Archivos para las entradas con etiqueta: cachorros

seguro-mascotas

imagen

Como sabemos en la zona metropolitana hay gran cantidad de unidades medicas veterinarias que se encargan del cuidado de las  mascotas, ofreciendo cada uno diferentes servicio para las diferentes necesidades de nuestros clientes. Hay diferentes centros de atención como clínicas veterinarias, hospitales veterinarios que cuentan con mayor infraestructura en cuestión de equipo medico  sofisticado, con mayores servicios que otras clínicas. Existen los centros que dan atención a la gente con menores recursos y que dan servicio gratuito para procedimientos como esterilizaciones, apoyo para dar en adopción a las mascotas etc.

Cada centro de servicio cuenta con personal capacitado para dichas actividades, cada medico realiza diferentes protocolos para dar su servicio ya que fuimos instruidos por diferentes escuelas o instituciones, y debemos tener en cuenta que no todos los planes de estudio son iguales.

Cada Medico Veterinario funge como profesional capacitado para ofrecer ciertos servicios y debemos tomar en cuenta que debemos como Médicos estar capacitados para dar servicio a la gente que se acerca a nuestros establecimientos, debemos actualizar nuestros conocimientos acudiendo a cursos de actualización, para ir adquiriendo con el tiempo mayor experiencia.

Debemos estar seguros que el establecimiento al que acudimos cuente con un Medico Veterinario que sea el encargado de la salud y cuidado de nuestras mascotas, debe estar titulado para evitar problemas a la larga y que nuestros clientes se sientan con la confianza de que le persona al mando esta capacitada para atender a nuestra mascota.

Cada Medico Veterinario es diferente y maneja  las cosas de diferente manera, pero siempre es bueno saber que la persona con la que llevo a mi mascota es honesto con su trabajo y nos brinde su mayor esfuerzo. Sea cuidadoso con el trato a las mascotas y tenga una buena atención hacia los clientes que lo visiten.

Debemos tener en cuenta que es importante la limpieza y desinfección del establecimiento para que no exista riesgo de contagio de alguna enfermedad si es que tienen perros hospitalizados o en tratamiento dentro de las instalaciones.

La primera visita no es tan  importante pero en la segunda debemos tomar en cuenta como entra la mascota y como se comporta con el medico o personal que labora en las instalaciones, eso nos da la pauta de que no exista agresión por parte del personal hacia nuestras mascotas; eso les puede dar mas seguridad y confianza a la gente para que deje con toda la confianza a su mascota la siguiente vez. 

Datos del autor:

tarjeta MVZ Selene Ballesteros3

visión canina

 

 

Una de las características de los perros es que absolutamente todos, al nacer, son sordos y ciegos. Sin embargo, los oídos y los ojos comienzan a abrirse entre los nueve y los catorce días de edad, y no ven plenamente hasta la sexta semana de vida, aproximadamente.

Como los ojos del perro están muy separados, más que en el hombre, poseen una buena visión lateral y son capaces de ver buenos movimientos por su rabillo (ángulo externo del ojo) con más facilidad que los de una persona. Cabe destacar, que la vista del perro, aunque no sea su sentido más importante es más eficiente que la de una persona, al menos en el sentido de la visión a larga distancia, ya que el perro alcanza a divisar movimientos de hasta alrededor de unos 350 metros. Otro dato a tener en cuenta es que a los perros les cuesta más ajustar la distancia focal que a las personas y que su vista es mejor de lejos que de cerca. Los perros ven con menos detalles de lo que puede ver una persona.

El perro posee un ángulo de visión que ronda entre los 250 y los 290 grados, mientras que en el del hombre no sobrepasa los 210 grados; no obstante el campo binocular del perro es inferior a los 100 grados. Sus ojos son más aplanados que los del hombre, y más sensibles al movimiento y a la luz.

El tercer párpado que tienen los perros, también llamado membrana nictitante, sirve para mantener limpio el ojo; las lágrimas, producidas por las glándulas lagrimales, lo hidratan.

Al perro le dificulta hallar una presa quieta a cierta distancia, por lo que es necesario que ésta ejerza algún movimiento, para así ser identificada y perseguida, es decir, que una presa inmóvil, puede pasar desapercibida (el perro tiene una gran sensibilidad al movimiento). En muchos casos, determinados galgos, requieren tener la presa a la vista para poder perseguirla, mientras que otros, logran hacer uso de otros de sus sentidos, como por ejemplo, el Dogo Argentino.

Fuente: Visión del perro

Datos del autor:

tarjeta MVZ Selene Ballesteros

Los perros al nacer reciben los anticuerpos de su madre mediante la placenta y después de nacer a través del calostro, pero al poco tiempo de vida del cachorro los anticuerpos otorgados por la madre se van debilitando, aunque pueden actuar durante semanas y circulan en la sangre como una vacuna natural. Pero en par de semana este efecto será casi nulo y deja de producir inmunidad; es justo cuando es tiempo de vacunar al cachorro, ya sea para enfermedades infecciosas o parvovirus.
En algunas razas puede ser variable el tiempo en que se deba aplicar la vacuna, todo dependerá de como se desarrollen los anticuerpos naturales en el perro. Lo más importante es tratar de llevarlo a partir de las 3 o 4 semanas de nacido al médico veterinario para que determine cuando es el mejor momento para vacunar cada cachorro, y así determinar las dosis que mejor convengan al cachorro, y poder establecer un cronograma de vacunas en sus primeros años de vida.
Recuerde que tener un perro conlleva mucha responsabilidad, y que la salud del mismo es enteramente nuestra responsabilidad.

Al igual que en los seres humanos, los perros tanto cachorros como adultos son vulnerables a ciertas enfermedades, algunas difíciles de tratar y otras tan peligrosas que pueden provocarles la muerte, por eso es de vital importancia vacunarlos y tener su programa de vacunación al día.

Las principales enfermedades infecciosas de las que se pueden vacunar son: moquillo, parvovirus, hepatitis canina, leptospirosis, coronavirus, parainfluenza, rabia, guardia y bordetella.

El esquema de vacunación puede variar según el lugar, la situación epidemiológica e incluso la raza. Sin embargo, uno de los esquemas de vacunación más utilizados es el que a continuación presentamos:

• 6 semanas – Triple
• 9 semanas – Refuerzo
• 12 semanas – Múltiple
• 16 semanas – Rabia

• Anualmente – Rabia y Múltiple

Consejos en relación a las vacunas:

• Vacunar a su perro es importante, por su salud, por la salud de otros perros y principalmente por la salud de la familia con la que vive.

• El siguiente mes y medio, después de la 7ª u 8ª semanas de edad, es una etapa de alto riesgo (aunque su cachorro ya debería tener su primera vacuna). Por eso es importante que en este tiempo se evite el contacto con otros perros y con el exterior.

• Es importante que el veterinario haga una evaluación completa del estado de la salud de su perro antes de vacunarlo, ya que si está enfermo, la vacuna en vez de protegerlo, podría tener efectos negativos.

• Idealmente el animal debe estar desparasitado antes de la primera vacuna, pues los parásitos hacen que tenga un sistema inmune bajo.

• Debe hacerse una revacunación anualmente ya que no sabemos en que momento el perro se va a enfrentar a un virus de campo.

• Para conseguir una mejor inmunidad se aconseja ponerle los “refuerzos”. Una primera vacuna protege cerca del 70%, una segunda se puede alcanzar un 85% de protección y con un tercer refuerzo hasta un 95% de protección.

Un programa de vacunación al día protege la salud del perro y la de su familia, por eso es tan importante inmunizar al perro de enfermedades que hasta podrían ocasionarle la muerte.

A %d blogueros les gusta esto: