Como ya les había comentado mi embarazo no comenzó de la manera más sana, un hematoma amenazaba la vida de mi “celulita”, y en ese momento comenzaban las clases de mi diplomado, así que mi única salida al exterior era  tomar mis clases y de ahí en fuera era de la cama al sillón, sin hacer ningún tipo de esfuerzo, siguiendo todo tipo de consejos desde el de la abuela de: “ baja las escaleras de espaldas” hasta el de los médicos, como se podrán dar cuenta mi vida era muy aburrida, nada de lo que había planeado vivir en mi embarazo, yoga para embarazadas, natación, salir a presumir mi pancita por todos lados, en fin muchas cosas.

Yo iba a clases de 5 a 9 pm, un 12 de abril, regresaba de mis clases, llegue a sentarme a la sala por que estaba algo cansada, mi mamá comenzó a hacer la cena, y yo terminé recostada en el sillón viendo la tv; y de repente sentí un ligero cosquilleo en mi pancita, tenia en ese momento 3 meses de embarazo, me quede quieta esperando sentir de nuevo ese movimiento, no sabia si había sido mi bebé o alguna otra función de algún órgano en mi cuerpo, puse atención y si así es volví a sentir como una pequeña caricia que iba de lado a lado muy suavecito, le hable y le dije que ya podía sentirlo, que le agradecía este cariñito que me estaba regalando, que su mami lo amaba por sobre todas las cosas y que iba a luchar e iba a hacer hasta lo imposible para estar juntos mucho tiempo; y puede que algunos no me creerán, pero asi como si mi nene me respondiera sentí de nuevo su caricia, yo lo sentí como si estuviera diciéndome que también lucharía y que lo lograríamos juntos (jajajaja si ya se que suena a locura pero asi lo percibí), y fue inevitable soltar unas lagrimas de felicidad.

Obviamente le grite a mi mama y a mi hermano que vinieran a sentirlo, no se si inventaron o también pudieron percibirlo era algo muy delicado, pero me dijeron que lo pudieron sentir.

 

movimientos-del-feto

imagen 

 

Al otro dia, me tocaba cita con el médico, le platique lo sucedido y me dijo que no que era imposible que era muy pequeñito y que aun no era tiempo de sentirlo, me dijo que pudo haber sido gas acumulado en mi cuerpo o alguna otra cosa.

Se que lo que dijo el médico es muy lógico y esa caricia no fue mi nene; pero les puedo asegurar que el no pudo sentir lo que yo, y lo que yo pude percibir fue a mi hijo dándome una caricia de aliento para que lucháramos juntos, para que no me diera por vencida, que me estaba avisando que el no se iba a rendir asi que yo menos. Y esa fue la primer gran lección de muchas que mi hijo me dio. TE AMO!

Científicamente los médicos nos dicen que las mujeres embarazadas pueden sentir a sus bebés  aproximadamente en el 5to mes de embarazo como madre primeriza y las que no lo son pueden sentirlo un poco antes, sin embargo esto es de cada mujer, de su sensibilidad, y lo pude comprobar, yo siendo una mujer que defiende los hechos científicos con capa y espada, esta vez  puedo decir con experiencia vivida, que esto no es una regla estricta, así que chicas muy atentas a los movimientos de sus bebés, conozcan sus cuerpos para poder así identificar de mejor manera los primeros movimientos de sus nenes.

 

Datos del autor:

tarjeta Marevna Briseida