Dentro de toda esta hermosa aventura no les he platicado de un personaje sumamente importante en mi vida y que es el hermano mayor de mi celulita, el se llama Memo, y es un perrito que llego a mi vida por casualidades del destino.

Memo era el bebé de la casa, yo lo cargaba, lo paseaba, en una sola palabra lo consentía; al enterarme de mi embarazo inmediatamente el paso de mi bebé a mi mascota, para el fue una situación muy difícil por que ya no lo podía cargar como antes, los paseos cada vez eran menos frecuentes y mas cortos por que no podía sacarlo por mi salud, etc.

Por lo que durante mi embarazo Memo estuvo conmigo a todos lados a donde me dirigiera, yo me sentaba en la sala y el se sentaba en mis pies, olía mi panza, le hacia cariños, y esto era diario. El ladraba y hacia cualquier clase de ruidos y celulita lo reconocía. Cuando se acercaba el momento del parto Memo no se separaba de mi hasta al baño me llevaba. Le mostrábamos la ropa del bebé y el la olía y quería jugar con ella. He de confesar que quizá el se sentía un poco celoso por que la atención ya no era para el al 100%.

Hasta que nació celulita y por el momento Memo estuvo algo alejado de nosotros por motivos de higiene, ya que me hicieron una cesárea así que había que cuidarse en exceso.

Ha pasado el tiempo y Memo y celulita ahora ya comienzan a captar la presencia del otro; Memo lo olfatea y mi bebé lo observa y lo toca, aunque a veces mi hijo es un poco rudo con mi hijo canino y lo jala del pelo jajaja pero comienza a haber una comunicación entre ellos.

Es muy común que cuando las mujeres se embarazan y tienen mascotas en casa se deshagan de ellas ya que existe el mito que serán dañinos para el bebé y déjenme les digo que es todo lo contario se ha demostrado que un niño que convive con animales aprende a ser responsable de otro ser vivo lo cual les da múltiples beneficios en su entorno social, hablando en especifico de los perros se crean vínculos muy fuertes, llegando a que nuestros hijos obtengan una lección de vida tan importante como el valorar la vida de otro ser vivo, respetarla y como tal amarla. Un perro se comportara como lo eduques, si recibe maltratos dará agresión, los perros están dotados para convivir con una manada y los humanos somos su manada así que cuando un nuevo bebe llegue a casa permítele familiarizarse con todo lo que tenga que ver con el ser que viene en camino, deja que olfateé la pancita tenlo cerca de ti, una vez que nazca el bebe velos presentando poco a poco de manera que el perro identifique que ha llegado alguien nuevo que es frágil y que hay que proteger.

En cuanto a los gatos, es un mito que para las embarazadas sean peligrosos. La toxoplasmosis que según los relatos urbanos es la enfermedad que contagian a las embarazas, solamente se puede transmitir vía las heces de los felinos que estén mucho tiempo en al calle, así que lo único que podrías checar es que tu no tengas contacto con las heces de tu felino y ya.

Recuerden que las mascotas son parte de nuestras familias, así que hay que incluirlos en esta etapa tan importante que es la llegada de un bebé.

 

Marevna y memo

Memo, celulita y yo

P.D. ADOPTA NO COMPRES, HAY MUCHOS PERRITOS Y GATITOS DE LA CALLE QUE ESTAN ESPERANDO UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD DE AMAR CON TODA LA INTENSIDAD A ALGUN AFORTUNADO HUMANO.

 

Datos del autor:

tarjeta Marevna Briseida