Aun recuerdo a un profesor de arquitectura decirme, al hablar de que yo soy originario de Acapulco:

“Es que el gran problema de Acapulco, es que se volvió una extensión en todos los aspectos de la Ciudad de México, imitando su contaminación, el trafico, y hasta el nombre de sus calles; prefiero visitar un lugar como Huatulco o Puerto Escondido en Oaxaca, que son mucho más tranquilos, mas intactos, turísticos y conservados…”

Es sensato argumentar, que es una opinión, si bien con sustento, con un enfoque meramente turístico; Acapulco ha tratado de mantener dos rostros, el rostro turístico y el rostro urbano, y son varios los factores que no han permitido una sana integración de ambas partes, resultando en un Acapulco multifacético, con rostros ignorados y que mantienen un crecimiento sin control.

La Migración: A pesar de no ser la capital del estado de Guerrero, Acapulco por mucho tiempo se ha mantenido como la urbe más desarrollada y de mayor crecimiento, no solo del estado, sino de la costa del pacifico sur mexicano; este factor la vuelve un polo atractivo para diversos sectores de las poblaciones rurales dentro de este contexto territorial, que están en busca de una oportunidad laboral o de crecimiento. Además, su clima le ha hecho una opción muy solicitada por turistas extranjeros, que tras su retiro laboral en sus lugares de origen, adoptan al puerto como su segundo lugar de residencia y pasan gran parte del año en el.

un poquito de acapulco

Imagen: Acapulco desde su puerto marítimo internacional 

Los asentamientos irregulares: La migración de la población hacia el puerto, ha traído consigo el crecimiento en miles de los asentamientos irregulares, este crecimiento desmedido que se sale de las capacidades de las autoridades correspondientes para el ordenamiento urbano en el puerto ha resultado en la fundación de nuevas colonias y la consolidación de muchas; estos asentamientos, sumados a la accidentada topografía del puerto, han resultado en el mal trazo de calles donde abundan curvas cerradas, pendientes superiores al 30%, tramos angostos (de carril y medio) falta de banquetas y nulo espacio para la construcción de ellas, y a esto se le debe sumar que la demanda de los servicios básicos por la población, ha derivado en una infraestructura de servicios insuficiente, costosa en su construcción y mantenimiento y además altamente falible.

colonia emergente en acapulco

Una de las colonias emergentes en Acapulco, aun con carencias de servicio e higiene

Transporte Público: Acapulco es una ciudad que empezó a crecer sólidamente a partir de los 50’s con la inauguración de la Av. Costera Miguel Alemán, en ese entonces esta avenida era vanguardista para los vehículos y el tránsito de los años 50’s; gran parte del puerto creció con esa traza y regulaciones, en especial, en el énfasis del tránsito, si a esto le sumamos que la topografía del puerto y los inmuebles que se levantan a todo lo largo de las calles del puerto, tenemos un ciudad que está obligada a avanzar en el tiempo, manteniendo intactas sus calles pensadas para los años 50´s.

av costera

Fotografía de la Av. Costera Miguel Alemán recién inaugurada en 1950

Lo que es increíble es que los gobiernos hayan permitido la proliferación de camiones de casi 12 metros de largo, uno tras otro estorbándose entre ellos (y a los vehículos particulares) para ganarse el pasaje dentro de la misma ruta; cabe mencionar que en este aspecto, se están realizando las obras necesarias para un sistema de transporte público similar al Metrobus de la Ciudad de México.

transporte en acapulco

Saturación vehicular de una de las calles del municipio, solo por las unidades de transporte público. 

Las zonas turísticas: A pesar de que el puerto urbanísticamente se divide en 234 localidades, estadísticamente siempre se hablara de 3 zonas turísticas: La náutica o tradicional, dorada y diamante; Cada una correspondiendo a una época bien definida de crecimiento, que inicia con la necesidad de renovar e innovar el rostro del puerto y concluye con la suma de pequeños fracasos que al parecer para quienes impulsan el desarrollo del puerto, no ha valido la pena rescatar.

El crimen organizado: Quizá nada ha hecho más daño a Acapulco, como esta era de narcoviolencia, una época sangrienta que inicio con un súbito parte aguas en el Acapulco urbano, afectando mas los estratos sociales que el rostro arquitectónico, aunque hay rastros inequívocos de un latente reclamo de mayor seguridad a través de la arquitectura del puerto; bardas que no estaban, bardas que duplicaron su altura, rejas en puertas y ventanas, cortinas metálicas, y cortinas de tela que definitivamente enclaustran gran parte de la vida del ciudadano acapulqueño dentro de su casa, tratando de esconderlo de las calles. Tristemente este aspecto, está lejos de llegar a un buen fin, de pasarnos una factura final y sigue modificando repentina y violentamente a personas y familias enteras.

Esfuerzos mínimos, apostando espacios.

A lo largo del tiempo, estos factores, han llevado a Acapulco a experimentar varios esfuerzos El primero que me viene a la mente es El Maxitunel, que fue pensado como una manera más rápida y eficiente para conectar la entrada de vehículos provenientes de la Ciudad de México, Cuernavaca y Chilpancingo; la obra termino con uno de sus túneles sin concluir por lo que la circulación se da en ambos sentidos dentro de un solo túnel, además es innegable que esta obra se volvió una extensión de la autopista del sol.

maxitunes en el lado de la bahía

Acceso a Maxitunel en el lado de la bahía.

El fin del paso a desnivel papagayo, este libramiento subterráneo que se ubicaba frente al parque papagayo, permitía el desarrollo de un tianguis de artesanías, locales, comercios y áreas de sombra entre el parque y la playa; el día que el huracán Paulina golpeo al puerto varias corrientes de agua y lodo lo inundaron arrastrando a su interior vehículos y piedras, para habilitar ese tramo de la costera tras el huracán, el túnel desapareció definitivamente pasando la vía por el área superior, de comercios; las leyendas urbanas dicen que varios cuerpos no fueron rescatados de él y permanecen ahí enterrados.

Video “paso a desnivel” tomado 15 días después del huracán Paulina 

 

La vía rápida, en la avenida que conecta a Acapulco con Coyuca de Benítez y Pie de la Cuesta, se construyo en varias etapas un libramiento elevado, segundo piso, esto con el fin de evitar que varios vehículos se vieran entorpecidos en los cruces en la zona urbana del puerto, sin embargo, la mayoría de las zonas estratégicas del libramiento se cruzan con la zona urbana, y este consumió de tal manera la superficie total de la avenida que redujo en mucho la circulación en los carriles laterales.

Paso elevado Cuauhtémoc bicentenario, con las mismas intenciones de la vía rápida, este libramiento fue pensado para no entorpecer la circulación de quienes avanzan en Av. Cuauhtémoc hacia el acceso del Maxitunel, sin embargo, a menor escala fracasa en los mismos aspectos que el anterior, además su inicio y fin llevan a entorpecer la circulación elevada pues las rampas de acceso rematan con los semáforos de la avenida, sumando que la pendiente de estas rampas no es adecuada pues no permite una visibilidad franca en la transición de la superficie plana a la inclinada; con las primeras lluvias tras su inauguración demostró que sus desagües pluviales eran insuficientes, provocando que se inundara la charola superior antes de desbordarse por las laterales del libramiento como si se tratase de cascadas, las rampas también ayudaron a disminuir el nivel del agua permitiéndola correr por ellas en contra del flujo vehicular; y no conforme con estos detalles, el mismo año de su inauguración la delincuencia organizada vio la oportunidad de demostrar su “fineza” usándolo para colgar a varias de sus víctimas de él.

Video “Tarde de 20 Junio 2011 paso elevado bicentenario”

Llego el día en que para renovar Acapulco no queda más que hacer bien las cosas.

Hoy, Acapulco está en boca de todos, el paso de la tormenta tropical Manuel ha de nuevo desbaratado varios sectores urbanos del puerto, pero ¿Realmente nos podemos dar el lujo de sorprendernos?

Video “Paulina, a 15 años del desastre en Acapulco”

 

¿No era predecible que algo así ocurriría si sumábamos todos estos factores?

El terreno entre la playa de la zona diamante y las lagunas, siempre, siempre se ha inundado en varios tramos con lluvias severas, entonces si permitíamos que las nuevas construcciones disminuyan tanto el terreno permeable de la zona, no era sensato implementar una infraestructura hidráulica para sustituir ese factor, no era prudente exigir un porcentaje de área verde o permeable por vivienda o área construida ¿no era predecible que el agua iba a recorrer todas las calles y meterse en las casas si era necesario hasta que encontrara, una salida suficiente? Y que al no encontrarlos suficientes, su única vía de escape seria ir lentamente hacia el mar y laguna que estarían por mucho tiempo sobre su nivel de agua habitual.

¿No era mucho pedir esto, a un Acapulco lujoso y moderno que no tiene creciendo exponencialmente más de 10 años?

Las autoridades inocente o negligentemente apostaron a que no nos volvería a llover como nos llovió con Paulina, y este año paso, y aquí están las consecuencias de un Acapulco Diamante que creció sin conciencia, sin planeación… que además hoy está comprometido a arreglarse cueste lo que cueste por las miles de casas que le pertenecen a familias enteras que confiaron en el eslogan “Es Acapulco, pero más lujoso”, sin contar las familias más desprotegidas que se asentaron alrededor de esa falsa seguridad que se levanto como un comercial para vender terrenos, que duro años y beneficio a unos cuantos.

Hoy sin hacer a un lado la suma de emergencias que existen en todo el país, se debe exigir que se hagan bien las cosas de una vez, no se puede permitir que se sigan pasando las facturas a la población, que es la que pierde bienes materiales, la que coopera humanitariamente a quienes están en desgracia y quien además contribuye con sus impuestos para el mejoramiento de las zonas urbanas de todo el país.

Para concluir, debo usar la última parte del comentario que en ese entonces uso aquel maestro, y que al menos en mi ha hecho que lo conserve casi intacto por más de 7 años.

“… Y es una pena, porque si algo hay de maravilloso en Acapulco, es que cuando vas manejando hacia allá, sabes que vas hacia allá, ese lugar está enmarcado por todas las montañas, y cuando llegas y estas en la bahía, sabes que Acapulco no podría estar en ningún otro lugar.”

Datos del Autor:

Carpeta en linea 
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)

tarjeta Arq. Esteban

Anuncios