Archivos para las entradas con etiqueta: Discapacidad visual

El espacio es una continuidad; concebimos un principio para este a partir de la perspectiva de estar en nuestro punto de partida, es decir, nuestra posición o lugar actual.
Y aunque pareciera que el mundo empieza en donde estamos colocados, si nos desplazamos en una línea recta en cualquier dirección, eventualmente nos encontraríamos de nuevo en nuestro punto de partida, de eso se trata a grandes rasgos la continuidad del espacio.
Pero el espacio construido, las vivienda y edificios, poseen una -continuidad finita-; que nos permite un desplazamiento dentro de ella, y es a través de este desplazamiento que se nos revela el espacio y se vuelve útil para nosotros; es la continuidad aquello que da sentido a un espacio.
A su vez, esa –continuidad finita- de nuestros inmuebles se suman a una continuidad también finita pero más compleja; la de la ciudad, y de igual forma es esa continuidad finita a mayor escala la que permite el desplazamiento humano y que nos muestra la ciudad haciéndonosla útil, habitable y disfrutable.
Los esfuerzos de accesibilidad se han concentrado en la etimología obvia de la palabra; brindar acceso al espacio. Sin embargo, la naturaleza del espacio construido y el no construido (es decir, el contexto físico natural) nos demuestran que no es suficiente con solo entrar: Es necesario desplazarse en el espacio.
La creciente concientización sobre la necesidad de brindar accesibilidad arroja una ciudad con islas de espacios accesibles, desplazamientos finitos rodeados por un borde para la autonomía de muchas personas; Espacios aislados no conectados (aun) realmente con la ciudad, como el siguiente ejemplo:

 

Imagen: Un ejemplo cotidiano en nuestras ciudades de la falta de continuidad, es en los cruces de calles, en donde de un lado de la banqueta existe una rampa pero del otro lado de la calle, no existe otra rampa que coincida con ella para recibir a la persona que está cruzando la calle, es decir, no hay coherencia en la propuesta; es abrumador la cantidad de ejemplos similares a este. Imagen

Imagen: Un ejemplo cotidiano en nuestras ciudades de la falta de continuidad, es en los cruces de calles, en donde de un lado de la banqueta existe una rampa pero del otro lado de la calle, no existe otra rampa que coincida con ella para recibir a la persona que está cruzando la calle, es decir, no hay coherencia en la propuesta; es abrumador la cantidad de ejemplos similares a este. Imagen

Para las personas con discapacidad, la ciudad tiene en su interior muchos puntos en donde se termina el mundo. El siguiente ejemplo es propio de las estaciones de Metrobus en la Ciudad de México, que aunque tienen un lenguaje accesible a su interior, lo terminan abruptamente sin advertir, por ejemplo a las personas con discapacidad visual, acerca de que sucede fuera de un espacio.

Fin e inicio de estación de metrobus Balderas, se puede ver la línea de pavimento táctil guía, que termina abruptamente sin indicar un fin o un inicio. imagen

Fin e inicio de estación de metrobus Balderas, se puede ver la línea de pavimento táctil guía, que termina abruptamente sin indicar un fin o un inicio. imagen

 

Video Vine: “GDF llevas a las personas con discapacidad visual aquí, ¿Y después?” Muestra la misma estación pero, sin valerse de imagen.  https://vine.co/v/MF7x5BBYAgx

Entonces, siempre constante debe ser la tarea de concientizar acerca de dar continuidad a los esfuerzos de accesibilidad ya construidos –Vincular y si es necesario reparar las propuestas que no son útiles- e ir más allá del concepto de dar acceso, sino de dar un espacio continuo para todos, re nutriendo (de sí mismo) el concepto mismo de la escala arquitectónica del diseño universal.

 

Datos del autor:

 

Carpeta en linea

 

Pagina de Acohua “Todos entran” 

 

(accesibilidad arquitectonica)

 

tarjeta Arq. Esteban

 

Anuncios

Es común caer en el insulto “¿Qué, estas ciego?” cuando alguien no está respondiendo a lo espacial de una ciudad. Pero, sin entrar en los tintes discriminatorios del insulto; ¿Y si, si? Qué tal si, si se trata de una persona con discapacidad visual.

Entonces, dónde cabe las preguntas: ¿Por qué no está respondiendo a las otras geografías sensoriales de la ciudad? Y ¿Cuentan nuestras ciudades con una coherencia sensorial más allá de lo visual?
Estas preguntas son hasta cierto punto sarcásticas, desde una perspectiva de arquitectos, en el diseño nos guiamos por una propuesta visual; y caminando en la Ciudad de México, así como muchas en otras ciudades latinoamericanas, nos daremos cuenta que solo lo visual es lo que esta medianamente ordenado; Esto nos da una ciudad de texturas, sonidos y olores residuos de una intención meramente visual.

 

 

Principales productores de sensaciones en las ciudades.

Principales productores de sensaciones en las ciudades. Textura, sonido olores

¿Qué tan conscientes somos como ciudadanos de este residuo de sensaciones? Ó tratando de plantear otra pregunta ¿Acaso una ciudad con todas sus geografías sensoriales ordenadas, no beneficiaría a todas las personas; y no solo a las personas con discapacidad como se suele creer y argumentar?
La ciudad produce sensaciones. El diseñador no puede producir sensaciones, puede ordenarlas, con aquellas que produce el contexto y con aquellas que una propuesta trae al contexto.
El ser humano no se puede alienar de las sensaciones; cierto, puede no percibirlas, ahí radica la definición de varias discapacidades; pero de hecho el ser humano ya es un experto en no percibir y no requiere de una discapacidad para hacerlo.
En un día cotidiano, el ser humano esta tan en desacuerdo con:
1.- Su ciudad sonora y aísla su oído con música a todo volumen; el ciudadano en un gran porcentaje no escucha su ciudad.
2.- Las texturas de sus ciudad, así que ha aprendido a darle excesiva comodidad a sillones, interiores de vehículos, camas y si puede, se mantiene en ellos más tiempo de lo necesario o útil aislándose de la experiencia de “tocar” su ciudad con sus pies, cuerpo y manos.

Imagen, Mafalda de Quino

Imagen, Mafalda de Quino

3.- Su ciudad olfativa, así que disfraza su espacio con marcas de aromas, con la intención de lograr una personalización aromática de su lugar.
:::
Y por si fuera poco, hoy en día, la pantalla del móvil y los nuevos Google Glass, empiezan a demostrarnos que quizá tampoco estamos tan de acuerdo con lo que vemos de la ciudad.

Imagen conceptual de Google Glass

La vista es el gran sentido que guía al ser humano y la discapacidad visual, nos muestra lo valioso que es contar con este valioso sentido; pero mientras no creamos en la posibilidad de ordenar las geografías sensoriales de nuestras ciudades a través del diseño, no solo no estamos contribuyendo al correcto funcionamiento de varios sistemas de accesibilidad que requieren de cierto orden sensorial (como el pavimento táctil que se beneficia del orden de las texturas en la ciudad o los sistemas de alarma sonoros que se benefician de un orden, vaya, sonoro de la ciudad) sino que incentivamos directamente al sacrificio de ciertos fragmentos de nuestra humanidad, como el percibir y disfrutar nuestro contexto con nuestros sentidos.

“La inconmensurabilidad de arquitectos que tienen entrenada su sensibilidad hacia lo visual y las personas con discapacidad visual, parcial o total, con una sensibilidad orientada hacia lo táctil y sonoro trabajando dentro de un contexto de cooperación en el proceso de diseño, guían en primer lugar, a recuperar mutuamente cierta humanidad.”

Fragmento traducido de –El conocimiento resultante de los espacios, el juego de los sentidos- del libro “Ceguera y la ciudad multisensorial” (Devlieger, Renders, Froyen y Wildiers)

Diseñamos con los ojos, no podemos despejar ese hecho, pero también tenemos oídos, pies, manos, olfato que complementan la experiencia humana; y a ello debemos sumar, como diseñadores, la conciencia de entender que significa la ausencia de uno o más de ellos y entonces orientarnos a buscar soluciones integrales en donde es necesaria la cooperación, no solo en un ámbito interdisciplinario, sino de participación real de las personas.

 

Datos del autor:

Carpeta en linea

 

Pagina de Acohua “Todos entran” 

 

(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

 

“Me indico una zona grande y verde no muy lejos de la plaza. (Zócalo) -La Alameda. Por las tardes, las señoras llevan sus mejores vestidos de seda para pasear en sus carruajes y los hombres desfilan con garbo sobre sus mejores caballos hacia un lado y otro de la alameda. En ese lugar frecuentemente los hombres desenvainan la espada… El parque era agradable, un lugar con césped arboles y un bonito estanque, pero casi no mire a mi alrededor; tenia la vista fija en los hombres y las mujeres, en las miradas furtivas y tímidas, en las invitaciones no verbalizadas pero igualmente transmitidas, en las risas coquetas y en los resoplidos masculinos de los galanes y los caballos. -Los caballos de Don Julio están bien para tirar de un carruaje o trabajar con ganado, pero no podemos montar animales como esos en la Alameda. Todos se burlarían de nosotros; caminaremos, como si nuestros criados se hubieran quedado cuidando de nuestros caballos mientras nosotros estiramos las piernas. Quizá las señoritas no advertirán nuestra pobreza.”

Fragmento de “Sangre Azteca” (Gary Jennings – Junius Podrug) novela ubicada temporalmente en la consolidación de la Nueva España.

Sin duda la ciudad es el gran instrumento de la inclusión, una ciudad accesible permitirá dar el primer paso a la inclusión de las personas con discapacidad, que es el que ellas puedan participar activamente en la vida social, laboral y disfrute de su ciudad.

Una ciudad tan compleja y extensa como la Ciudad de México, está lejos de ser 100% accesible, pero existen entornos que en la transformación cotidiana propia de cualquier ciudad están logrando ser medianamente accesibles a veces sin proponérselo ó con una accesibilidad bastante bien lograda cuando fue planeada en una renovación.

Este ejercicio busca hacer un análisis de los lugares cotidianos de la Ciudad de México y de otras en cuanto me sea posible y puntualizar ¿Qué tan accesibles son? ¿Qué se podría mejorar? ¿Qué se puede rescatar? Todo esto con su respectivo auto aprendizaje y retroalimentación que el ejercicio vaya adquiriendo en su desarrollo.

¿Por qué empezar con la Alameda Central?

Quizá podemos señalar que existen infinidad de espacios arquitectónicos-urbanos más emblemáticos de la ciudad y del país, pero si analizamos nuestra cultura contemporánea justo cuando nació, la época de la nueva España, es decir, justo cuando las dos culturas madres que concibieron al mexicano contemporáneo se conocieron y se mezclaron, en tantos aspectos que fueron desde, el entorno familiar, el social, la convivencia de dos distintas razas, en donde la tolerancia de unos la intolerancia de los más hacia los otros; era el principal personaje que fue tejiendo las historias cotidianas; fue justo dentro de ese hervidero de choques en que se concibieron las mezclas a las que estamos tan acostumbrados hoy en día, aquello que identificamos como nuestra cultura, que surgió el primer espacio de convivencia social:La Alameda Central, el primer parque no solo de México, sino de toda América.

Vídeo Alameda Central de la ciudad de México, Turismo Cultural INAH

A través de sus cuatro siglos de existencia La Alameda ha contenido y observado el momento social y su evolución progresiva, esto lo podemos apreciar en el collage de personajes muy diversos, con algunos políticos inmiscuidos entre la multitud, del mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda” de Diego Rivera(Imagen completa: http://www.blogodisea.com/wp-content/uploads/2011/05/Sueno-de-una-tarde-Dominical-en-la-Alameda-1947.jpg )

ⒸAcohua “Todos entran”

Imagen donde se rescata un poco de la diversidad plasmada por Diego Rivera en el mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda” (1947) Imagen ⒸEsteban Baez

Actualmente en el extremo colindante al palacio de bellas artes se coloco una valla para proteger los trabajos pendientes de la última fase de remodelación del espacio, esta valla muestra una imagen renderizada donde se aprecia la intención de conservar la vocación de ser un contenedor de la diversidad, aunque la imagen ya deteriorada, está muy alejada de la riqueza del trabajo de Diego Rivera.

 

ⒸAcohua “Todos entran”

 

Imagen sobre la diversidad de usuarios en la nueva alameda y extremo colindante a bellas artes

Y es que hoy en día La Alameda puede seguir presumiendo de ser, además del parque más antiguo de América, un parque que sigue aprendiendo de la diversidad que contiene para adaptarse a las necesidades humanas y la eliminación de barreras en el progreso de las ideologías sociales.

La siguientes son unas de ventajas de accesibilidad y diversidad de uso que ofrece hoy en día la Alameda Central de la Ciudad de México.

¿Cómo llegar?


Existen diversas formas; La Alameda cuenta con dos estaciones de metro, un estacionamiento colindante, etc, etc; pero el transporte público que ofrece mayor accesibilidad y está al alcance del parque, es el Metrobus; un gran punto en contra de este medio, son las horas picos que dificultan el uso de los diversos elementos de accesibilidad que ofrece la estación y las unidades.

accesibilidad en la estación de metrobus Hidalgo

ⒸAcohua “Todos entran”

Imagen descriptiva de la accesibilidad en la estación de metrobus Hidalgo 

¿Cómo la recorro?


La traza de la Alameda se ha respetado a través de su proceso histórico, en ella se puede siempre observar un tramo de circulación peatonal; además de que a lo largo de él se generan áreas de descanso útiles para las personas de la tercera edad o quienes sufren de fatiga crónica y no pueden recorrer largas distancias. En la circulación perimetral se propuso el uso alterno como circuito de trote y es actualmente usado por muchas personas para correr diariamente sus 1250 metros de perímetro.

ⒸAcohua "Todos entran"

ⒸAcohua “Todos entran”

Imagen descriptiva de la accesibilidad en la circulación de La Alameda 

¿Cómo te conecta?

La Alameda central es un punto de reunión y paseo entre el centro histórico de la Ciudad de México, y otros puntos de interés de la ciudad como el monumento a la revolución y paseo de la reforma; La Alameda para conectar a todas las personas cuenta con rampas en sus banquetas, que además cuentan con rampas colindantes a las esquinas o banquetas con que conectan y de igual forma los camellones en la sección de cruce están rebajados a nivel de calle para permitir la continuidad de la circulación peatonal.

ⒸAcohua "Todos entran"

ⒸAcohua “Todos entran”

Imagen descriptiva de los cruces peatonales apoyados con rampas 

¿Qué hay de interés?

Infinidad de cosas, desde el hemiciclo a Juárez, hasta las fuentes dedicadas a los dioses griegos como Poseidón, Hermes y Afrodita; además de que cuenta con espacios escultóricos en las áreas verdes que cuentan con flores de cada estación, pero no se puede pasar por alto la intención social de este espacio, miles de personas la atraviesan a cada hora, muchas deciden sentarse en una de sus grandes bancas de piedra o admirar el espectáculo de luces que hoy ofrecen las fuentes y este es un punto bastante interesante estas fuentes son un hito de atracción para el paseante y en el rubro de la inclusión podemos hacer una analogía con algunos de los elementos utilizados en las habitaciones multisensoriales para a través captar la atención de los niños estimular sus sentidos de percepción; El arquitecto Felipe Leal que trabajo activamente en la remodelación de este espacio utilizo en su cuenta de twitter la frase, “las fuentes poseen un magnetismo visual” , y es que es inevitable sentirse atraído por la proyección de agua multicolor y el sonido del agua de la fuente llenándose y vaciándose constantemente.

ⒸAcohua "Todos entran"

ⒸAcohua “Todos entran”

Imagen comparativa de una de las fuentes en la alameda con una habitación multisensorial 

:::
Hoy La Alameda Central es un lugar que ofrece una accesibilidad física solamente limitada por la falta de elementos de orientación para personas con discapacidad visual, sin embargo es un espacio que estimula el sentido social del visitante, estimula sus sentidos y es un espacio verde que nos ha sido legado por nuestra historia, todo lo que hace falta por hacer para lograr una accesibilidad integral en este espacio, se ve momentáneamente olvidado por el resultado logrado con los que actualmente posee mientras una tarde pasas y te sientas a tomar un café.

 ⒸEsteban Baez

ⒸEsteban Baez

Imagen alojada en Instagram 

Datos del autor

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

Nos es muy fácil decir que no tenemos una discapacidad y mucho más fácil nos es identificar una discapacidad ajena, y en ese hecho mantenemos una alienación, no a la discapacidad, sino a una de las diversidades humanas a las que no pertenecemos.
Y es en esta distancia que trazamos entre nosotros y la diversidad humana donde se origina la discriminación.

Discriminar se define en el diccionario como:

“Dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, de sexo, de clase social o casta u otros motivos ideológicos // Separar, diferenciar una cosa de otra”

Sin embargo se podría definir la discriminación por su origen, es decir, el (mal) trato humano resultante de la suma del desentendimiento de otro ser humano; disfrazado de razón, lógica y hasta conocimiento.

En el 2013, la principal causa de denuncia de discriminación en México atendida por el CONAPRED (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación) fue en el tema de discapacidad referente a quejas, mientras que la condición de salud encabeza la recepción de reclamaciones en el mismo periodo. 
Los expedientes de quejas investigan las presuntas conductas discriminatorias que están relacionadas con particulares, mientras que en el caso de las reclamaciones, los procedimientos se siguen en contra de servidoras y servidores públicos de carácter federal. 

Aunque el tema central sea la discapacidad, nunca debemos pasar por alto que la discriminación no es un acto que va en contra de un grupo de personas, sino que va en contra de todo el conjunto de la humanidad, es quizás prudente decir que la discriminación es una discapacidad social colectiva.

En base a esto, ya hemos aterrizado en artículos anteriores que cuando un inmueble carece de accesibilidad esta en otras palabras está discriminando a los usuarios (con discapacidad) al negarles el acceso y desplazamiento autónomo, sin embargo las barreras que han presentando los edificios no siempre han sido físicas y la discriminación social ha estado presente históricamente.

Por ejemplo, durante mucho tiempo en los Estados Unidos de Norteamérica, se negó el acceso a la escuela a las personas de raza negra, basado en la falsa creencia de una supuesta inferioridad con respecto a la raza blanca, una creencia que fue usada como razón, lógica y por ende conocimiento; ciertamente las escuelas estadounidenses, arquitectónicamente hablando, no contaban con barreras arquitectónicas que hicieran distinción alguna entre una persona de raza negra o raza blanca, y sin embargo el acceso era restringido para un sector de la humanidad. Bien, pues de esa magnitud es la barrera de la discriminación.

LaBarreraDeLaDiscriminacion

Protesta en contra de la integración escolar de la comunidad negra de los Estados Unidos 1959 Imagen 

En este ejemplo podemos distinguir un problema actual de la accesibilidad arquitectónica e inclusión de las personas con discapacidad a la sociedad; ¿Puede la arquitectura ser realmente funcional-accesible si contiene, no a una sociedad diversa, sino a toda una diversidad de ideologías falibles de ella? Es decir, ¿qué tanto valor real tiene eliminar una barrera arquitectónica, hablando ya del tema de la discapacidad, si no se remueve la barrera de la discriminación?

“El pasado martes 7 de enero Lucero Márquez, joven ciega que se apoya en un perro guía para su movilidad y quien señaló en diciembre pasado la falta de accesibilidad en locales de los restaurantes Bisquets Obregón donde le pusieron trabas para entrar con su perro de servicio, acudió al Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México (Copred), organismo del gobierno del Distrito Federal que entró en contacto con ella a raíz de la denuncia que hizo en Dis-capacidad.com y Twitter sobre esta situación en sucursales del restaurante Bisquets Obregón.”

Este ejemplo reciente es bastante adecuado para explicar el punto de este artículo, ¿Dónde está la falta de accesibilidad en este caso? De que otra manera puede un inmueble restringir el acceso a una persona con discapacidad visual con su perro de servicio más si no es negándoselo; es decir, un perro de servicio no requiere adaptaciones arquitectónicas para su acceso pues la función de este es orientar a la persona con discapacidad visual a pesar de las barreras físicas que pudieran impedirle el desplazamiento a la persona, pero, es imposible que el perro de servicio vaya a donde se le restringe el acceso.

LaBarreraDeLaDiscriminacion2

Imagen del artículo sobre la discriminación hacia una persona con discapacidad visual y su perro de servicio descrito a fondo en Dis-capacidad.com

Lo ameno de este caso en particular, es que puso en foco de alerta esta situación a la empresa que le negó el acceso que en sus puertas tiene un letrero en pro de la no discriminación; teniendo como desenlace una reimpresión de sus carteles de no discriminación agregando en ellos que en sus locales se permite el libre acceso a animales de servicio que acompañen a personas con discapacidad.

Un paso en la dirección correcta para eliminar este tipo de barreras.
Es innegable entonces, que para lograr una accesibilidad integral no se puede separar las soluciones técnicas de las soluciones humanas; porque en realidad, la discapacidad nunca ha sido un problema sino mas bien nuestra capacidad de poner barreras en la aproximación del trato humano.

Datos del autor

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

Todos conscientemente o inconscientemente tratamos de alienizarnos del término “discapacidad” y es que tenemos una idea rígida de esa palabra, a tal grado que la primera imagen que nos viene a la mente es una persona en silla de ruedas.

Sin embargo, a través de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CNUSDPD*) (Glosario-de-Terminos-sobre-Discapacidad) se busca aterrizar este término en la diversidad, rescatándolo de la rigidez y dándole un valor flexible:

“Concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas con discapacidad y las barreras debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás”

La importancia de esta definición es que aterriza con precisión que la discapacidad no es un problema, es una característica humana, sino que “el problema” de una discapacidad es la mala interacción o nula interacción de las personas con su entorno inmediato al enfrentarse a distintas barreras.

Una frase que busca resaltar la importancia del diseño universal es la siguiente:

“El Diseño Universal es sobre ser realista. Cualquiera que este empujando un carrito, una mujer embarazada, o alguien particularmente alto o de corta estatura se puede beneficiar del diseño universal.

De hecho, la necesidad del diseño universal es solo eso –universal‐ Todos estamos alejados de un “Cuerpo‐hábil” ideal. Nuestras habilidades varían y podemos esperar que disminuyan con el paso del tiempo.”

Stefani Danes

Para entender la importancia de la accesibilidad, es importante tener presente estas dos ideas. Nadie es ajeno a la discapacidad, de hecho, quizás estamos más cerca de ella de lo que pensamos.
La definición de la CNUSDPD* busca abrir un amplio abanico de la discapacidad sin ignorar las clasificaciones “clásicas” de ella, sino que a partir de ellas busca humanizar el termino. Este amplio abanico abre tantas clasificaciones de discapacidad, que si bien crea un grado complejo de discapacidad por la suma de varias caracteristicas, también crea un grado nada complejo de ella, una serie de pequeñas discapacidades aisladas en las que muchas personas podemos ubicarnos.

Pequeñas discapacidades (1)

Clasificación clásica y ampliamente difundida de la discapacidad, en ella se menciona la discapacidad mental, hoy en día se promueve el abandono de ese término y separarlo en discapacidad intelectual y psicosocial de acuerdo al origen de la característica. Imagen

Pongamos un ejemplo, una persona tiene la necesidad de usar gafas, no posee una discapacidad visual “clásica” puede ir por la ciudad sin tener que usarlas, además gusta de correr y tampoco requiere usar sus gafas para correr sus 4 kilómetros diarios, tiene notas aceptables no es que sea menos o más inteligente pero le gusta equilibrar su tiempo entre escuela, amigos y deporte, no le estresa sacar de vez en vez un siete. A esta persona le encanta leer de manera recreativa pero si no tiene sus gafas le es imposible enfocar las letras, pasa lo mismo si toma una revista, un periódico o los libros de la escuela. Por eso ocupa gafas porque por un astigmatismo común, le es imposible enfocar las letras, para esta persona si no tiene sus gafas al enfrentarse a un texto normal, su discapacidad se hace presente.

al leer

Esta es la diferencia que muchos experimentamos al enfrentarnos a un libro con, y sin lentes. Imagen

Otro ejemplo, más alarmante y además un ejemplo bastante extendido y que no se considera una discapacidad y ya nos estamos acostumbrando a verlo como una condición cotidiana, hablemos ahora de esta persona que sufre obesidad grado 2, termino su carrera con notas excelentes, pero debido a su obesidad y otros hábitos se ha visto obligado a usar gafas en su vida diaria, ha conseguido un buen empleo, pero su oficina se encuentra en un cuarto piso, un día que se descompuso el elevador subió las escaleras y perdió el aliento rápidamente por el sobreesfuerzo. Usa frecuentemente el transporte público, cuando le toca estar de pie todo su trayecto llega a casa con un dolor terrible en los tobillos y rodillas, esta persona además debe enfrentarse ocasionalmente a la barrera humana de la discriminación y su condición lo expone a desarrollar muchas enfermedades crónicas que presentan como parte de su sintomatología discapacidades clásicas, además de las barreras a las que se enfrenta en el presente.

obesidad

La obesidad a nivel personal es una condición que limita a la persona que la padece además de que potencia la posibilidad de sufrir enfermedades crónicas degenerativas que compliquen su calidad de vida abriendo la incluso a varios desenlaces fatales. Imagen

Todos también podemos atravesar una discapacidad temporal, después de una cirugía, nuestra movilidad se puede ver reducida, o después de un accidente nos vemos obligados a tomar precauciones mientras nos recuperamos que incluyen mantener una extremidad enyesada y lo mas inmóvil posible durante cierto lapso de tiempo.

Pequeñas discapacidades 2

“Dificultades a las que se enfrenta una persona de con discapacidad temporal” Imagen elaborada para CONADIS 2012 

En la mujer, el periodo de embarazo, limita bastante su movilidad, le exige mayor esfuerzo físico para cualquier actividad cotidiana que realice, subir escaleras, cargar una bolsa del mandado, usar el transporte público; el embarazo también es una condición que expone a las personas a las barreras que existen en el entorno.

dificultades de una embarazada

“Dificultades a las que se enfrenta una mujer embarazada” Imagen elaborada para CONADIS 2012 

Y por ultimo queda la tercera edad, en donde nuestro cuerpo empieza a ver disminuidas sus capacidades; podría decirse que llegar a esta edad es ver al mundo con otra perspectiva, un mundo que va tan rápido que tan solo ofrece barreras.

vejez y sus discapacidades

“Dificultades a las que se enfrenta una persona de la tercera edad” Imagen elaborada para CONADIS 2012 

Existe una palabra que engloba toda una suma de esfuerzos para promover la accesibilidad, la diversidad y la inclusión; esa palabra es concientización, generar conciencia, siempre el mayor reto de la inclusión, sea desde el enfoque que sea, arquitectónico, urbanístico, de derecho, pedagógico, de salud y cultura, es generar conciencia de que estos esfuerzos no se hacen por unos, se hacen para todos.

diversidad partiendo de la discapacidad

Iconografía de la diversidad partiendo de la discapacidad Imagen La Ciudad Accesible.

 

Datos del autor:

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban
A %d blogueros les gusta esto: