiento con cianuro se ha ampliado y se han encontrado más restos de elefantes en el Parque Nacional Hwange.

Las autoridades advirtieron de los enormes efectos que esto tiene, ya que depredadores primarios como los leones y los buitres, entre otros, que se alimentan de los restos contaminados de elefantes, también se envenenaron.

La policía reveló que la organización criminal, encabezada por un empresario sudafricano, preparó una combinación de cianuro, sal y agua y virtió la mezcla en alrededor de 35 abrevaderos frecuentados por elefantes.

El recién nombrado ministro de Medio Ambiente, Agua y Clima de Zimbabwe, Savior Kasukuwere, declaró una guerra contra…

Ver la entrada original 120 palabras más

Anuncios