Archivos para las entradas con etiqueta: accesibilidad

El espacio es una continuidad; concebimos un principio para este a partir de la perspectiva de estar en nuestro punto de partida, es decir, nuestra posición o lugar actual.
Y aunque pareciera que el mundo empieza en donde estamos colocados, si nos desplazamos en una línea recta en cualquier dirección, eventualmente nos encontraríamos de nuevo en nuestro punto de partida, de eso se trata a grandes rasgos la continuidad del espacio.
Pero el espacio construido, las vivienda y edificios, poseen una -continuidad finita-; que nos permite un desplazamiento dentro de ella, y es a través de este desplazamiento que se nos revela el espacio y se vuelve útil para nosotros; es la continuidad aquello que da sentido a un espacio.
A su vez, esa –continuidad finita- de nuestros inmuebles se suman a una continuidad también finita pero más compleja; la de la ciudad, y de igual forma es esa continuidad finita a mayor escala la que permite el desplazamiento humano y que nos muestra la ciudad haciéndonosla útil, habitable y disfrutable.
Los esfuerzos de accesibilidad se han concentrado en la etimología obvia de la palabra; brindar acceso al espacio. Sin embargo, la naturaleza del espacio construido y el no construido (es decir, el contexto físico natural) nos demuestran que no es suficiente con solo entrar: Es necesario desplazarse en el espacio.
La creciente concientización sobre la necesidad de brindar accesibilidad arroja una ciudad con islas de espacios accesibles, desplazamientos finitos rodeados por un borde para la autonomía de muchas personas; Espacios aislados no conectados (aun) realmente con la ciudad, como el siguiente ejemplo:

 

Imagen: Un ejemplo cotidiano en nuestras ciudades de la falta de continuidad, es en los cruces de calles, en donde de un lado de la banqueta existe una rampa pero del otro lado de la calle, no existe otra rampa que coincida con ella para recibir a la persona que está cruzando la calle, es decir, no hay coherencia en la propuesta; es abrumador la cantidad de ejemplos similares a este. Imagen

Imagen: Un ejemplo cotidiano en nuestras ciudades de la falta de continuidad, es en los cruces de calles, en donde de un lado de la banqueta existe una rampa pero del otro lado de la calle, no existe otra rampa que coincida con ella para recibir a la persona que está cruzando la calle, es decir, no hay coherencia en la propuesta; es abrumador la cantidad de ejemplos similares a este. Imagen

Para las personas con discapacidad, la ciudad tiene en su interior muchos puntos en donde se termina el mundo. El siguiente ejemplo es propio de las estaciones de Metrobus en la Ciudad de México, que aunque tienen un lenguaje accesible a su interior, lo terminan abruptamente sin advertir, por ejemplo a las personas con discapacidad visual, acerca de que sucede fuera de un espacio.

Fin e inicio de estación de metrobus Balderas, se puede ver la línea de pavimento táctil guía, que termina abruptamente sin indicar un fin o un inicio. imagen

Fin e inicio de estación de metrobus Balderas, se puede ver la línea de pavimento táctil guía, que termina abruptamente sin indicar un fin o un inicio. imagen

 

Video Vine: “GDF llevas a las personas con discapacidad visual aquí, ¿Y después?” Muestra la misma estación pero, sin valerse de imagen.  https://vine.co/v/MF7x5BBYAgx

Entonces, siempre constante debe ser la tarea de concientizar acerca de dar continuidad a los esfuerzos de accesibilidad ya construidos –Vincular y si es necesario reparar las propuestas que no son útiles- e ir más allá del concepto de dar acceso, sino de dar un espacio continuo para todos, re nutriendo (de sí mismo) el concepto mismo de la escala arquitectónica del diseño universal.

 

Datos del autor:

 

Carpeta en linea

 

Pagina de Acohua “Todos entran” 

 

(accesibilidad arquitectonica)

 

tarjeta Arq. Esteban

 

Anuncios

Parece paradójico que un concepto que se concibe a partir de la buscar minimizar y erradicar las barreras físicas y virtuales, tenga que lidiar con muchas otras barreras antes, para poder validarse. El término accesible indica precisamente la necesidad histórica de brindar acceso a las personas con discapacidad a la ciudad, sus espacios públicos y privados; aunque con el paso del tiempo y la práctica, ha surgido la obviedad de que no basta con tan solo brindar “acceso” sino que así como el espacio es continuo, las personas con discapacidad como todas las personas requieren gozar de esa continuidad; es por ello que el concepto de diseño universal siempre parecerá más apropiado que solo accesible. Sin embargo, ambos conceptos en lugar de pelearse o sobreponerse el uno al otro, han sabido complementarse en la búsqueda del derecho que tienen las personas con discapacidad a hacer uso de su espacio. Las nociones de diseño universal y accesibilidad han denunciado las soluciones que no contemplan a todas las personas, y han demandado cambios; y como todos los cambios, estos han tenido una evolución y aprendizaje que han sido observados por gran parte de los actores
(diseñadores, constructores, académicos, etc.) de manera pasiva, ocasionando la formación de prejuicios casi inamovibles sobre el tema. Parecería razonable pensar y decir que el tiempo le ha dado la justa ventaja al diseño universal y a la accesibilidad, y si: los aciertos, avances, y esfuerzos; han fortalecido el concepto y hoy tenemos ciudades que demuestran que es ser casi 100% accesibles como Kioto o Ámsterdam.

Detalle de una estación en Kioto, Japón, se aprecia pavimento táctil guía y advertencia, un barandal apropiado, con una placa con indicaciones en contraste adecuado: kanjis, ingles, pictogramas, y braille. Fotografía del Arq. C. J. Walsh

Detalle de una estación en Kioto, Japón, se aprecia pavimento táctil guía y advertencia, un barandal apropiado, con una placa con indicaciones en contraste adecuado: kanjis, ingles, pictogramas, y braille. Fotografía del Arq. C. J. Walsh

 

Y sin embargo, también el tiempo ha dejado cicatrices en el tema, las malas prácticas y sus desaciertos, las malas inversiones y la publicidad política detrás de ella junto con sus trabajos excesivos que no resuelven la problemática, es a lo que se enfrenta realmente la accesibilidad y el diseño universal hoy en día; y cabe mencionar que es esto lo que fortalece la noción de los detractores del tema que lo revisan con las estadísticas que están a la vista.
Malas prácticas y sus desaciertos
Las malas prácticas son aquellas en donde no se entiende de fondo que se está haciendo y porque se está haciendo, por ejemplo en la siguiente fotografía se propone una rampa que a pesar de que tiene una pendiente adecuada, termina aproximadamente 10cms por encima del nivel de la calle, en un peralte, si se entendiera porque se necesita una rampa no se dejaría ni un centímetro entre el arranque de la rampa y el nivel de calle; este no es un ejemplo aislado, ocurre en varias esquinas de nuestras ciudades, y demeritan la popularidad de la necesidad de tener rampas en nuestras banquetas.

Rampa en esquina de Av. México con Calle Bruselas, Coyoacán, Ciudad de México. Fotografía Arq. Esteban Baez

Rampa en esquina de Av. México con Calle Bruselas, Coyoacán, Ciudad de México. Fotografía Arq. Esteban Baez

 

Otra mala práctica que provoca desaciertos, es la mala propuesta de cajones de estacionamiento de uso exclusivo, un cajón de uso exclusivo requiere de medidas especificas que permitan el desarrollo de un pasillo en donde se pueda circular y que una persona con discapacidad pueda transferirse del asiento de su automóvil a su silla de ruedas y viceversa, este pasillo debe estar directamente conectado a una rampa o a un nivel de circulación peatonal que lo lleve al local o lugar a donde la persona se dirige; si el cajón no cumple con estas características no es accesible. Cabe decir que la accesibilidad busca propuestas para todos, pero el caso de los cajones de estacionamientos es particular, si tiene un uso específico, tiene una logística de uso; es decir si se trata de un uso exclusivo.

Cajones de uso “exclusivo”, en donde no se respeta exclusividad, uno de los cajones está ocupado por un contenedor de basura (al fondo), se pueden apreciar señalamientos no fijos, los cajones no cuentan con las dimensiones recomendadas, ni se encuentran en la ubicación más adecuada en el inmueble de Av. Reforma, Cuauhtémoc, Ciudad de México (se mantiene el anonimato de la empresa pues se estaba realizando diagnostico de accesibilidad para mejorar sus condiciones de inclusión laboral. Fotografía Arq. Esteban Baez

Cajones de uso “exclusivo”, en donde no se respeta exclusividad, uno de los cajones está ocupado por un contenedor de basura (al fondo), se pueden apreciar señalamientos no fijos, los cajones no cuentan con las dimensiones recomendadas, ni se encuentran en la ubicación más adecuada en el inmueble de Av. Reforma, Cuauhtémoc, Ciudad de México (se mantiene el anonimato de la empresa pues se estaba realizando diagnostico de accesibilidad para mejorar sus condiciones de inclusión laboral. Fotografía Arq. Esteban Baez

Malas inversiones y publicidad política.
No hay quizá peor mancuerna que una mala inversión y su publicidad política, y cuando se involucra supuestamente a la accesibilidad, la única que pierde es la accesibilidad.
Todo comienza con un “Disculpe las molestias, estamos trabajos por ti”, sus discursos políticos, sobre beneficios para tratar de convencer de que los embotellamientos, las calles cerradas, el caminar apretados en los tramos permitidos, valdrán la pena.
Un caso hoy, es la Av. 16 de Septiembre en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

 

Parte de la publicidad política alrededor de la obra terminada, el corredor semipeatonal 16 de septiembre. imagen

Parte de la publicidad política alrededor de la obra terminada, el corredor semipeatonal 16 de septiembre. imagen

 

Sin embargo todo termina en un discurso y propaganda política, que no se vive tan bien como parece lucir, hoy la avenida 16 de septiembre, aunque es totalmente plana, está delimitada tan solo y tan solo visualmente, con esto parece condicionarse al peatón a no tener discapacidad visual, quizás de ahí viene el término “semipeatonal”; la cereza en el pastel son sus cruces con las calles Simón Bolívar e Isabel la Católica en donde se nota más lo lejos que esta el discurso político con lo que sucede en realidad.

Video 16 de Septiembre Semipeatonal

 

 

 

:::
Una de los argumentos preferidos de los detractores de los esfuerzos por una ciudad para todos, es decir una ciudad basada en los principios del diseño universal y la accesibilidad, es que los cambios que se buscan son excesivos en comparación a la población que se busca satisfacer, es decir, preguntan con seriedad, ¿Realmente cuantas personas con discapacidad hay en México y en el mundo para pensar que esta inversión vale la pena?
No es exagerado pensar que para muchos de ellos los cambios que busca la accesibilidad es una especie de invasión a la ciudad, a la manera de proponer los espacios, y a la forma de ejercer la profesión del diseño, la arquitectura y la construcción. Y son en gran medida las malas propuestas de accesibilidad las que fortalecen estos argumentos, pues a pesar de que nuestras ciudades ya cuentan con “rampas”, cientos de cajones “exclusivos”, baños “adaptados” (que no mencionamos aquí esta vez), corredores peatonales pensados “para” las personas con discapacidad, dicen: “no se ven personas con discapacidad que los usen”; y ciertamente, no los usan, porque no son funcionales.
En la medida en que se propaguen las buenas propuestas de accesibilidad como un estándar de diseño, arquitectura y construcción, entonces veremos una real inclusión de las personas con discapacidad. Y entenderemos mejor que estas malas propuestas de accesibilidad de hoy no son un intento de pocas personas con discapacidad de adueñarse de todo el espacio, sino la mala ejecución de pocos arquitectos por adueñarse todo un mercado. 

 

 

Datos del autor:

 

Carpeta en linea

 

Pagina de Acohua “Todos entran” 

 

(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

 

“Las personas con discapacidad incluyen a aquellas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás”

Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad 

Hoy vemos a la discapacidad, o tratamos de verlo en conjunto, desde el modelo social que está perfectamente sustentado en esta definición de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad de Naciones Unidas, en donde no se define a la discapacidad como una característica aislada y solitaria de la persona, sino que se hace hincapié en las barreras que surgen en la interacción de la persona y su contexto.

Video: Discapacidad, evolución del modelo

Esta nueva forma de entender la discapacidad nos hace plantearnos hoy más que nunca el hecho de que la ciudad está incompleta. Pero ¿Es acaso incorrecto que así sea?
Dice François Ascher en su texto los nuevos principios del urbanismo que “las formas de las ciudades reflejan las lógicas de las sociedades que acogen” y no es acaso parte de la naturaleza del ser humano buscar reinventarse a si mismo constantemente.
Es entonces que partiendo del modelo social de la discapacidad, tenemos un nuevo actor en el entendimiento de la discapacidad misma, la ciudad.
En el artículo 1ro de la constitución mexicana se señala lo siguiente:

“En los estados unidos mexicanos todas las personas gozaran de los derechos humanos reconocidos en esta constitución y en los tratados de los que el Estado mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los caso y bajo las condiciones que esta constitución establece.
(…)
Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.”

Si analizamos estos dos párrafos del artículo 1ro de la constitución, nos encontramos con que:
Primero: “todas las personas gozaran de todos los derechos humanos reconocidos en esta constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte”; México no solo ratificó la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, sino que fue uno de sus principales promotores. Y esta Convención señala en su artículo 9:

“Para que las personas con discapacidad puedan vivir de forma independiente los países Garantizarán el acceso a todos los lugares: edificios, escuelas, hospitales, viviendas. También a los lugares de trabajo y a las calles (…) Garantizarán que la información llegue a todas las personas”

Y segundo: “Queda prohibida toda discriminación (…) que atenten contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas” y es aquí donde debemos empezar a entender que cuando nuestra ciudad no permite la plena inclusión de todas las personas, las está discriminando.
Y entender entonces, el papel de la visión que tiene la accesibilidad y el diseño universal para armar este gran rompecabezas que es la ciudad para buscar impulsar una ciudad que aprenda de nosotros, los seres humanos en nuestra diversidad, que se repiense para nosotros y se reconstruya por nosotros. Cabe señalar, nuevamente, que accesible no es exclusivo, es universal, nosotros somos todos, no un nicho de la población.
No hay duda, la accesibilidad llego para quedarse, se está haciendo un lugar en la ciudad; y aunque se trate de una transformación lenta y de muchos tropiezos, la intención de una ciudad que se empiece a sentir más completa para cada persona, está planteada ya en el concreto y asfalto de nuestras urbes.
Cabría la pregunta:

¿Cuál es esa última pieza del rompecabezas de la ciudad?
La experiencia humana; ninguna ciudad es válida si no es apreciada, experimentada, criticada o disfrutada por la persona. Y es en esa experiencia humana en donde encontramos el único argumento válido de una ciudad.

 

Datos del autor

 

Carpeta en linea

 

Pagina de Acohua “Todos entran” 

 

(accesibilidad arquitectonica)

tarjeta Arq. Esteban

 

 

Nuestro recorrido en esta ocasión inicia deteniéndonos en el busto de quien coloco el primer árbol de este proyecto que lleva ya más de un siglo con nosotros; El Ing. Miguel Ángel de Quevedo, quien fuera el Secretario de Agricultura de la Ciudad de México en varias ocasiones y en varios de los gobiernos que abarco su vida laboral, se ganó el nombre de “El apóstol del árbol” pues en una de sus gestiones logró incrementar en tan solo 10 años las áreas verdes planeadas de la ciudad un 800%.

 

© Acohua “Todos Entran”

© Acohua “Todos Entran”

 

Busto del Ing. Miguel Ángel de Quevedo en el Acceso 1 de los Viveros de Coyoacán

 

Pero fue en 1901 que Quevedo donó a la ciudad una de sus hectáreas en Panzacola con la intención de volverlo un vivero, tras varias visitas de figuras públicas logro que el entonces Presidente Porfirio Díaz visitara el proyecto, quien al quedar maravillado con el avance y la intención que se buscaba decidió que la hectárea recibiera apoyo directo del gobierno, convirtiéndolo así en el primer vivero forestal mexicano. Sin embargo Los viveros de Coyoacán no alcanzaron la superficie que hoy conocemos sino hasta 1934, y abrió sus puertas al público hasta 1938 inaugurado por el presidente Lázaro Cárdenas, quien lo nombró Parque “El
Histórico Coyoacán”.

Miguel Ángel de Quevedo no solo logró un proyecto de 39 hectáreas, sino que tuvo la audacia de lograr un proyecto de esta magnitud a pesar de los cambios violentos que se dieron en el país desde los últimos años del gobierno de Porfirio Díaz, La Revolución y hasta Lázaro Cárdenas. Los Viveros son un ejemplo digno de un trabajo sucesivo de varios gobiernos, algo que hoy en día no se acostumbra hacer en el país.

¿Cómo llegar?

Los viveros cuentan con una estación de metro con la cual comparten su nombre, sin embargo esta carece de elementos primordiales de accesibilidad para personas con discapacidad motriz; siendo la implementación de salva escaleras la solución más viable; como ventaja, para personas de la tercera edad cuentan con escaleras eléctricas tanto para subir y bajar el tramo más largo del recorrido vertical.

La opción más viable es llegar en coche por las puertas en Av. México (Acceso 3) y en Melchor Ocampo (Acceso 4) que son accesibles.

¿Cómo los recorro?

Los cinco accesos de los viveros llevan directamente al circuito perimetral de atletismo, una pista de un poco mas de 2km, ideal para quienes disfrutan de correr, trotar o caminatas de grandes distancias, a lo largo de toda la pista están distribuidos los servicios del parque, como los sanitarios, vigilancia, orientación; y debidamente indicadas a lo largo de todo el recorrido se encuentran las calles o senderos internos de los viveros.

 

viveros 2

Imagen en alta resolución

La superficie de la pista y los senderos es tierra compactada, lo cual puede dificultar la circulación de algunos tipos de sillas de ruedas, sin embargo es cotidiano ver a personas en sillas de ruedas que lo visitan y familias que vienen con carriolas a pasear o correr con ellas.

¿Qué hay de interés?

La popularidad de los viveros de Coyoacán hoy en día se debe a su excelente pista de trote, donde es común encontrar a personas de la tercera edad en caminatas para mantener una vida saludable, ya que a pesar de que la tierra compactada puede dificultar la circulación de algunos tipos de silla de ruedas, por sus características amortigua el impacto del peso en los tobillos de la persona lo que la hace una alternativa bastante ideal, saludable y efectiva para personas de edad avanzada, sobrepeso y obesidad; considerando la infinidad de pistas de concreto y/o adoquín que existen en la ciudad que pueden causar molestias en los tobillos de
muchas personas tras su uso; todo esto rodeado por el paisaje de los viveros, varias cuadras de plantación y cuidado de plantas.

 

© Acohua “Todos Entran”

© Acohua “Todos Entran”

 

Vista de un tramo de la pista, se pueden apreciar uno de los señalamientos de distancia recorrida, la calidad del suelo y el filtrado de la luz solar entre el follaje.

 

Y es el paisaje otra característica que sirve de excusa para que excursiones escolares visiten los viveros y pasen un día recreativo en contacto con la naturaleza y aprendan un poco sobre las actividades que se realizan en los viveros. Esta característica no pasa desapercibida en un ámbito más intimo y muchas familias aprovechan uno de sus días para recorrer los senderos
del parque y conocer la naturaleza.

Otra característica pensada para las personas de la tercera edad, mujeres embarazadas y personas que requieran de descansos cada cierto tramo, son las bancas de descanso distribuidas en el circuito de atletismo y en los senderos.

 

viveros 4

© Acohua “Todos Entran”

Una de las bancas de descanso en el circuito de atletismo, en la esquina izquierda inferior se puede apreciar el paso a través del puente encima de los canales de riego. 

 

En los senderos se encuentran distribuidas esculturas tanto de piedra y de madera, además en las cuadras que se forman entre estos senderos es común que se desarrollen actividades físicas en grupo, como artes marciales y yoga.

Así mismo, se cuenta con sanitarios accesibles a lado de la puerta por Av. México (Acceso 3)

:::

Ciertamente desde un enfoque estricto accesible en los viveros aun hay mucho por hacer, sin embargo, el parque se desarrolla todo en un nivel y tiene la capacidad de aislar, a quienes lo visitan, de el ritmo acelerado de la ciudad; los senderos están llenos de sensaciones y olor a tierra mojada y bosque mientras la luz del sol se filtra amenamente entre el follaje de los primeros árboles plantados en el lugar que tras casi un siglo hoy alcanzan una altura considerable. Y su mayor grandeza es el uso de sus espacios para lograr el equilibrio físico de las personas sin importar su condición, edad, sexo, y pasando por alto muchas discapacidades, los viveros de Coyoacán se ha vuelto un sitio lleno de personas que están dedicándose un momento de su día para estar en equilibrio con ellos mismos.

 

© Acohua “Todos Entran”

© Acohua “Todos Entran”

 

Altar a la salud en uno de los senderos de los Viveros de Coyoacán

 

En su placa se lee:

“A los que amamos la naturaleza y el ejercicio.
Damos gracias al Señor por permitirnos disfrutar de un nuevo día.
Ya que en nosotros consiste encontrar nuestra salud y armonía.

Corredores 1993.”

Datos del autor

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

“-Hm, ¿cansado? No, no estoy cansado. No me canso fácilmente. Y no tengo la costumbre de sentarme. No soy muy, hm, plegadizo. Pero mirad, el sol se está yendo, en efecto. Dejemos este… ¿habéis dicho cómo lo llamáis?

-¿Colina? -sugirió Pippin-. ¿Comisa? ¿Escalón? –sugirió Merry.

Bárbol repitió pensativo las palabras. -¡Colina! Sí, eso era. Pero es una palabra muy apresurada para algo que ha estado siempre aquí desde que se formó esta parte del mundo.”

El Señor de los Anillos –Las dos torres- J.R.R. Tolkien En la fantasía que Tolkien creo, los ents se toman su tiempo para hablar pues es la característica de su lengua incluir toda la historia de algo al mencionar su nombre, la palabra que usan para colina es “a-lalla-lalla-rumba-kamanda-lindor-burúme”

Nuestro conocimiento sobre un tema se puede definir en como lo resumimos en un nombre, al igual que el titulo de un libro o escrito, el encabezado de nuestras 1000 páginas de conocimiento sobre algo, delatan la postura de nuestras ideas sobre el tema.

En el estudio de nuestra propia naturaleza humana, así como en cualquier ciencia, hemos ocupado nuestra herramienta clasificadora de nombrar las cosas y sin embargo hemos aprendido a saltar el hecho de que como personas tenemos un nombre individual y con fines académicos hemos tomado el atajo de llamar a nuestro prójimo por sus características o diagnostico (o explicación de por qué no son normales como nosotros) sin reparar en que nada tiene de diferente a poner un apodo en la primaria.

“La muchacha que me hizo las últimas pruebas conversó delante de mí
con el otro. Hablaron como si yo fuera un mueble.

Es un problema edípico clarísimo, doctor. El niño tiene una inteligencia
muy por debajo de lo normal. Está sobreprotegido y es sumiso. Madre
castrante, tal vez escena primaria: fue a ver a esa señora a sabiendas
de que podría encontrarla con su amante.

Discúlpeme, Elisita, pero creo todo lo contrario: el chico es listísimo y
extraordinariamente precoz, tanto que a los quince años podría
convertirse en un perfecto idiota. La conducta atípica se debe a que
padece desprotección, rigor excesivo de ambos progenitores, agudos
sentimientos de inferioridad: Es, no lo olvide, de muy corta estatura para
su edad y resulta el último de los hermanos varones. Fíjese cómo se
identifica con las víctimas, con los animales y los árboles que no pueden
defenderse.

Anda en busca del afecto que no encuentra en la constelación familiar.
(…) vino hacia mí y dijo: Ya puedes irte, mano. Enviaremos el resultado
de los tests a tu papi.

“Las batallas en el desierto” José Emilio Pacheco
Fragmento durante el cual al personaje se le lleva al psiquiatra por haberle declarado su amor a
una mujer mayor.

Y sin embargo el nombrar es una herramienta humana, en el tema de la discapacidad, esta herramienta está en constante evolución. El ¿cómo se dice?, cuando es el término correcto, ha sido adoptado como una bandera de intereses comunes con la cual se pueden luchar por términos de igualdad en una sociedad que innegablemente ha demostrado ser incapaz de identificar su
propia humanidad en el prójimo.

“En 17 códigos civiles de la republica Mexicana se establecen la incapacidad, la locura, “el idiotismo”, la “imbecilidad” como impedimentos para contraer matrimonio. En tabasco, su código civil maneja el concepto de “disminución o perturbación de la inteligencia”

Articulo “Ley obstaculiza su amor” 

El foco rojo de cómo decimos, se encuentra en la discriminación, y realmente es alarmante cuando nuestra legislación no solo habla en estos términos hoy en día, sino que además los utiliza para poner barreras legales en el desarrollo pleno de una persona.

Pero el ¿cómo se dice? también pone barreras en los beneficios, el siguiente fragmento, habla sobre el Certificado de Discapacidad, que dependiendo el país puede ayudar a la persona a usar los estacionamientos de uso exclusivo y no ser infraccionados, y algunos otros beneficios sociales que cada país considere en sus leyes.

Cuando iniciamos los trámites para lograr el Certificado de Minusvalía de mi hijo, recuerdo ver a mi marido cabecear contrariado sobre los formularios y cuestionar el empleo del término “minusvalía”. El departamento encargado de aquella gestión llevaba por nombre “Sección de Calificación y Valoración de Minusvalideces”. Era 2005 y ese mismo encabezado se repitió en diferentes trámites y renovaciones posteriores. Hubo que esperar al año 2011 para recibir el primer documento donde la palabra “Minusvalideces” apareciera sustituida por “Discapacidades”.

Articulo “El poder de las palabras” 

El foco verde de cómo decimos, es el promover la manera correcta de decirlo, miles de personas se dan a la tarea de usar las redes sociales como twitter para hacer conciencia:

 

Tuit publicado por Dis-capacidad.com el 24 de Enero 2014

Tuit publicado por Dis-capacidad.com el 24 de Enero 2014

Y entonces ¿Cómo se dice? ¿Cuál es el término correcto?

Aquí lo primero que debemos aterrizar es que no existe un término correcto, existen términos aceptados.

Así como la palabra minusvalía (no aceptada), se refiere al menos valor de lo referido; e incapacidad (no aceptada), se refiere a lo que no es capaz de hacer una persona; la palabra discapacidad (aceptada), se refiere a las capacidades que tiene disminuidas una persona o que carece de ellas y partiendo de esa etimología podemos entender que no es una palabra que tiene a todo el mundo
contento, pero es la palabra aceptada, por convenio, para englobar los propósitos, derechos y obligaciones de las personas.

No es aceptado referirse a una persona como “discapacitado(a)” a secas, porqué lo que se convino es anteponer la calidad humana de una persona antes de cualquiera de sus características; es decir el termino aceptado, es “Persona con discapacidad” y aquí ojo, no se acepta tampoco el término “persona discapacitada” pues ninguna característica debe competir con nuestra calidad de persona ni en orden, ni en magnitud.

Otros términos no aceptados son los diminutivos de cualquier característica humana o de la persona; una lucha constante de las personas con discapacidad y quienes trabajan y estudian en pro de la inclusión e igualdad de derechos es borrar el estigma que se tiene de las personas con discapacidad de verlos como eternos niños; entonces no se aceptan: cieguito (ni ciego), sordito (ni sordo), manquito (ni manco) mongolito (ni mongol) tontito (ni tonto), enanito (el termino aceptado es “persona de talla baja”) etc, etc, etc.

Dos términos que se popularizaron y de igual forma fueron abolidos pues
fueron entendidos como un paso atrás en el entendimiento de la naturaleza
humana, algunos al referirse a ellos inclusive hablaron de una burla que se
aceptaran momentáneamente estos términos:

El primero es “capacidades diferentes” las personas con discapacidad están conscientes de sus situaciones particulares y de la percepción heterogénea ante la sociedad, que un término de a entender que tienen otras capacidades y ellas los sacan de la definición normal de persona, puede hacer enojar a sobremanera a muchas personas.

El segundo termino viene ligado al anterior es: “especiales”; las personas con discapacidad no se sienten especiales en el uso que se le ha dado a la palabra, y en el tono que se le da a la palabra cuando se usa, son personas que han luchado por darse un lugar a pesar de las barreras a las que enfrentan y han sabido sobreponerse a las mismas dificultades diarias como cualquier persona sumando a su vida una discapacidad, y esta lucha no tiene nada que ver con que al final del día quieran que les pongan una estrella en la frente, sino el deseo de tener una vida plena y disfrutable, el mismo deseo de toda persona.

Regresemos a la palabra aceptada, “discapacidad”, la convención de naciones unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad acepta la palabra pero en convenio con los países firmantes, se busca alejarla de su etimología, y darle una nueva definición, en la que una discapacidad es el resultado de la interacción entre las individualidades de una persona y las barreras que
encuentre en el entorno. Es decir, la discapacidad busca solo definirse cuando una persona se enfrenta a una barrera y no por el hecho de tener x o y característica, es importante agregar, propia de la naturaleza humana.

La labor siempre pendiente es la concientización a la no discriminación con las palabras a través de fomentar el autorespeto y con ello el respeto del prójimo; una labor que no solo se da en el ámbito de la discapacidad, sino en el de todas las familias y aulas de clases.

Y no solo es una labor pendiente sino titánica, si reparamos en que hoy en día nuestras legislaciones siguen utilizando términos como “imbecilidad” e “idiotismo” para hablar de las personas con discapacidad intelectual.

Datos del autor:

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

“(…)  La  conspiración  estalló  dentro  del  ejército  el  9  de  febrero  de  1913  con  el 
levantamiento de  varios sectores  de  la guarnición  de  la  capital que  liberaron a  los 
celebres preso Félix Díaz y Bernardo Reyes, fracasaron en su intento de tomar el Palacio 
Nacional ‐ Reyes cayó en la refriega‐ y se refugiaron en la ciudadela bajo el mando de 
Díaz para dar inicio así a la llamada decena trágica, diez días de una “falsa guerra” que 
desquició la capital, horrorizo a sus habitantes, probó la ineficacia del gobierno y dio el 
golpe final contra Madero. 
Trágico, desolador aspecto presentaba el Zócalo durante los días de la decena trágica. 
Frente al portal de mercaderes, sobre  la banqueta, hay varios  civiles muertos en el 
tiroteo;  mientras  soldados  de  línea  y  algunos  “rurales”  disparan  sus  armas.  La 
metrópoli vivió entonces horas de angustia y dolor.” 

Los infaustos Días 

la alameda

Imágenes del acervo fotográfico “De la Ciudadela de fuego a la ciudad de los libros” 

Ya hace poco más de un siglo de aquel episodio rojo en el centro histórico de la Ciudad de México  que  tuvo  como  principal personaje  al  inmueble terminado  de  construir  en 1807, conocido popularmente como La Ciudadela por su similitud a las fortalezas urbanas, fue en 1944 cuando se definió que la vocación del inmueble seria albergar la biblioteca de la Ciudad de México, ampliándole el titulo posteriormente a “José Vasconcelos” en honor a su primer director y fundador bajo la orden del entonces presidente Manuel A. Camacho.

Video “La Ciudadela: la cultura entre tabacos:

Por  supuesto  las  intervenciones  arquitectónicas  han  ido  de  la  mano  con  la  historia  del  inmueble, desde los imponentes paraguas del Arq. Abraham Zabludovsky hasta la más reciente que trajo consigo una peculiaridad, además de las nuevas propuestas estéticas y tecnológicas de la biblioteca, trajo propuestas integrales de accesibilidad. 

¿Cómo llegar? 
 
Mucho hemos mencionado a estas islas de accesibilidad en medio de la Ciudad de México, es decir, estos espacios que a pesar de 

contar con una excelente propuesta de accesibilidad, sus entornos no son tan accesibles; en el  caso de  la  ciudadela se  cuenta  con una estación de metrobus que cuentan con grandes ventajas de accesibilidad que se pierden un poco en los dos parques que la 

rodean, que pueden mejorar bastante en este aspecto. Ahora los parques cuentan  con  una  accesibilidad  accidental,  no  planeada, son transitables  pero  como  ya se menciono en estos espacios hay mucho trabajo que se podría hacer. 

 
¿Cómo la recorro? 
 
Debemos aterrizar el hecho de que La ciudadela, es una biblioteca, cuando entendemos eso, es cuando empezamos a sorprendernos con los alcances que tiene, el inmueble no presenta 
desniveles en su recorrido, además implementa una propuesta acertada de pavimento táctil 
guía  para  personas  con  discapacidad  visual,  que  además  esta mimetizado  con  el  piso  del 
inmueble, no salta a la vista. Una propuesta  contemporánea pues los recientes acuerdos y 
debates del tema indican que el color amarillo en el pavimento es irrelevante para mejorar su 
eficacia. 

Ⓒ Acohua Todos

Ⓒ Acohua Todos

Algunas de las implementaciones del pavimento táctil en la biblioteca

Ⓒ Acohua Todos

Ⓒ Acohua Todos

El recorrido del pavimento táctil orienta a las personas hacia los espacios de interés en la 
biblioteca.

¿Qué hay de interés? 
 
La última remodelación trajo  la elaboración de distintas salas o bibliotecas personales que además  de  proponer  toda  una  intención  estética  personalizada  y  en  honor  a  con quien comparten su nombre, exhiben algunos de los artículos personales de esos personajes de la talla de Carlos Monsiváis.  

Ⓒ Acohua Todos

Ⓒ Acohua Todos

Biblioteca Alí Chumacero

Además  la  biblioteca  ofrece  espacios  destinados  para  exposiciones  temporales    y  patios escultóricos, siendo de particular interés en este rubro el patio‐jardín con propuesta sensorial, 
es decir, una experiencia a través de los sentidos.

biblioteca sensorial

Ⓒ Acohua Todos

La biblioteca también promueve los espacios de estudio con una intención social, es decir con convivencia uno de ellos y el de mayor tamaño es el espacio que se desarrolla debajo de una de las cubiertas gigantes que propuso en su tiempo el Arq. Abraham Zabludovsky.

Ⓒ Acohua Todos

Ⓒ Acohua Todos

Área de estudio con enfoque a la convivencia bajo la sombra del Arq. Abraham 
Zabludovsky

Uno de los espacios disponibles en la biblioteca y de mayor interés para la accesibilidad por su propuesta  y  por supuesto  por su función  y  la  atención  que  ha  logrado,  es  la sala  para  la discapacidad visual; cuenta con varios tomos en formato braille además de una gran cantidad de audiolibros, se ofrece al usuario tecnología de lectura como escáneres inteligentes que tras visualizar la página pueden leerla al usuario, computadoras con el programa Jaws que vuelve posibilita  que  la  computadora  ofrezca  una  interface  parlante  y máquinas  para  escribir  en braille  entre muchas  otras tecnologías más,  la sala  ofrece  una  visita  guiada  explicando su función a las personas que no tengan una discapacidad visual pues su uso está destinada para ellos. Tampoco se permite fotografiaresta sala pero la disposición a que se conozca la sala es latente.

::: 
 
Hoy La ciudadela, La Ciudad de los libros, se ha alejado definitivamente de su pasado bélico, y 
se ha vuelto un espacio disfrutable no solo en el enfoque estricto de ser usado  como una biblioteca convencional,sino que es un espacio de estudio y de compartir cultura que además
es accesible.

Datos del autor:

tarjeta Arq. Esteban

Nos es muy fácil decir que no tenemos una discapacidad y mucho más fácil nos es identificar una discapacidad ajena, y en ese hecho mantenemos una alienación, no a la discapacidad, sino a una de las diversidades humanas a las que no pertenecemos.
Y es en esta distancia que trazamos entre nosotros y la diversidad humana donde se origina la discriminación.

Discriminar se define en el diccionario como:

“Dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, de sexo, de clase social o casta u otros motivos ideológicos // Separar, diferenciar una cosa de otra”

Sin embargo se podría definir la discriminación por su origen, es decir, el (mal) trato humano resultante de la suma del desentendimiento de otro ser humano; disfrazado de razón, lógica y hasta conocimiento.

En el 2013, la principal causa de denuncia de discriminación en México atendida por el CONAPRED (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación) fue en el tema de discapacidad referente a quejas, mientras que la condición de salud encabeza la recepción de reclamaciones en el mismo periodo. 
Los expedientes de quejas investigan las presuntas conductas discriminatorias que están relacionadas con particulares, mientras que en el caso de las reclamaciones, los procedimientos se siguen en contra de servidoras y servidores públicos de carácter federal. 

Aunque el tema central sea la discapacidad, nunca debemos pasar por alto que la discriminación no es un acto que va en contra de un grupo de personas, sino que va en contra de todo el conjunto de la humanidad, es quizás prudente decir que la discriminación es una discapacidad social colectiva.

En base a esto, ya hemos aterrizado en artículos anteriores que cuando un inmueble carece de accesibilidad esta en otras palabras está discriminando a los usuarios (con discapacidad) al negarles el acceso y desplazamiento autónomo, sin embargo las barreras que han presentando los edificios no siempre han sido físicas y la discriminación social ha estado presente históricamente.

Por ejemplo, durante mucho tiempo en los Estados Unidos de Norteamérica, se negó el acceso a la escuela a las personas de raza negra, basado en la falsa creencia de una supuesta inferioridad con respecto a la raza blanca, una creencia que fue usada como razón, lógica y por ende conocimiento; ciertamente las escuelas estadounidenses, arquitectónicamente hablando, no contaban con barreras arquitectónicas que hicieran distinción alguna entre una persona de raza negra o raza blanca, y sin embargo el acceso era restringido para un sector de la humanidad. Bien, pues de esa magnitud es la barrera de la discriminación.

LaBarreraDeLaDiscriminacion

Protesta en contra de la integración escolar de la comunidad negra de los Estados Unidos 1959 Imagen 

En este ejemplo podemos distinguir un problema actual de la accesibilidad arquitectónica e inclusión de las personas con discapacidad a la sociedad; ¿Puede la arquitectura ser realmente funcional-accesible si contiene, no a una sociedad diversa, sino a toda una diversidad de ideologías falibles de ella? Es decir, ¿qué tanto valor real tiene eliminar una barrera arquitectónica, hablando ya del tema de la discapacidad, si no se remueve la barrera de la discriminación?

“El pasado martes 7 de enero Lucero Márquez, joven ciega que se apoya en un perro guía para su movilidad y quien señaló en diciembre pasado la falta de accesibilidad en locales de los restaurantes Bisquets Obregón donde le pusieron trabas para entrar con su perro de servicio, acudió al Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México (Copred), organismo del gobierno del Distrito Federal que entró en contacto con ella a raíz de la denuncia que hizo en Dis-capacidad.com y Twitter sobre esta situación en sucursales del restaurante Bisquets Obregón.”

Este ejemplo reciente es bastante adecuado para explicar el punto de este artículo, ¿Dónde está la falta de accesibilidad en este caso? De que otra manera puede un inmueble restringir el acceso a una persona con discapacidad visual con su perro de servicio más si no es negándoselo; es decir, un perro de servicio no requiere adaptaciones arquitectónicas para su acceso pues la función de este es orientar a la persona con discapacidad visual a pesar de las barreras físicas que pudieran impedirle el desplazamiento a la persona, pero, es imposible que el perro de servicio vaya a donde se le restringe el acceso.

LaBarreraDeLaDiscriminacion2

Imagen del artículo sobre la discriminación hacia una persona con discapacidad visual y su perro de servicio descrito a fondo en Dis-capacidad.com

Lo ameno de este caso en particular, es que puso en foco de alerta esta situación a la empresa que le negó el acceso que en sus puertas tiene un letrero en pro de la no discriminación; teniendo como desenlace una reimpresión de sus carteles de no discriminación agregando en ellos que en sus locales se permite el libre acceso a animales de servicio que acompañen a personas con discapacidad.

Un paso en la dirección correcta para eliminar este tipo de barreras.
Es innegable entonces, que para lograr una accesibilidad integral no se puede separar las soluciones técnicas de las soluciones humanas; porque en realidad, la discapacidad nunca ha sido un problema sino mas bien nuestra capacidad de poner barreras en la aproximación del trato humano.

Datos del autor

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

Hagamos el ejercicio de imaginarnos un momento en la silla de un estudiante con discapacidad en el nivel básico.

El aula accesible

Aula accesible

“Imaginémonos desde el tener que llegar siempre con unos minutos de anticipación para poder tener el tiempo de llegar de manera extraordinaria al aula; el pequeño estrés diario en el coche, antes de llegar, mientras esperas junto con tus padres que ese lugar no esté ocupado por otro coche, ese lugar donde la banqueta es mas plana y se puede hacer la transición del asiento del coche a la silla de ruedas; después viene ese pequeño trayecto con pequeños brincoteos pues la acera está llena de irregularidades para llegar a ese punto donde tienes que ser cargado por tu padre mientras tu mamá sube la silla de ruedas por esos siete escalones antes de llegar a la puerta de la escuela, además todo eso a la vista de todos tus compañeros.

llegando a la escuela

Llegando a la escuela

Este día es de honores, y como no puedes participar en ellos porque tus padres deben literalmente correr al trabajo y ninguno de los profesores puede desatenderse de sus comisiones durante el evento para ayudarte a subir las gradas entre el patio y el edificio de tu salón. El salón esta vacio y así estará los 30 o 40 minutos que dura el evento, llegas a ese rincón de siempre justo al lado de la puerta donde el conserje quito la butaca que debería estar ahí, para que pudiera caber tu silla de ruedas.

Tus padres deben irse ya, y llega el momento de esperar en soledad, afortunadamente la puerta es lo suficientemente ancha para que puedas salir y entrar al salón sin ningún problema, aunque no puedes ni llegar a las jardineras sin ayuda por ese peralte de unos 30 cms que tus compañeros usan de asiento en el receso.

Terminan los honores y el salón se empieza a llenar lentamente, tenía que llegar ese compañero que siempre hace un comentario “gracioso”, respecto a tu silla, hoy usó uno repetido. La segunda hora, es justo cuando el sol entra de lleno por las ventanas y puertas, no te deja leer bien el pizarrón, la profesora del lunes cree que eres tonto, hace mucho que dejo de prestarte atención cuando le decías que no entendías lo que decía el pizarrón y hace mucho que dejaste de decírselo cada vez, estas casi seguro de que vas a reprobar esa materia.

Te gusta Física, pero te es imposible pasar a participar al pizarrón por esa tarima que simplemente no puedes subir, es más, te es imposible formarte en el escritorio para que te revisen tus ejercicios una vez que los terminaste en tu libreta, afortunadamente el profesor es de los que se acercan a tu lugar a revisar tus avances.

La última hora del día, te toca taller, pero te han exentado pues no puedes desplazarte sin ayuda del salón a donde se imparte la clase, y aunque pudieras, las mesas de trabajo llegan al nivel de tu frente.

Termina el día, hoy tu papá no puede llegar a tiempo, tendrás que esperarlo uno minutos más en el pasillo, mientras todos están ya en el patio.

Ahora.

En México existen diversas leyes que sustentan el derecho a la educación para todos, iniciando por el Artículo 3ro de la Constitución política de los Estados Unidos Mexicanos que dicta:

“TODO individuo tiene derecho a recibir educación. El estado –federación, estados, distrito federal y municipios–, impartirá educación preescolar, primaria, secundaria y media superior. La educación preescolar, primaria y secundaria conforman la educación básica; esta y la media superior serán obligatorias.”

Ayudando a ampliar esto, México se comprometió a cumplir los artículos de la “Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad”, convención en la que no solo participa sino que México fue el principal promotor en su inicio, en su Artículo 24 esta convención menciona:

“Todas las personas con discapacidad tienen derecho a la educación, en igualdad de oportunidades que los demás.
Los países asegurarán la educación en todos los niveles y a lo largo de toda la vida de las personas; creando un sistema educativo para que las personas con discapacidad desarrollen: Su talento, creatividad, dignidad, personalidad, autoestima, aptitudes mentales y físicas.
Los países asegurarán que las personas con discapacidad: Estén incluidas en el sistema general de educación; Estudien la enseñanza obligatoria y gratuita, tanto primaria como secundaria, en igualdad de condiciones que los demás; y Tengan los apoyos necesarios para facilitar su formación real.”

Entonces.

Para lograr una educación inclusiva se requiere la suma de muchos esfuerzos y desde un enfoque arquitectónico, el reto es brindar una accesibilidad agradable a las aulas, que además sea fácilmente adaptable a las aulas existentes en las escuelas públicas.

Una de las propuestas más viables es el Aula de la “Escuela Activa Urbana” un aula que sale del esquema tradicional de filas ordenadas paras los alumnos y un lugar elevado para el profesor.

Video Modelo Activa Urbana Rural Caldas, Colombia.

El mayor punto a favor de esta aula es que la mayor inversión que requiere es la intención, en Colombia y otros países sudamericanos las escuelas públicas en las zonas rurales lo están adoptando y hasta interpretando.

El aula accesible2

Escuela Nueva Esperanza, en Quito Ecuador, inspirada en la dinámica del aula activa es una propuesta de bajo coste (200USD más la donación del terreno por parte del gobierno) permite que los niños cercanos a la playa el Cabuyal no tengan que desplazarse a otras comunidades para estudiar. 

En este tipo de Aula se crean micro equipos de trabajo entre los alumnos; fomentando el trabajo en equipo de cada grupo, la aceptación, apoyo y aprendizaje de las diversidades entre los integrantes, se promueve una búsqueda la retroalimentación entre los equipos a través de la interacción e intercambio de conocimientos. Además de que invita al profesor a participar más activamente al enfocarse en los grupos, identificando necesidades generales sociales, esto elimina la exclusión de alumnos que se aíslan en el modelo tradicional.

Video Promo Escuela Activa Urbana.

 

Arquitectónicamente, este tipo de aula permite una mayor libertad para proponer accesibilidad:

Se pueden lograr pasillos de circulación adecuados

Se puede minimizar o eliminar la necesidad de la tarima, imposible para los estudiantes usuarios de silla de ruedas.

Se puede lograr una decoración y arquitectura interior más amena y social para el alumno, mejorando el ambiente de trabajo.

Fundación escuela nueva

mesa de trabajo en una Escuela Activa

El objetivo de estas aulas es integrar las diversidades, entonces, estas aulas por supuesto que están mejor preparadas para recibir a un alumno con discapacidad e integrarlo, además, desde el otro enfoque, estas aulas educan mejor a nuestros niños a aceptar, aprender y respetar nuestras diferencias y entre ellas la discapacidad.
:::

¡Un paréntesis a tiempo! Este 11 de Octubre se conmemora el día internacional de la niña, la UNICEF está organizando un shout‐out para gritar que ese día hay en el mundo aproximadamente 33 millones de niñas que no gozan de su derecho a la educación, ¡y necesitan nuestra voz para gritarlo! Es muy fácil puedes participar usando tres redes sociales Twitter, Facebook y/o Tumblr te suscribes al shout‐out usándolas y el día 11 a las 9 am Unicef transmitirá este dato usando tu cuenta para lograr un mayor alcance, hagamos conciencia, si estás leyendo esto a tiempo ¡participa! Este es el link:

https://www.thunderclap.it/es/projects/5199‐join‐unicef‐on‐dayofthegirl  

:::
Documentación recomendada:

“Accesibilidad TODOS a la misma escuela” manual de accesibilidad mínima publicada por la SEP ‐ México  

Datos del autor:

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

Una gran barrera a la que se enfrentan todos los esfuerzos de accesibilidad es una sencilla pregunta:

¿Para qué?

Existe todo un movimiento de concientización que busca una noción humanitaria sobre la discapacidad, todos los seres humanos tenemos la posibilidad latente de enfrentarnos a una discapacidad a lo largo de nuestras vidas, es parte de nuestra naturaleza humana.

Sin embargo, no se puede negar que existe un gran grupo de personas que no hacen comunión con esta idea, a pesar de entender el punto, no la ven como una razón suficiente para optar por hacer accesibles sus inmuebles, sus servicios, su información, etc.

Y es que, todo esfuerzo de accesibilidad conlleva una inversión numérica, ¿Cómo convencer a quienes no hacen comunión con el plus humanitario de la accesibilidad, para que inviertan en ella?

El rango de utilidad.

Una de las máximas de la accesibilidad es:

“si funciona para mi (persona con discapacidad) funciona para ti (persona sin discapacidad)”

Ciertamente una rampa bien diseñada, es igual de útil y mucho más cómoda y estable que una escalera, existe esta dualidad de uso, una rampa es un elemento útil de circulación vertical que no necesariamente es utilizada solo por personas con discapacidad.

Usar un maneral de agua de palanca, facilita el uso del lavabo para las personas con problemas de artritis, o personas que perdieron parte de sus extremidades pues no necesita una sujeción como el maneral de bola, solo la aplicación de fuerza en el sentido adecuado; esta de mas decir que una persona sin discapacidad puede hacer uso del mismo maneral.

El plus de la accesibilidad

Imagen esquemática de maneral de palanca para grifo, elaborada para CONADIS 2012 

Los elemento con sensor automático, abarcan un mayor rango de usuarios a los que puede serles útil.

El plus de la accesibilidad1

Imagen esquemática de elementos automatizados por sensores, elaborada para CONADIS 2012

La frase, mencionada párrafos arriba, tiene sus orígenes en el concepto que dio origen a la accesibilidad, el diseño universal, y es que la accesibilidad no es más que aplicar los 7 criterios del diseño universal, a escala urbano‐arquitectónica. Una solución de diseño que cumpla los requisitos necesarios para ser usados por todas las personas.

Video “The 7 Principles of Universal Design”

 

Los siete principios del diseño universal están mencionados en el articulo el usuario ideal 

La accesibilidad no se trata de exclusividad o elementos exclusivos, sino de elementos que abarquen un gran rango de soluciones, incluidas en ella las barreras a las que se enfrenta la discapacidad.

La persona con discapacidad, como cliente.

El sector donde más se demanda accesibilidad, es en el de los servicios, restaurantes, tiendas, lugares recreativos, sitios culturales.

Una cosa debe ponerse sobre la mesa, la persona con discapacidad es un cliente fiel, si un restaurante le ofrece la accesibilidad que la persona requiere, esa persona lo tendrá será un cliente habitual, pues no todos ofertan accesibilidad.

Restaurantes accesibles

En el caso de restaurantes, es primordial que se cuente con mesas que permitan la aproximación de una silla de ruedas, sin embargo esto debe estar apoyado por pasillos de circulación adecuados, servicios sanitarios, nocion de servicio de asistencia en caso de que se requiera y es deseable con menús accesibles en braille o con tamaño de textos grandes. Foto

 

En servicios turísticos, se tiene registrado, que la persona con discapacidad gasta 1.5 veces más que la persona promedio en sus estadías, además generalmente van acompañadas, generando una derrama económica indirecta por su visita; la persona con discapacidad que viaja optara por pagar servicios accesibles que le brinden autonomía, dejaran en segunda opción a quienes brindan una accesibilidad improvisada y descartaran a los servicios que carezcan de ella.

Estadísticas de turismo accesible

La persona con discapacidad también es una persona que tiene derecho a los servicios y recreación y no solo tiene ese derecho, sino que desea ejercerlo.
Reconocimientos

Todo esfuerzo conlleva un reconocimiento y los esfuerzos de accesibilidad no pasan desapercibidos.

De primera mano, una persona con discapacidad que encontró un edificio, servicio y trato accesible hará su parte en la recomendación más habitual, la que se transmite de boca a boca.

Sin embargo existen reconocimientos a diferentes escalas.

En muchas ciudades europeas, es común enlistar en un directorio varios servicios que brindan accesibilidad, este tipo de directorios son consultados especialmente por turistas que tendrán una idea de que servicios buscar acorde a sus necesidades de accesibilidad, y quienes no se encuentren enlistados no contaran con ese plus de recomendación previa.

Ejemplo de guía de servicios accesibles Madrid España

En México, SECTUR en conjunto con los servicios turísticos, está buscando implementar el distintivo “G” que se le otorgara a aquellos servicios turísticos que brinden una accesibilidad real, y servirá de referente para las personas a la hora de elegir sus servicios.

Información sobre los distintivos de SECTUR

En Europa, existe el distintivo “Access City Award” que se brinda a aquellas ciudades que han implementado esfuerzos suficientes para brindar una accesibilidad integral que vincule sus servicios, no se debe señalar que la escala de este distintivo es un gran plus al mercado turístico.

Logo premio Access city

Logo Del premio Access City The European Award For Accessible Cities 

 

Hoy para ti, ¿Mañana para mí?

 

El avance de la medicina en los últimos años, ha disparado la esperanza de vida de gran parte de la población mundial.

Todos queremos llegar a viejos pero ¿Sabemos realmente lo que implica la tercera edad cuando se carece de accesibilidad?

¿Están realmente nuestros espacios preparados para una población de personas mayores?

No es un secreto la desproporción de población joven con la población de edad avanzada en Europa, y partiendo de este hecho realmente el gran impulso de la accesibilidad en el viejo continente más que un enfoque humanitario, es una tendencia que surgió tras darse cuenta de la necesidad de la accesibilidad para el mayor porcentaje de su población.

Los países que seguimos esa tendencia, realmente queremos tomar en cuenta la solución cuando la necesitemos, o estamos a tiempo de construir espacios y una ciudad que se sienta de nosotros aun dentro 30 años.

año 2050

En el año 2050, se estima que uno de cada cuatro europeas será mayor de 65 años, Imagen 

 

La accesibilidad de origen, es una propuesta de previsión más que de solución, es una propuesta de diseño para todos no para unos cuantos.

 

Carpeta en linea:
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica):
Datos del autor:
tarjeta Arq. Esteban

Para una persona que requiere de elementos de accesibilidad (para garantizar su desplazamiento, libre, estable y seguro) justo donde empieza un entorno accesible es también el punto donde termina ese entorno, ese mundo. Esa línea marca todo el trabajo que hay por hacer para lograr una ciudad enteramente accesible.

donde termina el mundo1

Inicio-Fin de la “ruta accesible” en la estación de MetroBus Centro Médico de la Ciudad de México, destaca que no se indica con pavimento de advertencia el arranque del recorrido como indica el reglamento de SEDUVI Foto: Esteban Baez.

Es claro que estos límites tajantes, son a causa de la expansión de la idea de la accesibilidad dentro de la ciudad, que genera islas de espacios accesibles, más que a una deficiencia de la idea; y es precisamente en esta condición, una situación que se vuelve peligrosa, pues el ritmo de crecimiento de estas “islas” es relativamente rápido comparado con el crecimiento de la accesibilidad en el entorno urbano, lo que puede derivar en:

  • Desánimos de quienes invierten esfuerzos
  • Confusión y frustración de quienes requieren de la accesibilidad
  • Un freno en el impulso local que busque ir a la par del impulso urbano.

Una de las ideas más importantes que definen a la accesibilidad no es solo dar acceso, sino también permitir el desplazamiento, es por eso que una palabra que debe de promoverse radicalmente para no detener estos esfuerzos es, “continuidad”.

Pero no con solo un enfoque que se aplique en los esfuerzos de crecimiento, sino aprendiendo que la palabra “continuidad” tiene una participación muy importante en el desarrollo de la accesibilidad, de hecho, la encontramos en la que puede ser la definición más importante de los conceptos sobre accesibilidad.

La de “ruta accesible”, que por definición es:

“Una circulación continua y sin obstrucciones que garantiza el desplazamiento seguro y autónomo de cualquier persona, tanto en el espacio público, como en las edificaciones y sus espacios exteriores correspondientes, incluyendo elementos de señalización sensorial.”

Definición de la “Guía de Recomendaciones de Diseño Universal para el Sector Turismo” CONADISmx – SECTUR 2012 

proyecto ciclo-ruta en san josé

Proyecto ciclo-ruta en San José del Cabo, en Los Cabos, México, busca una integración de la circulación verde con elementos de continuidad que a la vez la vuelvan una ruta accesible. Imagen: movilidad

Se concluye que la continuidad de los elementos es lo que le garantiza el éxito a la accesibilidad, más allá de la tecnología de inversión tecnológica o la saturación de elementos.

El siguiente video “Accesibility in Japan” es realizado por una persona usuaria de silla de ruedas, de Uganda, África, se plantea brevemente como trasladar esas ideas a su país de origen, sabiendo que no es la inversión tecnológica lo que se debe trasladar, sino la continuidad de elementos, que logran que Japón tenga ese nivel de accesibilidad.

 

Regresemos a la fotografía de la estación, en centro médico, la accesibilidad en México es aún un trabajo inconcluso, que requiere en primera instancia despertar el interés y la conciencia de la población en general, prestando gran atención en quienes trabajan en el desarrollo urbano y la construcción no solo de la ciudad sino del país entero.

Pensar en lograr un México accesible, no solo es una idea que se califique de utópica, que se solucione poniendo un parche aquí y otro parche allá para hacer campaña con estrategia política.

México es un país con una población que no se escapa al aumento global de la esperanza de vida, así también, tristemente, México es un país en que los índices de sobrepeso y obesidad en la población están en aumento también, hay que resaltar que además de problemas cardiovasculares y diabetes, la obesidad y sobrepeso provoca en la persona que la padece una movilidad reducida y fatiga sin llegar a ser una discapacidad “convencional”.

Solo analizando esto, México es un país que a mediano plazo, va a poseer un gran porcentaje de su población requiriendo de ciudades accesibles, sin dejar de lado que esas ciudades deberán contar con sus respectivos espacios verdes para la salud (en tantos aspectos) y el deporte.

Y esto sin analizar la población existente de Personas con Discapacidad en México, para quienes solemos pensar que solo por ellos existen todos estos elementos.

Si regresamos a la fotografía de la estación en Centro Médico, o a la imagen que tenemos del México cotidiano, México es un país en que hay mucho trabajo inconcluso y muchas cosas por hacer que no se limitan solo a la accesibilidad, además México es un país donde se suele decir, irónicamente, que no hay trabajo.

Datos del autor:

Facebook: Acohua “Todos entran”

Twitter: Acohua “Todos entran”

 

tarjeta Arq. Esteban

A %d blogueros les gusta esto: