Archivos para las entradas con etiqueta: Discapacidad

El espacio es una continuidad; concebimos un principio para este a partir de la perspectiva de estar en nuestro punto de partida, es decir, nuestra posición o lugar actual.
Y aunque pareciera que el mundo empieza en donde estamos colocados, si nos desplazamos en una línea recta en cualquier dirección, eventualmente nos encontraríamos de nuevo en nuestro punto de partida, de eso se trata a grandes rasgos la continuidad del espacio.
Pero el espacio construido, las vivienda y edificios, poseen una -continuidad finita-; que nos permite un desplazamiento dentro de ella, y es a través de este desplazamiento que se nos revela el espacio y se vuelve útil para nosotros; es la continuidad aquello que da sentido a un espacio.
A su vez, esa –continuidad finita- de nuestros inmuebles se suman a una continuidad también finita pero más compleja; la de la ciudad, y de igual forma es esa continuidad finita a mayor escala la que permite el desplazamiento humano y que nos muestra la ciudad haciéndonosla útil, habitable y disfrutable.
Los esfuerzos de accesibilidad se han concentrado en la etimología obvia de la palabra; brindar acceso al espacio. Sin embargo, la naturaleza del espacio construido y el no construido (es decir, el contexto físico natural) nos demuestran que no es suficiente con solo entrar: Es necesario desplazarse en el espacio.
La creciente concientización sobre la necesidad de brindar accesibilidad arroja una ciudad con islas de espacios accesibles, desplazamientos finitos rodeados por un borde para la autonomía de muchas personas; Espacios aislados no conectados (aun) realmente con la ciudad, como el siguiente ejemplo:

 

Imagen: Un ejemplo cotidiano en nuestras ciudades de la falta de continuidad, es en los cruces de calles, en donde de un lado de la banqueta existe una rampa pero del otro lado de la calle, no existe otra rampa que coincida con ella para recibir a la persona que está cruzando la calle, es decir, no hay coherencia en la propuesta; es abrumador la cantidad de ejemplos similares a este. Imagen

Imagen: Un ejemplo cotidiano en nuestras ciudades de la falta de continuidad, es en los cruces de calles, en donde de un lado de la banqueta existe una rampa pero del otro lado de la calle, no existe otra rampa que coincida con ella para recibir a la persona que está cruzando la calle, es decir, no hay coherencia en la propuesta; es abrumador la cantidad de ejemplos similares a este. Imagen

Para las personas con discapacidad, la ciudad tiene en su interior muchos puntos en donde se termina el mundo. El siguiente ejemplo es propio de las estaciones de Metrobus en la Ciudad de México, que aunque tienen un lenguaje accesible a su interior, lo terminan abruptamente sin advertir, por ejemplo a las personas con discapacidad visual, acerca de que sucede fuera de un espacio.

Fin e inicio de estación de metrobus Balderas, se puede ver la línea de pavimento táctil guía, que termina abruptamente sin indicar un fin o un inicio. imagen

Fin e inicio de estación de metrobus Balderas, se puede ver la línea de pavimento táctil guía, que termina abruptamente sin indicar un fin o un inicio. imagen

 

Video Vine: “GDF llevas a las personas con discapacidad visual aquí, ¿Y después?” Muestra la misma estación pero, sin valerse de imagen.  https://vine.co/v/MF7x5BBYAgx

Entonces, siempre constante debe ser la tarea de concientizar acerca de dar continuidad a los esfuerzos de accesibilidad ya construidos –Vincular y si es necesario reparar las propuestas que no son útiles- e ir más allá del concepto de dar acceso, sino de dar un espacio continuo para todos, re nutriendo (de sí mismo) el concepto mismo de la escala arquitectónica del diseño universal.

 

Datos del autor:

 

Carpeta en linea

 

Pagina de Acohua “Todos entran” 

 

(accesibilidad arquitectonica)

 

tarjeta Arq. Esteban

 

Es común caer en el insulto “¿Qué, estas ciego?” cuando alguien no está respondiendo a lo espacial de una ciudad. Pero, sin entrar en los tintes discriminatorios del insulto; ¿Y si, si? Qué tal si, si se trata de una persona con discapacidad visual.

Entonces, dónde cabe las preguntas: ¿Por qué no está respondiendo a las otras geografías sensoriales de la ciudad? Y ¿Cuentan nuestras ciudades con una coherencia sensorial más allá de lo visual?
Estas preguntas son hasta cierto punto sarcásticas, desde una perspectiva de arquitectos, en el diseño nos guiamos por una propuesta visual; y caminando en la Ciudad de México, así como muchas en otras ciudades latinoamericanas, nos daremos cuenta que solo lo visual es lo que esta medianamente ordenado; Esto nos da una ciudad de texturas, sonidos y olores residuos de una intención meramente visual.

 

 

Principales productores de sensaciones en las ciudades.

Principales productores de sensaciones en las ciudades. Textura, sonido olores

¿Qué tan conscientes somos como ciudadanos de este residuo de sensaciones? Ó tratando de plantear otra pregunta ¿Acaso una ciudad con todas sus geografías sensoriales ordenadas, no beneficiaría a todas las personas; y no solo a las personas con discapacidad como se suele creer y argumentar?
La ciudad produce sensaciones. El diseñador no puede producir sensaciones, puede ordenarlas, con aquellas que produce el contexto y con aquellas que una propuesta trae al contexto.
El ser humano no se puede alienar de las sensaciones; cierto, puede no percibirlas, ahí radica la definición de varias discapacidades; pero de hecho el ser humano ya es un experto en no percibir y no requiere de una discapacidad para hacerlo.
En un día cotidiano, el ser humano esta tan en desacuerdo con:
1.- Su ciudad sonora y aísla su oído con música a todo volumen; el ciudadano en un gran porcentaje no escucha su ciudad.
2.- Las texturas de sus ciudad, así que ha aprendido a darle excesiva comodidad a sillones, interiores de vehículos, camas y si puede, se mantiene en ellos más tiempo de lo necesario o útil aislándose de la experiencia de “tocar” su ciudad con sus pies, cuerpo y manos.

Imagen, Mafalda de Quino

Imagen, Mafalda de Quino

3.- Su ciudad olfativa, así que disfraza su espacio con marcas de aromas, con la intención de lograr una personalización aromática de su lugar.
:::
Y por si fuera poco, hoy en día, la pantalla del móvil y los nuevos Google Glass, empiezan a demostrarnos que quizá tampoco estamos tan de acuerdo con lo que vemos de la ciudad.

Imagen conceptual de Google Glass

La vista es el gran sentido que guía al ser humano y la discapacidad visual, nos muestra lo valioso que es contar con este valioso sentido; pero mientras no creamos en la posibilidad de ordenar las geografías sensoriales de nuestras ciudades a través del diseño, no solo no estamos contribuyendo al correcto funcionamiento de varios sistemas de accesibilidad que requieren de cierto orden sensorial (como el pavimento táctil que se beneficia del orden de las texturas en la ciudad o los sistemas de alarma sonoros que se benefician de un orden, vaya, sonoro de la ciudad) sino que incentivamos directamente al sacrificio de ciertos fragmentos de nuestra humanidad, como el percibir y disfrutar nuestro contexto con nuestros sentidos.

“La inconmensurabilidad de arquitectos que tienen entrenada su sensibilidad hacia lo visual y las personas con discapacidad visual, parcial o total, con una sensibilidad orientada hacia lo táctil y sonoro trabajando dentro de un contexto de cooperación en el proceso de diseño, guían en primer lugar, a recuperar mutuamente cierta humanidad.”

Fragmento traducido de –El conocimiento resultante de los espacios, el juego de los sentidos- del libro “Ceguera y la ciudad multisensorial” (Devlieger, Renders, Froyen y Wildiers)

Diseñamos con los ojos, no podemos despejar ese hecho, pero también tenemos oídos, pies, manos, olfato que complementan la experiencia humana; y a ello debemos sumar, como diseñadores, la conciencia de entender que significa la ausencia de uno o más de ellos y entonces orientarnos a buscar soluciones integrales en donde es necesaria la cooperación, no solo en un ámbito interdisciplinario, sino de participación real de las personas.

 

Datos del autor:

Carpeta en linea

 

Pagina de Acohua “Todos entran” 

 

(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

 

“Las personas con discapacidad incluyen a aquellas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás”

Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad 

Hoy vemos a la discapacidad, o tratamos de verlo en conjunto, desde el modelo social que está perfectamente sustentado en esta definición de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad de Naciones Unidas, en donde no se define a la discapacidad como una característica aislada y solitaria de la persona, sino que se hace hincapié en las barreras que surgen en la interacción de la persona y su contexto.

Video: Discapacidad, evolución del modelo

Esta nueva forma de entender la discapacidad nos hace plantearnos hoy más que nunca el hecho de que la ciudad está incompleta. Pero ¿Es acaso incorrecto que así sea?
Dice François Ascher en su texto los nuevos principios del urbanismo que “las formas de las ciudades reflejan las lógicas de las sociedades que acogen” y no es acaso parte de la naturaleza del ser humano buscar reinventarse a si mismo constantemente.
Es entonces que partiendo del modelo social de la discapacidad, tenemos un nuevo actor en el entendimiento de la discapacidad misma, la ciudad.
En el artículo 1ro de la constitución mexicana se señala lo siguiente:

“En los estados unidos mexicanos todas las personas gozaran de los derechos humanos reconocidos en esta constitución y en los tratados de los que el Estado mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá restringirse ni suspenderse, salvo en los caso y bajo las condiciones que esta constitución establece.
(…)
Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.”

Si analizamos estos dos párrafos del artículo 1ro de la constitución, nos encontramos con que:
Primero: “todas las personas gozaran de todos los derechos humanos reconocidos en esta constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte”; México no solo ratificó la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, sino que fue uno de sus principales promotores. Y esta Convención señala en su artículo 9:

“Para que las personas con discapacidad puedan vivir de forma independiente los países Garantizarán el acceso a todos los lugares: edificios, escuelas, hospitales, viviendas. También a los lugares de trabajo y a las calles (…) Garantizarán que la información llegue a todas las personas”

Y segundo: “Queda prohibida toda discriminación (…) que atenten contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas” y es aquí donde debemos empezar a entender que cuando nuestra ciudad no permite la plena inclusión de todas las personas, las está discriminando.
Y entender entonces, el papel de la visión que tiene la accesibilidad y el diseño universal para armar este gran rompecabezas que es la ciudad para buscar impulsar una ciudad que aprenda de nosotros, los seres humanos en nuestra diversidad, que se repiense para nosotros y se reconstruya por nosotros. Cabe señalar, nuevamente, que accesible no es exclusivo, es universal, nosotros somos todos, no un nicho de la población.
No hay duda, la accesibilidad llego para quedarse, se está haciendo un lugar en la ciudad; y aunque se trate de una transformación lenta y de muchos tropiezos, la intención de una ciudad que se empiece a sentir más completa para cada persona, está planteada ya en el concreto y asfalto de nuestras urbes.
Cabría la pregunta:

¿Cuál es esa última pieza del rompecabezas de la ciudad?
La experiencia humana; ninguna ciudad es válida si no es apreciada, experimentada, criticada o disfrutada por la persona. Y es en esa experiencia humana en donde encontramos el único argumento válido de una ciudad.

 

Datos del autor

 

Carpeta en linea

 

Pagina de Acohua “Todos entran” 

 

(accesibilidad arquitectonica)

tarjeta Arq. Esteban

 

 

“-Hm, ¿cansado? No, no estoy cansado. No me canso fácilmente. Y no tengo la costumbre de sentarme. No soy muy, hm, plegadizo. Pero mirad, el sol se está yendo, en efecto. Dejemos este… ¿habéis dicho cómo lo llamáis?

-¿Colina? -sugirió Pippin-. ¿Comisa? ¿Escalón? –sugirió Merry.

Bárbol repitió pensativo las palabras. -¡Colina! Sí, eso era. Pero es una palabra muy apresurada para algo que ha estado siempre aquí desde que se formó esta parte del mundo.”

El Señor de los Anillos –Las dos torres- J.R.R. Tolkien En la fantasía que Tolkien creo, los ents se toman su tiempo para hablar pues es la característica de su lengua incluir toda la historia de algo al mencionar su nombre, la palabra que usan para colina es “a-lalla-lalla-rumba-kamanda-lindor-burúme”

Nuestro conocimiento sobre un tema se puede definir en como lo resumimos en un nombre, al igual que el titulo de un libro o escrito, el encabezado de nuestras 1000 páginas de conocimiento sobre algo, delatan la postura de nuestras ideas sobre el tema.

En el estudio de nuestra propia naturaleza humana, así como en cualquier ciencia, hemos ocupado nuestra herramienta clasificadora de nombrar las cosas y sin embargo hemos aprendido a saltar el hecho de que como personas tenemos un nombre individual y con fines académicos hemos tomado el atajo de llamar a nuestro prójimo por sus características o diagnostico (o explicación de por qué no son normales como nosotros) sin reparar en que nada tiene de diferente a poner un apodo en la primaria.

“La muchacha que me hizo las últimas pruebas conversó delante de mí
con el otro. Hablaron como si yo fuera un mueble.

Es un problema edípico clarísimo, doctor. El niño tiene una inteligencia
muy por debajo de lo normal. Está sobreprotegido y es sumiso. Madre
castrante, tal vez escena primaria: fue a ver a esa señora a sabiendas
de que podría encontrarla con su amante.

Discúlpeme, Elisita, pero creo todo lo contrario: el chico es listísimo y
extraordinariamente precoz, tanto que a los quince años podría
convertirse en un perfecto idiota. La conducta atípica se debe a que
padece desprotección, rigor excesivo de ambos progenitores, agudos
sentimientos de inferioridad: Es, no lo olvide, de muy corta estatura para
su edad y resulta el último de los hermanos varones. Fíjese cómo se
identifica con las víctimas, con los animales y los árboles que no pueden
defenderse.

Anda en busca del afecto que no encuentra en la constelación familiar.
(…) vino hacia mí y dijo: Ya puedes irte, mano. Enviaremos el resultado
de los tests a tu papi.

“Las batallas en el desierto” José Emilio Pacheco
Fragmento durante el cual al personaje se le lleva al psiquiatra por haberle declarado su amor a
una mujer mayor.

Y sin embargo el nombrar es una herramienta humana, en el tema de la discapacidad, esta herramienta está en constante evolución. El ¿cómo se dice?, cuando es el término correcto, ha sido adoptado como una bandera de intereses comunes con la cual se pueden luchar por términos de igualdad en una sociedad que innegablemente ha demostrado ser incapaz de identificar su
propia humanidad en el prójimo.

“En 17 códigos civiles de la republica Mexicana se establecen la incapacidad, la locura, “el idiotismo”, la “imbecilidad” como impedimentos para contraer matrimonio. En tabasco, su código civil maneja el concepto de “disminución o perturbación de la inteligencia”

Articulo “Ley obstaculiza su amor” 

El foco rojo de cómo decimos, se encuentra en la discriminación, y realmente es alarmante cuando nuestra legislación no solo habla en estos términos hoy en día, sino que además los utiliza para poner barreras legales en el desarrollo pleno de una persona.

Pero el ¿cómo se dice? también pone barreras en los beneficios, el siguiente fragmento, habla sobre el Certificado de Discapacidad, que dependiendo el país puede ayudar a la persona a usar los estacionamientos de uso exclusivo y no ser infraccionados, y algunos otros beneficios sociales que cada país considere en sus leyes.

Cuando iniciamos los trámites para lograr el Certificado de Minusvalía de mi hijo, recuerdo ver a mi marido cabecear contrariado sobre los formularios y cuestionar el empleo del término “minusvalía”. El departamento encargado de aquella gestión llevaba por nombre “Sección de Calificación y Valoración de Minusvalideces”. Era 2005 y ese mismo encabezado se repitió en diferentes trámites y renovaciones posteriores. Hubo que esperar al año 2011 para recibir el primer documento donde la palabra “Minusvalideces” apareciera sustituida por “Discapacidades”.

Articulo “El poder de las palabras” 

El foco verde de cómo decimos, es el promover la manera correcta de decirlo, miles de personas se dan a la tarea de usar las redes sociales como twitter para hacer conciencia:

 

Tuit publicado por Dis-capacidad.com el 24 de Enero 2014

Tuit publicado por Dis-capacidad.com el 24 de Enero 2014

Y entonces ¿Cómo se dice? ¿Cuál es el término correcto?

Aquí lo primero que debemos aterrizar es que no existe un término correcto, existen términos aceptados.

Así como la palabra minusvalía (no aceptada), se refiere al menos valor de lo referido; e incapacidad (no aceptada), se refiere a lo que no es capaz de hacer una persona; la palabra discapacidad (aceptada), se refiere a las capacidades que tiene disminuidas una persona o que carece de ellas y partiendo de esa etimología podemos entender que no es una palabra que tiene a todo el mundo
contento, pero es la palabra aceptada, por convenio, para englobar los propósitos, derechos y obligaciones de las personas.

No es aceptado referirse a una persona como “discapacitado(a)” a secas, porqué lo que se convino es anteponer la calidad humana de una persona antes de cualquiera de sus características; es decir el termino aceptado, es “Persona con discapacidad” y aquí ojo, no se acepta tampoco el término “persona discapacitada” pues ninguna característica debe competir con nuestra calidad de persona ni en orden, ni en magnitud.

Otros términos no aceptados son los diminutivos de cualquier característica humana o de la persona; una lucha constante de las personas con discapacidad y quienes trabajan y estudian en pro de la inclusión e igualdad de derechos es borrar el estigma que se tiene de las personas con discapacidad de verlos como eternos niños; entonces no se aceptan: cieguito (ni ciego), sordito (ni sordo), manquito (ni manco) mongolito (ni mongol) tontito (ni tonto), enanito (el termino aceptado es “persona de talla baja”) etc, etc, etc.

Dos términos que se popularizaron y de igual forma fueron abolidos pues
fueron entendidos como un paso atrás en el entendimiento de la naturaleza
humana, algunos al referirse a ellos inclusive hablaron de una burla que se
aceptaran momentáneamente estos términos:

El primero es “capacidades diferentes” las personas con discapacidad están conscientes de sus situaciones particulares y de la percepción heterogénea ante la sociedad, que un término de a entender que tienen otras capacidades y ellas los sacan de la definición normal de persona, puede hacer enojar a sobremanera a muchas personas.

El segundo termino viene ligado al anterior es: “especiales”; las personas con discapacidad no se sienten especiales en el uso que se le ha dado a la palabra, y en el tono que se le da a la palabra cuando se usa, son personas que han luchado por darse un lugar a pesar de las barreras a las que enfrentan y han sabido sobreponerse a las mismas dificultades diarias como cualquier persona sumando a su vida una discapacidad, y esta lucha no tiene nada que ver con que al final del día quieran que les pongan una estrella en la frente, sino el deseo de tener una vida plena y disfrutable, el mismo deseo de toda persona.

Regresemos a la palabra aceptada, “discapacidad”, la convención de naciones unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad acepta la palabra pero en convenio con los países firmantes, se busca alejarla de su etimología, y darle una nueva definición, en la que una discapacidad es el resultado de la interacción entre las individualidades de una persona y las barreras que
encuentre en el entorno. Es decir, la discapacidad busca solo definirse cuando una persona se enfrenta a una barrera y no por el hecho de tener x o y característica, es importante agregar, propia de la naturaleza humana.

La labor siempre pendiente es la concientización a la no discriminación con las palabras a través de fomentar el autorespeto y con ello el respeto del prójimo; una labor que no solo se da en el ámbito de la discapacidad, sino en el de todas las familias y aulas de clases.

Y no solo es una labor pendiente sino titánica, si reparamos en que hoy en día nuestras legislaciones siguen utilizando términos como “imbecilidad” e “idiotismo” para hablar de las personas con discapacidad intelectual.

Datos del autor:

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

¿Qué difícil es hacer el ejercicio de ponernos en el lugar de una persona con alguna discapacidad?

Parece una idea tan ajena a nosotros, esa de depender de una asistencia o apoyo técnico para desempeñar nuestra vida diaria y de requerir de elementos que nos permitan utilizar plenamente nuestro apoyo técnico.
¡Que una persona requiera de una silla de ruedas para poder desplazarse y de accesibilidad para poder usarla parece un asunto tan propio solo de esa persona!

autoImagen cotidiana de una persona que ya no puede abandonar su silla de ruedas de 7.5 metros cuadrados de superficie. 

Y sin embargo, creo que la dificultad radica en nuestra incapacidad de ejemplificar las diversas situaciones humanas en nuestra vida diaria:
Analicemos dos conceptos que se relacionan con el concepto de discapacidad, tratemos de despejar la palabra discapacidad para poder aterrizarlos a la vida diaria.
Primero:

Barreras:
Factores en el entorno de una persona que, en su ausencia o presencia, limitan la funcionalidad y originan –discapacidad-. Se incluyen: entornos físicos inaccesibles, falta de una adecuada asistencia tecnológica y actitudes negativas -hacia la discapacidad-.

Las grandes distancias en la ciudad son el principal factor para que el hombre y mujer contemporáneo, dependan tanto del automóvil, que tengamos que recorrer toda una ciudad para llegar a nuestro lugar de trabajo, es una barrera en nuestra vida diaria y nos genera una dependencia hacia el automóvil; y sin embargo esta dependencia ha llegado a tal grado que algunas personas utilizan ya el automóvil hasta para recorrer distancias menores de 1km.
Así mismo, el uso tan individualizado del automóvil genera otras barreras como el tráfico desmedido (y sus consecuencias como la contaminación), que nos limita en tiempo y además complica el desplazamiento de las personas que utilizan otros medios para desplazarse de un lugar a otro.
Y un terrible efecto secundario a la absoluta popularidad del automóvil como medio de transporte predilecto, son las unidades habitacionales satélites, los suburbios contemporáneos ya no se planean en la periferia de las ciudades, sino a kilómetros de ellas, dando pie a la desmedida extensión de las manchas urbana, eliminando la escala humana de las ciudades al justificar mas el uso del automóvil como único medio para tener un desplazamiento “humano” en las ciudades modernas.
Ahora veamos:

Apoyos técnicos:

Dispositivos tecnológicos y materiales que permiten habilitar, rehabilitar o compensar una o más limitaciones funcionales, motrices, sensoriales o intelectuales de las personas -con discapacidad-.

Ciertamente el automóvil es un apoyo técnico, es necesario para que la vida de muchas personas se lleve con normalidad, tan solo despejémoslo de la vida de una persona que debe recorrer de 7 a 10 kilómetros diariamente para llegar a su lugar de trabajo; quizá por el transporte público su vida no se volverá imposible, pero si aumentara de complejidad y perderá mucha comodidad y eficiencia, y aun así, seguirá dependiendo de un vehículo para recorrer diariamente esa distancia.
Pero ¿Por qué es útil este ejemplo de análogos?
Porque a través de él, podemos entender algunos elementos de la accesibilidad que nos es difícil visualizar si no somos usuario de silla de ruedas, por ejemplo.
1.- Adaptación del lugar para lograr accesibilidad:


Para poder usar el automóvil, requerimos que la ciudad se adapte a las necesidades del vehículo, no podemos imaginar desplazarnos en un automóvil si nuestra ciudad careciera de calles y avenidas; y a donde queramos llegar en automóvil tendrá que llegar una carretera o camino y si es necesario la ciudad tendrá que adaptarse físicamente para que podamos gozar de esta necesidad
Así mismo pasa con la accesibilidad, una persona con discapacidad necesita que los espacios se adapten, a diferentes escalas (urbanas, arquitectónicas y de objetos) para que pueda gozar de su necesidad y derecho a desplazarse.
2.- Ruta accesible:
Regresemos a las calles, avenidas y carreteras; un automóvil necesita de un ideal en cuanto a dimensiones, materiales, pendientes, radios de giros, carriles, señalizaciones, calidad de la superficie, etc, etc, etc; para poder desplazarse de manera cómoda, eficiente y sobre todo segura.
Así mismo una ruta accesible, engloba todos los requerimientos técnicos que requiere un pasillo, acera o sendero urbano o en áreas verdes para que toda persona, sin importar sus
cualidades y características individuales, tenga un acceso/egreso y desplazamiento continuo, cómodo, eficiente y sobre todo seguro.
3.- Continuidad:
Imaginemos que estamos buscando lugar en un estacionamiento, y queremos pasar del sótano 1 al sótano 2, pero a alguien se le olvido colocar una rampa vehicular o un elevador para ello; eso es toparse con la falta de continuidad, no contar con los elementos que permiten vincular nuestros espacios.
Así mismo una persona con discapacidad, requiere de rampas adecuadas, pasamanos, elevadores accesibles; es algo muy difícil de entender si nosotros no los necesitamos, pero hay personas para quienes la falta de ellos es el final del mundo a recorrer.
4.- La necesidad de un lugar:
Un día de paseo en domingo, llegas a tu destino con ganas de ir por un café y pasar una tarde agradable con tus seres queridos, pero recorres todos los estacionamientos, todas las calles y no encuentras un lugar para dejar tu vehículo, llegas a un punto en que debes que elegir, volver a revisar todas los mismos estacionamientos, todas las mismas calles si ya hay un lugar disponible (y esperar que no te lo ganen) o elegir retirarte pues no hay lugar para tu coche.
Así mismo es la necesidad de una persona con discapacidad de que un lugar cuente con accesibilidad, que un lugar tenga espacio para ellos; pero ellos no tienen opción, si no se les brinda un lugar no hay alternativa, hay que retirarse.
:::
Ciertamente este es solo un ejercicio, pues el automóvil ha ido mas allá de ser un apoyo técnico, queremos llevar más allá la idea de que el automóvil sirve para acercarnos a los lugares; ahora tenemos el deseo de que se nos acerque la comodidad a él; y las marcas responden a ello.

mercedes benz

Publicidad de Active Comfort de Mercedes-Benz 

Por último, analicemos un tercer concepto:

Discapacidad:

“Concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas y las barreras debidas a la actitud y al entorno; que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás”.


Video Bonus, una corta animación en donde se le atribuyen nuestra humanidad y nuestros defectos al automóvil.
Susie the car 

Datos del autor

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

 

 

Nos es muy fácil decir que no tenemos una discapacidad y mucho más fácil nos es identificar una discapacidad ajena, y en ese hecho mantenemos una alienación, no a la discapacidad, sino a una de las diversidades humanas a las que no pertenecemos.
Y es en esta distancia que trazamos entre nosotros y la diversidad humana donde se origina la discriminación.

Discriminar se define en el diccionario como:

“Dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, religiosos, de sexo, de clase social o casta u otros motivos ideológicos // Separar, diferenciar una cosa de otra”

Sin embargo se podría definir la discriminación por su origen, es decir, el (mal) trato humano resultante de la suma del desentendimiento de otro ser humano; disfrazado de razón, lógica y hasta conocimiento.

En el 2013, la principal causa de denuncia de discriminación en México atendida por el CONAPRED (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación) fue en el tema de discapacidad referente a quejas, mientras que la condición de salud encabeza la recepción de reclamaciones en el mismo periodo. 
Los expedientes de quejas investigan las presuntas conductas discriminatorias que están relacionadas con particulares, mientras que en el caso de las reclamaciones, los procedimientos se siguen en contra de servidoras y servidores públicos de carácter federal. 

Aunque el tema central sea la discapacidad, nunca debemos pasar por alto que la discriminación no es un acto que va en contra de un grupo de personas, sino que va en contra de todo el conjunto de la humanidad, es quizás prudente decir que la discriminación es una discapacidad social colectiva.

En base a esto, ya hemos aterrizado en artículos anteriores que cuando un inmueble carece de accesibilidad esta en otras palabras está discriminando a los usuarios (con discapacidad) al negarles el acceso y desplazamiento autónomo, sin embargo las barreras que han presentando los edificios no siempre han sido físicas y la discriminación social ha estado presente históricamente.

Por ejemplo, durante mucho tiempo en los Estados Unidos de Norteamérica, se negó el acceso a la escuela a las personas de raza negra, basado en la falsa creencia de una supuesta inferioridad con respecto a la raza blanca, una creencia que fue usada como razón, lógica y por ende conocimiento; ciertamente las escuelas estadounidenses, arquitectónicamente hablando, no contaban con barreras arquitectónicas que hicieran distinción alguna entre una persona de raza negra o raza blanca, y sin embargo el acceso era restringido para un sector de la humanidad. Bien, pues de esa magnitud es la barrera de la discriminación.

LaBarreraDeLaDiscriminacion

Protesta en contra de la integración escolar de la comunidad negra de los Estados Unidos 1959 Imagen 

En este ejemplo podemos distinguir un problema actual de la accesibilidad arquitectónica e inclusión de las personas con discapacidad a la sociedad; ¿Puede la arquitectura ser realmente funcional-accesible si contiene, no a una sociedad diversa, sino a toda una diversidad de ideologías falibles de ella? Es decir, ¿qué tanto valor real tiene eliminar una barrera arquitectónica, hablando ya del tema de la discapacidad, si no se remueve la barrera de la discriminación?

“El pasado martes 7 de enero Lucero Márquez, joven ciega que se apoya en un perro guía para su movilidad y quien señaló en diciembre pasado la falta de accesibilidad en locales de los restaurantes Bisquets Obregón donde le pusieron trabas para entrar con su perro de servicio, acudió al Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México (Copred), organismo del gobierno del Distrito Federal que entró en contacto con ella a raíz de la denuncia que hizo en Dis-capacidad.com y Twitter sobre esta situación en sucursales del restaurante Bisquets Obregón.”

Este ejemplo reciente es bastante adecuado para explicar el punto de este artículo, ¿Dónde está la falta de accesibilidad en este caso? De que otra manera puede un inmueble restringir el acceso a una persona con discapacidad visual con su perro de servicio más si no es negándoselo; es decir, un perro de servicio no requiere adaptaciones arquitectónicas para su acceso pues la función de este es orientar a la persona con discapacidad visual a pesar de las barreras físicas que pudieran impedirle el desplazamiento a la persona, pero, es imposible que el perro de servicio vaya a donde se le restringe el acceso.

LaBarreraDeLaDiscriminacion2

Imagen del artículo sobre la discriminación hacia una persona con discapacidad visual y su perro de servicio descrito a fondo en Dis-capacidad.com

Lo ameno de este caso en particular, es que puso en foco de alerta esta situación a la empresa que le negó el acceso que en sus puertas tiene un letrero en pro de la no discriminación; teniendo como desenlace una reimpresión de sus carteles de no discriminación agregando en ellos que en sus locales se permite el libre acceso a animales de servicio que acompañen a personas con discapacidad.

Un paso en la dirección correcta para eliminar este tipo de barreras.
Es innegable entonces, que para lograr una accesibilidad integral no se puede separar las soluciones técnicas de las soluciones humanas; porque en realidad, la discapacidad nunca ha sido un problema sino mas bien nuestra capacidad de poner barreras en la aproximación del trato humano.

Datos del autor

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

Un factor importante para lograr la accesibilidad son los detalles que complementan un espacio, aquellos que por su flexibilidad ayudan a dar la forma final en cuanto a función y estética de un lugar, si se presta atención a estos detalles pueden ser bastante útiles o en caso contrario se tratara de una barrera más. Analicemos un ejemplo bastante común, una cafetería de cadena, que puede contar con rampas adecuadas, barandales en sus escaleras y baños accesibles, pero la realidad es que por su mobiliario, una cafetería como a la que todos estamos acostumbrados, no permite que: Primero, una persona en silla de ruedas se aproxime adecuadamente a la barra-mostrador y haga su pedido, tampoco puede esperar en la barra donde se le entrega su café, se puede argumentar que puede esperar en una mesa para recibir asistencia de un trabajador que le tome su orden, pero…

 

Cafe

Imagen, dificultades de una persona en silla de ruedas en una cafetería, no pueden aproximarse adecuadamente a la barra mostrador para ordenar, pagar y recibir sus compras, Imagen elaborada para CONADIS 2012 

 

Segundo, el mobiliario de estas cafeterías no es universal, nos puede parecer muy cómodo y atractivo a la gran mayoría de los usuarios, pero la realidad es que carecen de esa flexibilidad para que una persona en silla de ruedas pueda encontrar fácilmente un lugar para esperar a que lo atiendan.

 

Cafe2

Imagen, mesas y sillas cotidianas en las cafeterías tradicionales, las mesas apenas permiten el uso de una sola persona y por su altura una persona en silla de ruedas no puede aproximarse apropiadamente a ella. Imagen

Entonces, analicemos ¿Cómo se puede hacer más accesible una cafetería?

Suponiendo que la cafetería cuenta ya con elementos arquitectónicos como los ya mencionados unos párrafos arriba; rampas, barandales, baños accesibles.

El primer punto a analizar será el mobiliario.

El primer mueble que nos debe interesar es la barra-mostrador para atender al cliente, generalmente las cafeterías cuentan con dos barras una de pedido y otra de entrega de la bebida; Es importante contar con un anexo que cuente con las medidas adecuadas para atender a una persona en silla de ruedas, es conveniente se coloque a lado de la caja para que la persona en silla de ruedas pueda hacer su pedido y compra; así mismo esta barra adaptada puede servir para entregar su compra al cliente en silla de ruedas.

 

Cafe accesible

Imagen, mostrador accesible, se muestran dos alturas, la más baja permite atender a una persona en silla de ruedas. Crédito de imagen

 

Después, no se trata del mobiliario en sí, sino de los espacios de circulación que resultan entre ellos, se debe permitir la circulación de una persona considerando:

  • la medida vigente por zona para usuario en silla de ruedas
  • mas la dimensión prudente para el movimiento de muebles no fijos como sillas (con el fin de no entorpecer la circulación en pasillo)

 

esquema técnico de la circulación en área de comensales

esquema técnico de circulación en área de comensales crédito imagen

Por último, analicemos nuestras mesas, estas deben tener la flexibilidad para permitir la aproximación y uso de una persona en silla de ruedas, esto al poder retirar una silla y permitir que esa plaza sea ocupada por la persona con su silla de ruedas, garantizando su comodidad.

 

Cafe accesible 2

Imagen, mesa que permite la aproximación y uso, eficaz y cómodo, por una persona en silla de ruedas.

 

Otros detalles que ayudan a mejorar la accesibilidad.

Oraciones claras cortas y precisas: Las personas con discapacidad auditiva o con alguna discapacidad intelectual pueden perder el sentido de oraciones largas, les ayuda mucho que utilicemos oraciones en “lectura fácil” para que les brinde la información precisa del producto que desean comprar.

Menús en braille: Las personas con discapacidad visual no pueden acceder a la información mostrada en los menús en pantallas o marquesinas, es necesario que alguien se los lea, lo cual puede alargar el tiempo de atención o limitar la compra de la persona a una elección memorizada. En cambio si se cuenta con un menú braille, este se les puede proporcionar para que haga la elección de su agrado.

 

menús en braile

menú con pestaña auxiliar en braille imagen

Tapas de vasos braille: una famosa cadena de hamburguesas coloca información braille en las tapas para los vasos de sus bebidas, con el fin de ayudar a la personas con discapacidad visual a saber que contenido tiene su vaso en caso de que la persona se encuentre con varios similares en la misma mesa.

Tarjetas identificables: Es frecuente que se distribuyan tarjetas de monedero electrónico y bonos de compra en ciertas cafeterías, sin embargo una persona con discapacidad visual puede fácilmente extraviar la suya entre todas las tarjetas de textura similar (lisa) como la del sistema de transporte, o la tarjeta de uso similar para librerías u otros comercios, se ahorraría mucha confusión si la tarjeta llevase escrito el nombre de la cafetería en alfabeto braille.

Beneficios. Cuando se brinda accesibilidad en un negocio, en este caso una cafetería, el beneficio es lograr la preferencia, si un comercio cuenta con elementos que realmente lo hacen accesible tiene
más puntos a favor para ganarse la preferencia, frecuencia y recomendación de una persona con discapacidad que otro comercio que no cuenta con ellos.

 

Datos del autor:

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

 

 

Todos conscientemente o inconscientemente tratamos de alienizarnos del término “discapacidad” y es que tenemos una idea rígida de esa palabra, a tal grado que la primera imagen que nos viene a la mente es una persona en silla de ruedas.

Sin embargo, a través de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CNUSDPD*) (Glosario-de-Terminos-sobre-Discapacidad) se busca aterrizar este término en la diversidad, rescatándolo de la rigidez y dándole un valor flexible:

“Concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas con discapacidad y las barreras debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás”

La importancia de esta definición es que aterriza con precisión que la discapacidad no es un problema, es una característica humana, sino que “el problema” de una discapacidad es la mala interacción o nula interacción de las personas con su entorno inmediato al enfrentarse a distintas barreras.

Una frase que busca resaltar la importancia del diseño universal es la siguiente:

“El Diseño Universal es sobre ser realista. Cualquiera que este empujando un carrito, una mujer embarazada, o alguien particularmente alto o de corta estatura se puede beneficiar del diseño universal.

De hecho, la necesidad del diseño universal es solo eso –universal‐ Todos estamos alejados de un “Cuerpo‐hábil” ideal. Nuestras habilidades varían y podemos esperar que disminuyan con el paso del tiempo.”

Stefani Danes

Para entender la importancia de la accesibilidad, es importante tener presente estas dos ideas. Nadie es ajeno a la discapacidad, de hecho, quizás estamos más cerca de ella de lo que pensamos.
La definición de la CNUSDPD* busca abrir un amplio abanico de la discapacidad sin ignorar las clasificaciones “clásicas” de ella, sino que a partir de ellas busca humanizar el termino. Este amplio abanico abre tantas clasificaciones de discapacidad, que si bien crea un grado complejo de discapacidad por la suma de varias caracteristicas, también crea un grado nada complejo de ella, una serie de pequeñas discapacidades aisladas en las que muchas personas podemos ubicarnos.

Pequeñas discapacidades (1)

Clasificación clásica y ampliamente difundida de la discapacidad, en ella se menciona la discapacidad mental, hoy en día se promueve el abandono de ese término y separarlo en discapacidad intelectual y psicosocial de acuerdo al origen de la característica. Imagen

Pongamos un ejemplo, una persona tiene la necesidad de usar gafas, no posee una discapacidad visual “clásica” puede ir por la ciudad sin tener que usarlas, además gusta de correr y tampoco requiere usar sus gafas para correr sus 4 kilómetros diarios, tiene notas aceptables no es que sea menos o más inteligente pero le gusta equilibrar su tiempo entre escuela, amigos y deporte, no le estresa sacar de vez en vez un siete. A esta persona le encanta leer de manera recreativa pero si no tiene sus gafas le es imposible enfocar las letras, pasa lo mismo si toma una revista, un periódico o los libros de la escuela. Por eso ocupa gafas porque por un astigmatismo común, le es imposible enfocar las letras, para esta persona si no tiene sus gafas al enfrentarse a un texto normal, su discapacidad se hace presente.

al leer

Esta es la diferencia que muchos experimentamos al enfrentarnos a un libro con, y sin lentes. Imagen

Otro ejemplo, más alarmante y además un ejemplo bastante extendido y que no se considera una discapacidad y ya nos estamos acostumbrando a verlo como una condición cotidiana, hablemos ahora de esta persona que sufre obesidad grado 2, termino su carrera con notas excelentes, pero debido a su obesidad y otros hábitos se ha visto obligado a usar gafas en su vida diaria, ha conseguido un buen empleo, pero su oficina se encuentra en un cuarto piso, un día que se descompuso el elevador subió las escaleras y perdió el aliento rápidamente por el sobreesfuerzo. Usa frecuentemente el transporte público, cuando le toca estar de pie todo su trayecto llega a casa con un dolor terrible en los tobillos y rodillas, esta persona además debe enfrentarse ocasionalmente a la barrera humana de la discriminación y su condición lo expone a desarrollar muchas enfermedades crónicas que presentan como parte de su sintomatología discapacidades clásicas, además de las barreras a las que se enfrenta en el presente.

obesidad

La obesidad a nivel personal es una condición que limita a la persona que la padece además de que potencia la posibilidad de sufrir enfermedades crónicas degenerativas que compliquen su calidad de vida abriendo la incluso a varios desenlaces fatales. Imagen

Todos también podemos atravesar una discapacidad temporal, después de una cirugía, nuestra movilidad se puede ver reducida, o después de un accidente nos vemos obligados a tomar precauciones mientras nos recuperamos que incluyen mantener una extremidad enyesada y lo mas inmóvil posible durante cierto lapso de tiempo.

Pequeñas discapacidades 2

“Dificultades a las que se enfrenta una persona de con discapacidad temporal” Imagen elaborada para CONADIS 2012 

En la mujer, el periodo de embarazo, limita bastante su movilidad, le exige mayor esfuerzo físico para cualquier actividad cotidiana que realice, subir escaleras, cargar una bolsa del mandado, usar el transporte público; el embarazo también es una condición que expone a las personas a las barreras que existen en el entorno.

dificultades de una embarazada

“Dificultades a las que se enfrenta una mujer embarazada” Imagen elaborada para CONADIS 2012 

Y por ultimo queda la tercera edad, en donde nuestro cuerpo empieza a ver disminuidas sus capacidades; podría decirse que llegar a esta edad es ver al mundo con otra perspectiva, un mundo que va tan rápido que tan solo ofrece barreras.

vejez y sus discapacidades

“Dificultades a las que se enfrenta una persona de la tercera edad” Imagen elaborada para CONADIS 2012 

Existe una palabra que engloba toda una suma de esfuerzos para promover la accesibilidad, la diversidad y la inclusión; esa palabra es concientización, generar conciencia, siempre el mayor reto de la inclusión, sea desde el enfoque que sea, arquitectónico, urbanístico, de derecho, pedagógico, de salud y cultura, es generar conciencia de que estos esfuerzos no se hacen por unos, se hacen para todos.

diversidad partiendo de la discapacidad

Iconografía de la diversidad partiendo de la discapacidad Imagen La Ciudad Accesible.

 

Datos del autor:

Carpeta en linea
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica)
tarjeta Arq. Esteban

El pasado 10 de junio se conmemoro el 8vo aniversario de la implementación de la Lengua de Señas Mexicanas o LSM, se deben abordar dos conceptos muy similares pero que una vez que se entiende su diferencia le daremos más valor cultural a la L.S.M., que es nuestra.

Lenguaje sin Palabras

Imagen de COEDIS Jalisco

Lengua de señas:
Lengua de una comunidad de personas sordas, que consiste en una serie de signos gestuales articulados con las manos y acompañados de expresiones faciales, mirada intencional y movimiento corporal, dotados de función lingüística. Forma parte del patrimonio lingüístico de dicha comunidad y es tan rica y compleja en gramática y vocabulario como cualquier lengua oral.

Lengua de Señas Mexicana (L.S.M.):
Lengua de señas que utiliza la comunidad de personas sordas de México, la L.S.M. es reconocida oficialmente como lengua nacional y forma parte del patrimonio lingüístico con que cuenta la nación mexicana.

Definiciones del Glosario de Términos sobre Discapacidad SEGOB-CONADIS 2012  

Existe una verdad abrumadora, entre la comunidad de personas sordas en el país, existe un alto grado de analfabetismo acerca de la L.S.M. que sería la base de su inclusión y partiendo de esa verdad existe una gran exclusión hacia ellos en muchos aspectos de la vida cotidiana.

Video, Lenguaje de amor:

Nota: A.S.L. “American Sign Language” Lengua de Señas Americano-Estadounidense

Proyectos como este, y todo el esfuerzo humano que conlleva, están enfocados en la promoción de la eliminación de barreras, que cuando se trata de las barreras de lenguaje, tienen todo que ver con la intención de comunicarnos.

Este tipo de esfuerzos no termina en la realización y promoción viral por las redes sociales, sino que está despertando o yendo de la mano con esfuerzos mas enfocados como “Música Ocular” que es la primera película en el mundo realizada totalmente con lengua de señas, y al ser mexicana promueve la L.S.M.

Video Tráiler de “Música Ocular”

“Me pregunté cuál sería la forma de exclusión de las personas sordas que podría abordar”, añadió. “Decidí que era la exclusión del cine. Ellos no pueden ver cine como lo vemos nosotros, sólo lo pueden ver… Toda la información auditiva queda fuera”

Sin embargo, al inicio del proyecto, el Director José Antonio Cordero no conocía la L.S.M.

“Fue tal mi angustia, mi desesperación, que tiempo después descubrí que lo que estaba experimentando era una forma de discapacidad: mi propia discapacidad de comunicarme con personas sordas”

Extractos de entrevistas a José Antonio Cordero Director de “Musica Ocular”  

Sin embargo, el cineasta José Antonio Cordero no es el primero en darse cuenta de nuestra discapacidad que se sustenta en la indiferencia hacia quienes tienen que valerse del L.S.M. para comunicarse, existen propuestas que basándose en principios por los que todos, tengamos o no discapacidad auditiva, podemos aprender un poco más de el Lenguaje sin palabras.

Video: Taller de comunicación no verbal:

La compañía de teatro “Seña y Verbo” busca a través de sus propuestas en escena y talleres promover la inclusión y participación de las personas con discapacidad auditiva, logrando una propuesta dual, es decir, una propuesta que no excluye a quienes tienen la discapacidad ni a quienes no la tienen ya que su intención en integrarlos.

Video selección de escenas “La inaudible historia de México”

Página de facebook de Seña y Verbo  

A nivel internacional, el actor británico Rowan Atkinson, logro una comedia única valiéndose de una interpretación sin palabras, Mr. Bean quizás sin la intención de serlo es una gran referencia del Lenguaje sin Palabras y nos demuestra realmente que tan familiarizados estamos a él.

Video: Mr Bean No Verbal Communication

“Las personas con discapacidad auditiva son actores naturales, así que fuimos descubriendo juntos, en el camino, las historias que se cuentan.”

José Antonio Cordero Director de “Musica Ocular” al cuestionársele sobre los retos de filmar la primera película en L.S.M.

Datos del autor:

Carpeta en linea:
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica):
tarjeta Arq. Esteban

Se suele decir:

“Si se tiene una discapacidad, lo mejor es que se tenga el dinero para contrarrestarla”

 Ciertamente contrarrestar muchas de las barreras a las que se enfrenta una persona con discapacidad, conlleva un costo; pero desafortunadamente la población con discapacidad no
está excenta de la pobreza ymarginación que hay en elmundo.

Video:Haciendo visible la discapacidad

 

 

Hemos dicho que la discapacidad es una característica propia de la naturaleza humana, ningún ser humano está exento de ella; partiendo de esa noción podemos afirmar que la discapacidad es una característica urbana, ningún entorno está exento de ella, ya sea un entorno urbano desarrollado, marginal o rural.

Barreras y Pobreza

Imagen pobreza y discapacidad

Surge entonces un planteamiento.

¿Se pueden llegar las soluciones a entornos tan complejos como el siguiente?

Colonia popular de Medellín Colombia

Colonia popular de Medellín Colombia 

La respuesta es sí, por ejemplo en Medellín se ha optado por una solución radical, escaleras eléctricas, que si bien no satisface al 100% los problemas de accesibilidad, si ayuda a la población de la tercera edad, mujeres embarazadas y personas con fatiga crónica.

Video: La comuna 13 y sus escaleras eléctricas, referentes de progreso y futuras.

 

No se puede despejar que existen casos que requieren soluciones radicales, pero en general, las propuestas de accesibilidad no deben ser una solución radical.

El siguiente video muestra soluciones accesibles para una persona con discapacidad de una comunidad rural en África:

Video: Including People with Disabilities

 

Entonces, debemos entender que las barreras no se adaptan a nada, son las soluciones las que se adaptan a nuestra suma de barreras y necesidades y, ya sean soluciones radicales o básicas, lo importante es que nuestras propuestas sean eso, soluciones.

Ahora, el papel del gobierno es crucial para luchar contra las barreras en entornos marginales y rurales, pero las soluciones son cuestiones de mentalidad y por supuesto de la mentalidad que está detrás del gobierno.

En el año 2012, el gobierno de Sonora aposto por donar 550 sillas de ruedas GEN 1 diseñadas por FreeWheelchairMission ORG hecho que desato una polémica nacional, ya que el modelo propone usar una silla de jardín de plástico como base de construcción, no se puede negar el esfuerzo y enfoque de la ORG, pero ¿es esta la solución que encaja para México?

free chair

Imagen y nota  

No se trata de demeritar una solución que tiene cierto enfoque, pero ¿no se puede esperar que el gobierno mexicano antes de su inversión haga una investigación más a fondo y lo lleve a optar por otras propuestas de soluciones?

Por ejemplo la “Freedom Chair” es una silla de ruedas cuya producción cuesta el doble que la Gen 1 ($200USD), pero que es todo terreno, posee palancas que facilitan su uso en terrenos complicados (no pavimentados) y cuyos repuestos pueden ser intercambiables con el de una bicicleta, y mencionando también que el armazón base de la silla es mucho más resistente que una silla de jardín, y está pensado para uso rudo.

Video: Amos Winter ‐ LFC Lemelson‐MIT Student Prize Video

 

No podemos dejar perdernos en el mar de soluciones “ideales” de accesibilidad que nos encontramos en los manuales y ejemplos análogos, que nos hacen visualizar una ciudad altamente desarrollada; esa es la meta, pero debemos saber adaptar nuestras propuestas de soluciones, no podemos permitir que la marginación sea un pretexto, porque ya es una barrera terrible y abrumadora.

Datos del autor:

Carpeta en linea:
Pagina de Acohua “Todos entran” 
(accesibilidad arquitectonica):
tarjeta Arq. Esteban
A %d blogueros les gusta esto: