¿Qué difícil es hacer el ejercicio de ponernos en el lugar de una persona con alguna discapacidad?

Parece una idea tan ajena a nosotros, esa de depender de una asistencia o apoyo técnico para desempeñar nuestra vida diaria y de requerir de elementos que nos permitan utilizar plenamente nuestro apoyo técnico.
¡Que una persona requiera de una silla de ruedas para poder desplazarse y de accesibilidad para poder usarla parece un asunto tan propio solo de esa persona!

autoImagen cotidiana de una persona que ya no puede abandonar su silla de ruedas de 7.5 metros cuadrados de superficie. 

Y sin embargo, creo que la dificultad radica en nuestra incapacidad de ejemplificar las diversas situaciones humanas en nuestra vida diaria:
Analicemos dos conceptos que se relacionan con el concepto de discapacidad, tratemos de despejar la palabra discapacidad para poder aterrizarlos a la vida diaria.
Primero:

Barreras:
Factores en el entorno de una persona que, en su ausencia o presencia, limitan la funcionalidad y originan –discapacidad-. Se incluyen: entornos físicos inaccesibles, falta de una adecuada asistencia tecnológica y actitudes negativas -hacia la discapacidad-.

Las grandes distancias en la ciudad son el principal factor para que el hombre y mujer contemporáneo, dependan tanto del automóvil, que tengamos que recorrer toda una ciudad para llegar a nuestro lugar de trabajo, es una barrera en nuestra vida diaria y nos genera una dependencia hacia el automóvil; y sin embargo esta dependencia ha llegado a tal grado que algunas personas utilizan ya el automóvil hasta para recorrer distancias menores de 1km.
Así mismo, el uso tan individualizado del automóvil genera otras barreras como el tráfico desmedido (y sus consecuencias como la contaminación), que nos limita en tiempo y además complica el desplazamiento de las personas que utilizan otros medios para desplazarse de un lugar a otro.
Y un terrible efecto secundario a la absoluta popularidad del automóvil como medio de transporte predilecto, son las unidades habitacionales satélites, los suburbios contemporáneos ya no se planean en la periferia de las ciudades, sino a kilómetros de ellas, dando pie a la desmedida extensión de las manchas urbana, eliminando la escala humana de las ciudades al justificar mas el uso del automóvil como único medio para tener un desplazamiento “humano” en las ciudades modernas.
Ahora veamos:

Apoyos técnicos:

Dispositivos tecnológicos y materiales que permiten habilitar, rehabilitar o compensar una o más limitaciones funcionales, motrices, sensoriales o intelectuales de las personas -con discapacidad-.

Ciertamente el automóvil es un apoyo técnico, es necesario para que la vida de muchas personas se lleve con normalidad, tan solo despejémoslo de la vida de una persona que debe recorrer de 7 a 10 kilómetros diariamente para llegar a su lugar de trabajo; quizá por el transporte público su vida no se volverá imposible, pero si aumentara de complejidad y perderá mucha comodidad y eficiencia, y aun así, seguirá dependiendo de un vehículo para recorrer diariamente esa distancia.
Pero ¿Por qué es útil este ejemplo de análogos?
Porque a través de él, podemos entender algunos elementos de la accesibilidad que nos es difícil visualizar si no somos usuario de silla de ruedas, por ejemplo.
1.- Adaptación del lugar para lograr accesibilidad:


Para poder usar el automóvil, requerimos que la ciudad se adapte a las necesidades del vehículo, no podemos imaginar desplazarnos en un automóvil si nuestra ciudad careciera de calles y avenidas; y a donde queramos llegar en automóvil tendrá que llegar una carretera o camino y si es necesario la ciudad tendrá que adaptarse físicamente para que podamos gozar de esta necesidad
Así mismo pasa con la accesibilidad, una persona con discapacidad necesita que los espacios se adapten, a diferentes escalas (urbanas, arquitectónicas y de objetos) para que pueda gozar de su necesidad y derecho a desplazarse.
2.- Ruta accesible:
Regresemos a las calles, avenidas y carreteras; un automóvil necesita de un ideal en cuanto a dimensiones, materiales, pendientes, radios de giros, carriles, señalizaciones, calidad de la superficie, etc, etc, etc; para poder desplazarse de manera cómoda, eficiente y sobre todo segura.
Así mismo una ruta accesible, engloba todos los requerimientos técnicos que requiere un pasillo, acera o sendero urbano o en áreas verdes para que toda persona, sin importar sus
cualidades y características individuales, tenga un acceso/egreso y desplazamiento continuo, cómodo, eficiente y sobre todo seguro.
3.- Continuidad:
Imaginemos que estamos buscando lugar en un estacionamiento, y queremos pasar del sótano 1 al sótano 2, pero a alguien se le olvido colocar una rampa vehicular o un elevador para ello; eso es toparse con la falta de continuidad, no contar con los elementos que permiten vincular nuestros espacios.
Así mismo una persona con discapacidad, requiere de rampas adecuadas, pasamanos, elevadores accesibles; es algo muy difícil de entender si nosotros no los necesitamos, pero hay personas para quienes la falta de ellos es el final del mundo a recorrer.
4.- La necesidad de un lugar:
Un día de paseo en domingo, llegas a tu destino con ganas de ir por un café y pasar una tarde agradable con tus seres queridos, pero recorres todos los estacionamientos, todas las calles y no encuentras un lugar para dejar tu vehículo, llegas a un punto en que debes que elegir, volver a revisar todas los mismos estacionamientos, todas las mismas calles si ya hay un lugar disponible (y esperar que no te lo ganen) o elegir retirarte pues no hay lugar para tu coche.
Así mismo es la necesidad de una persona con discapacidad de que un lugar cuente con accesibilidad, que un lugar tenga espacio para ellos; pero ellos no tienen opción, si no se les brinda un lugar no hay alternativa, hay que retirarse.
:::
Ciertamente este es solo un ejercicio, pues el automóvil ha ido mas allá de ser un apoyo técnico, queremos llevar más allá la idea de que el automóvil sirve para acercarnos a los lugares; ahora tenemos el deseo de que se nos acerque la comodidad a él; y las marcas responden a ello.

mercedes benz

Publicidad de Active Comfort de Mercedes-Benz 

Por último, analicemos un tercer concepto:

Discapacidad:

“Concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas y las barreras debidas a la actitud y al entorno; que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás”.


Video Bonus, una corta animación en donde se le atribuyen nuestra humanidad y nuestros defectos al automóvil.
Susie the car 

Datos del autor

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban