Video: La importancia de las apariencias.

 

 

Nuevamente, la indiferencia.
¿Es realmente capaz de invisibilizar a una persona y hasta a un grupo de personas, que como todas están protegidas por los derechos humanos generales más los particulares de los grupos más vulnerables?
¿Cuáles son los límites de la indiferencia humana, política y social?

El día 15 de julio del 2014, en la ciudad de Zamora Michoacán, se denuncio la situación en la que vivían seis bebes, 278 niños, 174 niñas y 128 mayores de edad dentro de la casa hogar, La gran familia.

 

Una de las primeras imágenes mostradas del interior de la casa hogar “La gran familia” Fuente

Una de las primeras imágenes mostradas del interior de la casa hogar “La gran familia” Fuente

Las denuncias van desde explotación laboral, torturas como respuesta a no seguir las reglas dentro del inmueble; métodos que incluían encierros prolongados y restricción de alimentos; y hasta el abuso sexual, es necesario mencionarlo, según los testimonios en ocasiones se les exigía a los niños y niñas dar sexo oral a cambio de la comida del día.
El anuncio se hizo con la producción mediática a la que este sexenio nos está acostumbrando, que además coincide con dos hechos que generan polémica en el país: La discusión de las leyes secundarias de la reforma energética y el caso del niño José Alberto Tehuatlie Tamayo, que resulto herido por una bala de goma en el estado de puebla, bala que le ocasiono una larga convalecencia y lo llevo a la muerte el pasado 20 de julio, y lo más nefasto de este caso es lo cerca que esta de la legalidad tras la controversial “Ley bala” que permite esta barbarie para darle mayor vigor a la fuerza policiaca en sus operativos en el estado de puebla.

Ante ese contexto, la reacción general de la población mexicana ante la elaborada producción de la nota sobre la casa hogar, es que se trata de un distractor mediático.
Pero como leí en un tuit, aunque no recuerdo al tuitero o tuitera y por ello me disculpo: “…Si es así, quieren tapar un bache con otro bache”
Al día de hoy, políticos, figuras públicas han saltado a defender con declaraciones controversiales lo indefendible, tratan de contradecir lo que está a la vista, pero este asunto apenas y se está manejando “por encimita”; una cacería superficial que evade la pregunta más obvia ¿Dónde está y estuvo el DIF todos estos años?
(El DIF -Desarrollo Integral de la Familia- para quienes leen fuera de México es la institución encargada por velar lo referente a la integración familiar y por supuesto las vulnerabilidades en nuestra sociedad que la desintegra, y debe elaborar toda un serie de estrategias que incluyen administrar y estar de cerca de los albergues y casas hogares que, El DIF es un organismo que está obligado a actuar conforme a Derechos humanos por la constitución mexicana)

Hace unos meses el Relator especial para la tortura de Naciones Unidas Juan Méndez realizó una visita de trabajo en el país, tras la cual denuncio en la conferencia del cierre, los delicados casos de tortura por las autoridades mexicana en sus métodos de aprensión, aunque su agenda anunciaba además la visita a cárceles y psiquiátricos; la pregunta es ¿Por dónde pasearon las autoridades correspondientes al Relator que la denuncia solo quedo en lo que ya todos sabemos? Habrá que esperar el informe escrito para indagar mas sobre que vio el Relator en México y porque la situación de cientos de personas en psiquiátricos y similares no apareció alarmantemente en su discurso.

¿Pero porque habría de aparecer alarmantemente?
En 2010 Disability Rights International presentó un video denuncia sobre la situación de hospitales psiquiátricos, casas hogares y albergues en México; el video muestra poco en tiempo, pero es suficiente para alarmar, es una denuncia internacional de dominio público, circula incluso en youtube; Y ¿Por qué no se prendieron los focos rojos en México en el año 2010?

Video, México reprobado en salud mental:

 Personalmente, este video lo vi en una mesa de trabajo a favor de los grupos vulnerables dentro de SEGOB a finales del año 2012, sirvió para inaugurar al sub grupo de trabajo en salud mental, que tenía como prioridad dignificar los espacios donde se brindaba atención a las personas con vulnerabilidades que estaban centradas en la salud mental pero que terminaría por abarcar con sus conclusiones en beneficios a toda las situaciones de albergues y casas hogares en el país; esto fue en el año 2012, el cambio de sexenio, y hoy es prudente preguntar ¿Qué continuidad se le dio a ello? cuando el procurador Murillo Karam declara en conferencia, “fuimos los primeros sorprendidos…”

¿Distracción? Primero, esto es un asunto de derechos humanos y una situación que ha tenido y tiene a organizaciones civiles y personas denunciando y trabajando por años, no es un “algo” que salió de la nada, pero si, como se ha ido manejando la nota demuestra nuevamente que en nuestro país se atiende estas problemáticas dando caridad, posando para la foto y elaborando discursos oportunos; cuando la obligación del gobierno es ser constante y garantizar derechos humanos a todos sus ciudadanos.
Hay nueve detenidos, pero y los funcionarios que no vieron esto evolucionar ¿Dónde están? ¿Por qué no alarmaron oportunamente ante la primera muestra de un creciente problema dentro de esta casa hogar?
¿Y las demás casas hogares, albergues y similares?
Porque pensemos la dimensión de lo que realmente significa para una infancia tener que dar sexo oral a cambio de un plato de comida, que se presume estaba frecuentemente podrida; y que esa sea la regla y si no la cumples vienen los castigos… solo para una infancia… En esta casa hogar se rescataron seis bebes, 278 niños, 174 niñas y 128 mayores de edad ¿Cuántos mas pasaron por ahí?

¿Cuántos lugares más en situación similar van a sorprender en otro momento oportuno a nuestras autoridades y políticos?
¿Distractor? Si, por como se ha manejado, pero que las autoridades alboroten un tema así para lograr beneficios políticos, habla mucho de nuestro gobierno en turno.
Pero más alarmante que es ese gran porcentaje de población que se conforma con invisibilizar a estos niños y su situación, por seguir un nefasto juego político de ser el espectador que acepta esto como “otro distractor más para no hablar de lo realmente importante en el país”; eso es lamentable en todos los sentidos.

 

Datos del autor:

Carpeta en linea

 

Pagina de Acohua “Todos entran” 

 

(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban