Archivos para las entradas con etiqueta: Arq Esteban Baez

El espacio es una continuidad; concebimos un principio para este a partir de la perspectiva de estar en nuestro punto de partida, es decir, nuestra posición o lugar actual.
Y aunque pareciera que el mundo empieza en donde estamos colocados, si nos desplazamos en una línea recta en cualquier dirección, eventualmente nos encontraríamos de nuevo en nuestro punto de partida, de eso se trata a grandes rasgos la continuidad del espacio.
Pero el espacio construido, las vivienda y edificios, poseen una -continuidad finita-; que nos permite un desplazamiento dentro de ella, y es a través de este desplazamiento que se nos revela el espacio y se vuelve útil para nosotros; es la continuidad aquello que da sentido a un espacio.
A su vez, esa –continuidad finita- de nuestros inmuebles se suman a una continuidad también finita pero más compleja; la de la ciudad, y de igual forma es esa continuidad finita a mayor escala la que permite el desplazamiento humano y que nos muestra la ciudad haciéndonosla útil, habitable y disfrutable.
Los esfuerzos de accesibilidad se han concentrado en la etimología obvia de la palabra; brindar acceso al espacio. Sin embargo, la naturaleza del espacio construido y el no construido (es decir, el contexto físico natural) nos demuestran que no es suficiente con solo entrar: Es necesario desplazarse en el espacio.
La creciente concientización sobre la necesidad de brindar accesibilidad arroja una ciudad con islas de espacios accesibles, desplazamientos finitos rodeados por un borde para la autonomía de muchas personas; Espacios aislados no conectados (aun) realmente con la ciudad, como el siguiente ejemplo:

 

Imagen: Un ejemplo cotidiano en nuestras ciudades de la falta de continuidad, es en los cruces de calles, en donde de un lado de la banqueta existe una rampa pero del otro lado de la calle, no existe otra rampa que coincida con ella para recibir a la persona que está cruzando la calle, es decir, no hay coherencia en la propuesta; es abrumador la cantidad de ejemplos similares a este. Imagen

Imagen: Un ejemplo cotidiano en nuestras ciudades de la falta de continuidad, es en los cruces de calles, en donde de un lado de la banqueta existe una rampa pero del otro lado de la calle, no existe otra rampa que coincida con ella para recibir a la persona que está cruzando la calle, es decir, no hay coherencia en la propuesta; es abrumador la cantidad de ejemplos similares a este. Imagen

Para las personas con discapacidad, la ciudad tiene en su interior muchos puntos en donde se termina el mundo. El siguiente ejemplo es propio de las estaciones de Metrobus en la Ciudad de México, que aunque tienen un lenguaje accesible a su interior, lo terminan abruptamente sin advertir, por ejemplo a las personas con discapacidad visual, acerca de que sucede fuera de un espacio.

Fin e inicio de estación de metrobus Balderas, se puede ver la línea de pavimento táctil guía, que termina abruptamente sin indicar un fin o un inicio. imagen

Fin e inicio de estación de metrobus Balderas, se puede ver la línea de pavimento táctil guía, que termina abruptamente sin indicar un fin o un inicio. imagen

 

Video Vine: “GDF llevas a las personas con discapacidad visual aquí, ¿Y después?” Muestra la misma estación pero, sin valerse de imagen.  https://vine.co/v/MF7x5BBYAgx

Entonces, siempre constante debe ser la tarea de concientizar acerca de dar continuidad a los esfuerzos de accesibilidad ya construidos –Vincular y si es necesario reparar las propuestas que no son útiles- e ir más allá del concepto de dar acceso, sino de dar un espacio continuo para todos, re nutriendo (de sí mismo) el concepto mismo de la escala arquitectónica del diseño universal.

 

Datos del autor:

 

Carpeta en linea

 

Pagina de Acohua “Todos entran” 

 

(accesibilidad arquitectonica)

 

tarjeta Arq. Esteban

 

Parece paradójico que un concepto que se concibe a partir de la buscar minimizar y erradicar las barreras físicas y virtuales, tenga que lidiar con muchas otras barreras antes, para poder validarse. El término accesible indica precisamente la necesidad histórica de brindar acceso a las personas con discapacidad a la ciudad, sus espacios públicos y privados; aunque con el paso del tiempo y la práctica, ha surgido la obviedad de que no basta con tan solo brindar “acceso” sino que así como el espacio es continuo, las personas con discapacidad como todas las personas requieren gozar de esa continuidad; es por ello que el concepto de diseño universal siempre parecerá más apropiado que solo accesible. Sin embargo, ambos conceptos en lugar de pelearse o sobreponerse el uno al otro, han sabido complementarse en la búsqueda del derecho que tienen las personas con discapacidad a hacer uso de su espacio. Las nociones de diseño universal y accesibilidad han denunciado las soluciones que no contemplan a todas las personas, y han demandado cambios; y como todos los cambios, estos han tenido una evolución y aprendizaje que han sido observados por gran parte de los actores
(diseñadores, constructores, académicos, etc.) de manera pasiva, ocasionando la formación de prejuicios casi inamovibles sobre el tema. Parecería razonable pensar y decir que el tiempo le ha dado la justa ventaja al diseño universal y a la accesibilidad, y si: los aciertos, avances, y esfuerzos; han fortalecido el concepto y hoy tenemos ciudades que demuestran que es ser casi 100% accesibles como Kioto o Ámsterdam.

Detalle de una estación en Kioto, Japón, se aprecia pavimento táctil guía y advertencia, un barandal apropiado, con una placa con indicaciones en contraste adecuado: kanjis, ingles, pictogramas, y braille. Fotografía del Arq. C. J. Walsh

Detalle de una estación en Kioto, Japón, se aprecia pavimento táctil guía y advertencia, un barandal apropiado, con una placa con indicaciones en contraste adecuado: kanjis, ingles, pictogramas, y braille. Fotografía del Arq. C. J. Walsh

 

Y sin embargo, también el tiempo ha dejado cicatrices en el tema, las malas prácticas y sus desaciertos, las malas inversiones y la publicidad política detrás de ella junto con sus trabajos excesivos que no resuelven la problemática, es a lo que se enfrenta realmente la accesibilidad y el diseño universal hoy en día; y cabe mencionar que es esto lo que fortalece la noción de los detractores del tema que lo revisan con las estadísticas que están a la vista.
Malas prácticas y sus desaciertos
Las malas prácticas son aquellas en donde no se entiende de fondo que se está haciendo y porque se está haciendo, por ejemplo en la siguiente fotografía se propone una rampa que a pesar de que tiene una pendiente adecuada, termina aproximadamente 10cms por encima del nivel de la calle, en un peralte, si se entendiera porque se necesita una rampa no se dejaría ni un centímetro entre el arranque de la rampa y el nivel de calle; este no es un ejemplo aislado, ocurre en varias esquinas de nuestras ciudades, y demeritan la popularidad de la necesidad de tener rampas en nuestras banquetas.

Rampa en esquina de Av. México con Calle Bruselas, Coyoacán, Ciudad de México. Fotografía Arq. Esteban Baez

Rampa en esquina de Av. México con Calle Bruselas, Coyoacán, Ciudad de México. Fotografía Arq. Esteban Baez

 

Otra mala práctica que provoca desaciertos, es la mala propuesta de cajones de estacionamiento de uso exclusivo, un cajón de uso exclusivo requiere de medidas especificas que permitan el desarrollo de un pasillo en donde se pueda circular y que una persona con discapacidad pueda transferirse del asiento de su automóvil a su silla de ruedas y viceversa, este pasillo debe estar directamente conectado a una rampa o a un nivel de circulación peatonal que lo lleve al local o lugar a donde la persona se dirige; si el cajón no cumple con estas características no es accesible. Cabe decir que la accesibilidad busca propuestas para todos, pero el caso de los cajones de estacionamientos es particular, si tiene un uso específico, tiene una logística de uso; es decir si se trata de un uso exclusivo.

Cajones de uso “exclusivo”, en donde no se respeta exclusividad, uno de los cajones está ocupado por un contenedor de basura (al fondo), se pueden apreciar señalamientos no fijos, los cajones no cuentan con las dimensiones recomendadas, ni se encuentran en la ubicación más adecuada en el inmueble de Av. Reforma, Cuauhtémoc, Ciudad de México (se mantiene el anonimato de la empresa pues se estaba realizando diagnostico de accesibilidad para mejorar sus condiciones de inclusión laboral. Fotografía Arq. Esteban Baez

Cajones de uso “exclusivo”, en donde no se respeta exclusividad, uno de los cajones está ocupado por un contenedor de basura (al fondo), se pueden apreciar señalamientos no fijos, los cajones no cuentan con las dimensiones recomendadas, ni se encuentran en la ubicación más adecuada en el inmueble de Av. Reforma, Cuauhtémoc, Ciudad de México (se mantiene el anonimato de la empresa pues se estaba realizando diagnostico de accesibilidad para mejorar sus condiciones de inclusión laboral. Fotografía Arq. Esteban Baez

Malas inversiones y publicidad política.
No hay quizá peor mancuerna que una mala inversión y su publicidad política, y cuando se involucra supuestamente a la accesibilidad, la única que pierde es la accesibilidad.
Todo comienza con un “Disculpe las molestias, estamos trabajos por ti”, sus discursos políticos, sobre beneficios para tratar de convencer de que los embotellamientos, las calles cerradas, el caminar apretados en los tramos permitidos, valdrán la pena.
Un caso hoy, es la Av. 16 de Septiembre en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

 

Parte de la publicidad política alrededor de la obra terminada, el corredor semipeatonal 16 de septiembre. imagen

Parte de la publicidad política alrededor de la obra terminada, el corredor semipeatonal 16 de septiembre. imagen

 

Sin embargo todo termina en un discurso y propaganda política, que no se vive tan bien como parece lucir, hoy la avenida 16 de septiembre, aunque es totalmente plana, está delimitada tan solo y tan solo visualmente, con esto parece condicionarse al peatón a no tener discapacidad visual, quizás de ahí viene el término “semipeatonal”; la cereza en el pastel son sus cruces con las calles Simón Bolívar e Isabel la Católica en donde se nota más lo lejos que esta el discurso político con lo que sucede en realidad.

Video 16 de Septiembre Semipeatonal

 

 

 

:::
Una de los argumentos preferidos de los detractores de los esfuerzos por una ciudad para todos, es decir una ciudad basada en los principios del diseño universal y la accesibilidad, es que los cambios que se buscan son excesivos en comparación a la población que se busca satisfacer, es decir, preguntan con seriedad, ¿Realmente cuantas personas con discapacidad hay en México y en el mundo para pensar que esta inversión vale la pena?
No es exagerado pensar que para muchos de ellos los cambios que busca la accesibilidad es una especie de invasión a la ciudad, a la manera de proponer los espacios, y a la forma de ejercer la profesión del diseño, la arquitectura y la construcción. Y son en gran medida las malas propuestas de accesibilidad las que fortalecen estos argumentos, pues a pesar de que nuestras ciudades ya cuentan con “rampas”, cientos de cajones “exclusivos”, baños “adaptados” (que no mencionamos aquí esta vez), corredores peatonales pensados “para” las personas con discapacidad, dicen: “no se ven personas con discapacidad que los usen”; y ciertamente, no los usan, porque no son funcionales.
En la medida en que se propaguen las buenas propuestas de accesibilidad como un estándar de diseño, arquitectura y construcción, entonces veremos una real inclusión de las personas con discapacidad. Y entenderemos mejor que estas malas propuestas de accesibilidad de hoy no son un intento de pocas personas con discapacidad de adueñarse de todo el espacio, sino la mala ejecución de pocos arquitectos por adueñarse todo un mercado. 

 

 

Datos del autor:

 

Carpeta en linea

 

Pagina de Acohua “Todos entran” 

 

(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

 

El origen del diseño universal es la respuesta a las varias corrientes de diseño que descuidaron al ser humano como el objeto del proceso del diseño, para anteponer la apariencia estética y el valor monetario del objeto; por definición el diseño universal es:

“El diseño de productos, entornos y servicios para ser usados por todas las personas, al máximo posible, sin adaptaciones o necesidad de un diseño especializado o personalizado.”

Para lograr su meta, el diseño universal se vale de siete principios; que veremos más adelante, después de analizar de esta definición unas líneas. “El máximo posible – Sin adaptaciones.”
Si tratamos de simplificar estas dos líneas contenidas en las definición de D.U. podremos llegar inevitablemente a “Menos es mas”.
Fue el arquitecto Ludwing Mies Van Der Rohe quien dio sentido y creo la famosa frase “Menos es mas” para explicar que el diseño debe tener lo necesario para ser suficiente y por lo tanto ideal; Esta frase indudablemente pasó por un mutuo aprendizaje entre el arquitecto y la Escuela alemana de diseño de la Bauhaus (de la cual fue director) que perseguía en palabras Walter Gropius, otro de sus directores, la máxima de:

“Lograr una nueva hermandad de arquitectos, escultores, pintores… libres de esa arrogancia que divide a las clases sociales y que busca erigir una barrera infranqueable entre los artesanos y los artistas.”

Despejando la evolución histórica del diseño y las corrientes derivadas en los distintos rubros de él a lo largo de los años posteriores hasta el día de hoy, es interesante como estas nociones de Mies y la Bauhaus se conectan directamente con la noción actual del diseño universal:
“El máximo posible – Sin adaptaciones”, “Menos es mas” y un “Diseño libre de arrogancia que divide clases sociales y erige barreras infranqueables”.
Ciertamente si analizamos los productos del diseño arquitectónico del Arquitecto Mies V. D. R. encontraremos qué carece de la noción contemporánea del diseño universal, en escala arquitectónica, carece de accesibilidad; esto debido a distintos enfoques que se tenían, no hacia el diseño, sino hacia el tema de la discapacidad y diversidad humana.
Sin embargo, a pesar de que el diseño universal sigue siete principios establecidos para lograr su objetivo, es imposible encontrarnos en sus productos el sentido de la frase “Menos es mas” de Mies y la intención de “eliminar las barreras y divisiones” de la corriente de la Bauhaus.
Enumeraremos los siete principios con su definición y ejemplificándolos con un producto que haga uso de los principios y en el cual el principio mencionado sea representativo:

1. Igualdad de uso: el diseño debe ser fácil de usar y adecuado para todas las personas independientemente de sus capacidades y habilidades.

La taza, si tu taza para el café es representativa del primer principio del diseño universal, la asa de la taza busca aislar la mano del usuario de la temperatura de la bebida que contiene; y resuelve sin ninguna dificultad el mayor reto que se le presenta, ser útil para diestros y zurdos, lo único que se debe hacer es girar la taza para que su asa se acomode a las necesidades del usuario que la sostenga. 

Menos es más

Imagen contenida en tumblr localizada con tumblr search 

2. Flexibilidad: el diseño debe poder adecuarse a un amplio rango de preferencias y habilidades individuales.

El Smartphone de pantalla táctil, actualmente tanto Apple y Samsung incluyen distintos modos y grados de accesibilidad en sus smartphones de pantalla táctil, modalidades que se pueden activar desde sus menús, esto con la franca intención de que las personas con discapacidad visual no se queden fuera del mercado de consumo de sus productos; todas estas características amplían el rango de uso de un mismo Smartphone brindándole distintas metodologías de uso.

Video Iphone 3GS VoiceOver

3. Simple e intuitivo: el diseño debe ser fácil de entender independientemente de la experiencia, los conocimientos, las habilidades o el nivel de concentración del usuario.

El control del Wii, Nintendo observo que la gran barrera de la industria de los videojuegos era la complejidad de los controles que se ofertan en el mercado; para ello desarrollo la consola Wii siguiendo los principios del diseño universal, su meta una consola para toda la familia, el control fue la clave en su propuesta, un control que se
adapta intuitivamente a la interacción con el juego, dejando en segundo plano los botones.

Video 22-months old wii player

4. Información fácil de percibir: el diseño debe ser capaz de intercambiar información con el usuario, independientemente de las condiciones ambientales o las capacidades sensoriales del mismo.

Tu control remoto de TV, seguramente si revisas el control remoto de tu tv, notarás que el botón 5 tiene un relieve, esto tiene una intención; que el uso del control sea intuitivo cuando las luces están apagadas, el botón 5 es el botón numérico central, si lo localizas con el tacto, seguramente puedes localizar a partir de él cualquier otro número sin ver el control; Además algunos controles usan relieves en otros botones claves, como el volumen, la navegación de canales y el botón de encendido.

controles

Imagen

5. Tolerante a errores: el diseño debe minimizar las acciones accidentales o fortuitas que puedan tener consecuencias fatales o no deseadas.

Regresemos al Wii, Nintendo considero que un control que requiere ser agitado y manipulado activamente puede resbalarse de las manos del usuario y volverse un proyectil, para prevenir este accidente agrego una correa de seguridad que evita los accidentes previstos por la compañía, además de ello antes de cada juego muestra una pantalla de advertencia recordando sus recomendaciones para un juego seguro.

pantalla de advertencia

Pantalla de advertencias antes de iniciar un juego en la Wii, Imagen propiedad de Nintendo. 

6. Escaso esfuerzo físico: el diseño debe poder ser usado eficazmente y con el mínimo esfuerzo posible.

La tapa circular abre fácil de los envases tetra pack, seguramente alguna vez en tu vida te has enfrentado a un envase de tetra pack sin tijeras, es difícil abrirlo sin ellas, para ello la empresa de la patente diseño varias tapas abre fácil, entre ellos la circular, que es la que más ahorra esfuerzo al usuario pues solo requiere un giro para que las cuchillas de plástico rompan el sello de conservación del producto; es más, planteándolo mejor, quizá eres de las generaciones que nunca ha usado unas tijeras para abrir un envase tetra pack.

tapa tetrapack

Tetrapack

7. Dimensiones apropiadas: los tamaños y espacios deben ser apropiados para el alcance, manipulación y uso por parte del usuario, independientemente de su tamaño, posición, y movilidad.

La silla, de entre ellas analicemos un caso especial, regresemos a Mies Van Der Rohe y veamos su silla “Barcelona” cuenta con dos elementos ergonómicos y cómodos; la silla y el taburete para descansar los pies, pero analicemos esto, el taburete es independiente a la silla (muy diferente a muchos sillones reposet de hoy en día), y esta flexibilidad de acomodo del taburete permite que un gran rango de personas puedan descansar cómodamente en ella sin importar su estatura.

silla barcelona

Silla Barcelona, Imagen

:::
Ahora, volvamos a las líneas rescatadas anteriormente, para definir nuestro enfoque en cuanto al diseño contemporáneo.
-Un diseño libre de barreras y que sin adaptaciones personalizadas, logre ser íntegramente útil al máximo posible de sus usuarios; Menos es mas-
:::
(3)“Un diseño libre de barreras” y que (1)“sin adaptaciones” personalizadas, logre ser íntegramente útil (1)“al máximo posible de sus usuarios”;(2) “Menos es mas”
:::
(1) “El máximo posible – Sin adaptaciones”,
(2) “Menos es mas”
(3) “Diseño libre de arrogancia que divide clases sociales y erige barreras infranqueables”.

 

Datos del autor

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban
A %d blogueros les gusta esto: