Archivos para las entradas con etiqueta: Medio ambiente

Escrito para: Arkeopatias

 

“Hace veinte años había en México menos polvo, menos política y no hacía tanto calor. ¡Con cuánta complacencia viene a la memoria de quienes aún no arribamos a la cuarentena el México de aquellos días! Una ciudad no tan grande, no tan populosa; bien que ya empezaba a serlo. Un no sé qué de intimidad todavía en las calles y en las gentes (…) Tal es el panorama espiritual que nos forjamos de la ciudad, volviendo los ojos al pasado (…)  

 Fragmento del prólogo escrito por Carlos González Peña, para el libro “Las Calles de México” de Luis González Obregón. Año 2000

 

Un pasado casi inmediato que enriquece nuestro acervo cultural, donde se nutre el espíritu y se respeta la trascendencia, recorriendo palmo a palmo las ahora asfaltadas calles de nuestra “Muy Noble y Leal Ciudad de México”, añorando algunas veces un pasado cuyo legado muestra imponente monumentos forjados a hierro y piedra, enmarcados de caoba y mármol, engalanados de óleo e impregnados de historias propias y ajenas, evocadoras de ese espíritu de un México que trabajaba en conjunto.

 

 

© Yolanda Morales

© Yolanda Morales

 

Permítanme llamarle “imponentes” a todos y cada uno de los inmuebles que albergan ambos perímetros del centro histórico, pues para mí no hay distingos, entre palacete e inmueble civil, no se confunda con restarle la inigualable diferencia e importancia que cada uno posee, sin embargo ambos existen por causas determinantes y de un equilibrio bastante obvio, al que denomino, arquitectura de co-relación.

La existencia de ambos, cuyos usos y desusos son tan palpables en estos lugares de convergencia social, como sus texturas, esa piel que continua respirando la energía de los que habitamos su contexto, impregnándose de poluciones cargadas de CO2, de “mugre”, ruido etc., y exhalando la ausencia en repetidas ocasiones de quienes ante la expropiación forzada o el deterioro paulatino, cuyo factor tiempo es un detonante radical, denota la pérdida en ocasiones, irremediable de lugares paradójicamente llenos de vida.

Y en un panorama urbano en el que abundan los autos y escasean los árboles, quienes en ese pasado casi idílico eran en todo momento incluidos en la proyección del arquitecto, autor de estos espacios, y que ahora son simples fantasmas, sombras de su mismo pasado, unas veces encadenados, otras ridiculizados, llenando los centros históricos irónicamente con vacíos de los que emana la precaria memoria y evidente desgano de la sociedad por continuar empleando esos fortísimos legados y hacerlos vivibles para el usuario “moderno” en lugar de buscar su anulación, para dar cabida a sitios itinerantes o de albergue a su medio de transporte.

En nuestro siglo plagado de tecnología, opciones, agilidad, ciencia, viajes espaciales etc, nos hemos auto-discapacitado confinando nuestra existencia a tan sólo 7.5 m2  donde nuestra vida discurre a través de las interminables horas, entrando en una especie de “automatic life” de casa-tráfico-oficina-tráfico-casa, inmersos en opulentos edificios en los que la rutinaria “vida” se escapa por las ventanas polarizadas, situados en conjuntos laborales en incremento, sin opciones cercanas de un distractor relajante en horas oportunas, la mayoría de estos centros de trabajo, al menos en el centro de la ciudad, están rodeados de inmuebles en deplorable estado, donde se incluyen contemporáneos e inmuebles históricos, que en lugar de habilitarse para usos dinámicos a su contexto y ritmo de vida, son parte de ese vacío del que ya nos acostumbramos, posteriormente al salir se comienzan las movilizaciones a remotos puntos de vivienda cada vez más reducida y que con suerte el comedor no se una al ½ baño.

Estas peregrinaciones modernas traen consigo desequilibrios en donde la precaria planeación urbana se hace evidente, y con ello las congestiones que degeneran aún más nuestro ambiente y la calidad de vida que nos merecemos. Actualmente hemos arrasado de a poco en poco con los recursos naturales existentes en esta vasta cuenca mexicana y que mantenían en balance nuestra supervivencia en ella, y llevándolo a esquemas más extensos en un equilibrio mundial (recuerden que todo tiene un causa-efecto), esa precaria memoria que ha optado por un crecimiento desmedido en la construcción, en lugar de reaprovechar los recursos existentes, ha traído consigo consecuencias bastante graves que con el paso de los años van siendo evidentes, por citar algunos, la descomunal extracción hídrica de nuestro manto freático, cuyos efectos pueden apreciarse actualmente en las fachadas de los inmuebles tanto históricos como de los pertenecientes al funcionalismo, a esos hundimientos diferenciales se les suma la desaparición a ton y son de inmuebles catalogados o no por el simple hecho de ya no significar más que la sobre inversión y los interminables trámites que ya una vez comentamos, pero qué me dirían si les comento que derrumbar un edificio contribuye a esa destrucción ambiental y la interminable polución de la que tu organismo también es consumidor no. 1.

La generación de residuos de Construcción y Demolición (en adelanteRCD) está íntimamente  ligada  a  la  actividad  del  sector  de  la construcción,  como consecuencia  de  la  demolición  de  edificaciones e infraestructuras que han quedado obsoletas, así como de la construcción de otras nuevas.

Se consideran residuos de construcción y demolición (en adelante RCDs) aquellos  que se generan en el entorno urbano y no se encuentran dentro de los comúnmente conocidos  como  Residuos  Sólidos Urbanos  (residuos  domiciliarios  y  comerciales, fundamentalmente),  ya  que  su composición  es  cuantitativa  y cualitativamente distinta. Se trata de residuos, básicamente inertes, constituidos  por: tierras y áridos mezclados, piedras,  restos de hormigón,  restos de pavimentos asfálticos, materiales refractarios, ladrillos,  cristal,  plásticos,  yesos,   ferrallas,  maderas   y,  en  general,
todos los desechos que se producen por el movimiento de tierras y construcción de edificaciones  nuevas  y  obras  de  infraestructura,  así  como  los  generados  por  la demolición o reparación de edificaciones antiguas.

El auge experimentado en este sector, ha implicado la generación de importantes cantidades  de  RCD,  los  cuáles,  debido  a  la  falta  de  planificación  para  una adecuada gestión final de los mismos, se han ido depositando en vertederos, en muchas ocasiones, de forma incontrolada.

Al realizar estos depósitos de RCD, no sólo se está perdiendo o desaprovechando energía y material potencialmente reutilizable, reciclable o valorizable, sino que además, se afecta de manera muy negativa al entorno.

El origen de los residuos de  construcción y demolición tal y  como  su nombre indica, provienen de la construcción y demolición de edificios e infraestructuras; rehabilitación y restauración de edificios y estructuras existentes; construcción de nuevos  edificios  y  estructuras;  así  como  de  la  producción  de  materiales  de construcción,  por  ejemplo  una  máquina  de  hacer  hormigón,  componentes  del  hormigón, artículos de madera, etc. (1)

El carácter peligroso de los RCD, puede deberse a causas diferentes debido a la composición de los materiales de cada inmueble derrumbado, restaurado y dejado en abandono, cada elemento desprende infinidad de sustancias que al paso de los años va comportándose de maneras diferentes, por ponerlo de una manera más simple, en nuestros centros históricos y la ciudad en general se almacenan sitios en descomposición, los cuales al derrumbarse producen una mayor cantidad de contaminantes y riesgos de salud ya que no son tratados de manera correcta para su desecho o reúso, que si diéramos la oportunidad de habilitar los espacios inertes y brindarle a la sociedad de sitios vivibles, útiles y bellos como dijera el buen Vitrubio. Y no sólo eso, si viéramos la restauración y habilitación de ellos como una verdadera inversión tanto ambiental como económica como lo han hecho ya los países europeos, nuestra merma económica no sería tan grave y se tendría un enorme crecimiento e impacto mundial. El mundo se está moviendo a nuestro alrededor mientras permanecemos impávidos ante teorías y postulados que en la mayoría su interpretación ha generado enormes congeladoras de piedra.

Separar para reciclar. Los restos  generados  en derribos, demoliciones  y  obras de reforma no son los mismos en todos los casos, pero, en general, contienen más del 70% de materiales inertes, de origen mineral, que pueden reciclarse como áridos para distintos  usos.  Lo  ideal,  y  en  algunas  grandes  obras  se  hace,  es  efectuar  una separación  y  selección  previa  de  los  materiales  de  desecho,  apartando,  para  un posterior  tratamiento  en  plantas  de  valoración  y/o  recuperación,  los  restos  más inocuos (papel y cartón, madera, hierro, aluminio y otros metales, cristal, etc…) y los tóxicos  y peligrosos (barnices, material aislante, pinturas, minerales pesados,disolventes…), que aunque son una parte mínima hay que segregar y tratar con sumo cuidado  en instalaciones  adecuadas. En las obras nuevas  se genera un porcentaje mayor  de  materiales  no  minerales  (envases  y  embalajes)  y  especiales  (plásticos, pinturas,  disolventes,  siliconas…),  que  complican  y  encarecen  los  procesos  de separación.  Un  proceso  que  raramente  se  da  en  origen  en  las  pequeñas,  pero frecuentísimas,  obras  de  reparación,  rehabilitación,  reforma  o  mantenimiento  de edificios  y  locales  (no  hay  más  que  reparar  en  el  contenido  de  los  miles  de contenedores asentados en nuestras  calles),  cuyos residuos  suelen acabar, hoy por hoy, en vertederos de todo tipo.(1)

Por qué no ver también la oportunidad de aplicar las tres “R” en este medio de la construcción, de reaprovechar lo existente e impulsar una nueva manera de crear sin destruir, qué tal si la nueva Carta de Atenas impulsara la imperante necesidad de proteger, nuestra NECESIDAD ineludible de RESPIRAR y no carecer de memoria en que algún día el terreno se nos terminará y no todos podremos salir huyendo a marte.

(1) Introducción de investigación para MASTER INGENIERÍA AMBIENTAL 2006‐07 Titulado: RESIDUOS DE CONSTRUCCIÓN Y DEMOLICIÓN

Datos del autor:

tarjeta Arq yolanda

Anuncios

¿Qué tal tu día después del caos de la ciudad, de los clicks del mouse, las voces imperativas de las miles de cosas pendientes por hacer? Tú cuerpo seguramente grita, RELAJACIÓN!!!!

Muchas veces después de tanto bombardeo social pensamos que llegar a nuestro hogar y encender la T.V puede ayudarnos a desconectarnos de este mundo, pero si yo te digo que buscar la relajación en tu hogar y encontrarla no están difícil ni lejos como lo piensas, sólo cierra los ojos e imagina que ese espacio “muerto” en el que comúnmente se apilan los cacharros y se tiende la ropa, y que en los días de intenso calor ni de broma tomarías la opción de estar ahí, se convirtiera en un espacio confortable, fresco, capaz de albergar vida y que además fuera la fuente de tu alimentación. ¿Qué te parece si en lugar de llegar a la misma rutina televisiva, llegas a un espacio ventilado de manera natural, te recuestas en un confortable sillón y como en la infancia, giras tu rostro hacia el cielo y te pones a observar las nubes, las estrellas (si ya es de noche), pones un poco de música, enciendes una velas o bien con “simple” el murmullo de los grillos (pues se ha comprobado que su canto es más que relajante mira aqui) y el dulce aroma natural de las flores nocturnas, te transportas a algún recóndito sitio de algún bosque y todo en la comodidad de tu hogar, pero ¿cómo? te preguntarás, pues bien con tan sólo habilitar esa zona muerta recuerdas?, como una azotea verde!

Además de reconfortar tu alma atormentada por el estrés, mira todos los  beneficios que trae consigo el simple hecho de llenar de verde tu espacio:

  • Ambiental: Mejora la calidad del aire, ya que las plantas por medio del proceso de fotosíntesis realiza un intercambio de gases del CO2 al O2, cuyo balance químico natural es positivo para la calidad del aire.

El catedrático de la Escuela Superior de Ingenieros Agrónomos de la Politécnica de Madrid, José María Durán, ha subrayado en su ponencia que un metro cuadrado de cubierta vegetal puede generar la cantidad de oxígeno que necesita una persona durante un año.

fotosintesis_1

La magia de las plantas. imagen

  • Regula la temperatura interior del inmueble y del clima local además que contribuye a revertir el cambio climático y a suprimir el llamado “Efecto isla térmica”, que es un fenómeno climático, causado por el calor que emiten los vehículos, los procesos industriales y los rayos solares al reflejarse en el asfalto, en el concreto y en las azoteas impermeabilizadas de las áreas urbanas. Además la instalación masiva de azoteas verdes contribuye a la creación de microclimas y a la reducción considerable de dicho efecto.
  • Protege al inmueble del deterioro ocasionado por los rayos UV, el calor y la lluvia ácida, ya que reduce el desgaste del impermeabilizante, agrietamiento de la estructura y la carbonización de los materiales, haciéndolos más durables.

radiacion uv2

Rayos UV imagen

  • Recupera el ciclo natural del agua ya que podemos captar el agua de lluvia por medio de métodos sencillos y si lo queremos sofisticados y con ello regar las plantas, propiciar la evaporación del líquido en caso de caer en vegetación, podemos evitar inundaciones en otro puntos de nuestro contexto pues al ser captada mediante contenedores o bien las plantas de nuestro espacio, evitamos que el líquido desperdiciado sature las instalaciones de drenaje, al rebosar su capacidad de desalojo.
  • Contrarresta la contaminación auditiva y de polución en las grandes ciudades estamos expuestos a los ruidos y vibraciones del entorno, provocadas por automóviles, industrias, comercio ambulante, voces humanas, ruidos extraños etc. Una azotea o un muro verde funcionan como un aislante acústico. Reducen significativamente la resonancia del ruido exterior en nuestros hogares o centros de trabajo aumentando el confort interior. El medio de cultivo tiene la característica de absorber sonidos de baja frecuencia mientras que la vegetación bloquea sonidos de alta frecuencia. La misma superficie es capaz de absorber unos 50 gramos diarios de CO2, amortiguar la temperatura ambiente en unos cinco grados, tanto en invierno como en verano, y reducir la contaminaciónsonora hasta en 10 decibelios.

sonido

El sonido y los aislantes naturales imagen

  • Incentiva la relajación un medio ambiente que de manera aparentemente indirecta nos traslada hacia lugares que apelan a nuestro instinto natural, mediante la combinación de vegetación perfecta que ya sea con aromas, colores, tamaños, formas nos despierte el recuerdo de lugares en los que hayamos la relajación. Además podemos involucrar en este pequeño ecosistema plantas para nuestro consumo que nos lleve a un estado de relajación tal que nos haga olvidar por un momento el estrés del día a día. Incluso este espacio puede convertirse en un lugar de meditación, de retiro espiritual etc., muchos y me incluyo cuando caemos en un estado de alteración y llegamos a un punto de quiebre, requerimos de salir de inmediato de esa zona, que mejor manera de reestructurar nuestro pensamiento, y armonizar nuestro interior nuevamente que en un espacio como este. Y si esto no es suficiente sitios como este pueden emplearse como terapias ocupacionales, los grandes beneficios de ocupar tu mente en otra cosa, como el crear vida y mantenerla sana, te despeja de todo.

150611_spa_eco

Relajación total imagen

La jardinería como terapia ocupacional

  • Propicia la proliferación y conservación de insectos  polinizadores, vitales para nuestra alimentación, aves y otros animales, por lo tanto contribuye a la restauración del hábitat.
  • Salud y bienestar personal reducen la ansiedad, se estimula el sistema inmunológico, reduce la resequedad de piel y mucosas y aleja la fatiga del cuerpo.
  • Fuente de alimentación sana nada mejor que saber que llevas a tu organismo no?, y si tienes familia ya me dirás si no es una enorme relajación tener la tranquilidad de que el consumo alimenticio de los tuyos proviene de un lugar cercano y el cual tienes la certeza que fue tratado de manera limpia, orgánica y libre de cualquier pesticida. No se trata de volver enteramente al pasado, sino de traer a tu hogar alimentos clave que brinde tu organismo salud. 
  • Núcleo de convivencia familiar y trabajo en equipo es probable que aveces quieras estar solo, pero porque no hacer de este espacio un lugar en el que puedas convivir y nutrir los lazos familiares, si! es posible, yo recuerdo que en mi adolescencia bien podría estar casi enemistada hormonalmente con mi madre, pero este sentimiento de guerra fría se esfumaba con la facilidad de el viento entre las hermosas plantas que ella con paciencia cultivó, básicamente es en este lugar donde generalmente platicaba con ella, precisamente por estos días es uno de los temas en los que podemos reconocernos. La familia puede y debiera involucrarse en el inicio y desarrollo de esta área, esto genera un sentido de pertenencia, no de apropiación sino de pertenecer a un lugar, de sentirse incluido e intercambiar ideas, ya sea de decoración o de cuidados, además generas espíritu de responsabilidad ya que se trata de estar alerta y el pendiente de un ser vivo que se comunica de manera diferente que nosotros y aprender básicamente el concepto completo de la vida.
  • Conciencia ambiental más que una simple moda, esta simple acción por llamarla de alguna manera, repercute no sólo en tu hogar, sino va más allá, pues a los niños los vincula con la realidad inmediata, a los adultos nos abre un panorama en el que desde nuestra ladera se puede aportar unos cuantos grs de oxígeno al mundo y contrarrestar el creciente cambio climático ocasionado por un sin número de agentes contaminantes, osea ayudamos a que la balance se equilibre.
  • Convierte un área no utilizada en un espacio disfrutable con todos los puntos anteriores la satisfacción de aportar, de convivir familiarmente y generar salud a los tuyos harán de este sitio algo realmente apreciado.
  • Ahorro de gastos de mantenimiento y aumento del valor del inmueble y si todo lo expuesto está por convencerte que te parece esto, el GDF lanzó una propuesta de incentivo fiscal que consiste en un descuento del predial hasta un 25% bajo ciertos requerimientos, por ahora sólo aplica en el D.F

Estos son unos cuantos puntos de los miles que pudieran citarse de los beneficios que el incluir un área verde en tu hogar pueden repercutir notablemente en tu salud y hogar.

Pero dirás y ¿cómo hago todo esto? Muy fácil, sólo ponte en contacto con nosotros mediante nuestras redes sociales o bien por un mail heartofearth12@gmail.com y con gusto nos ponemos en contacto para atender tus inquietudes y apoyarte a crear un ambiente tan relajante que no querrás salir de ahí!

facebook: Heart of Earth

Twitter:  @heartofearth1

Datos del Autor:

tarjeta Arq yolanda

Pues nada, creo que esta noticia nos asombra a todos, el día de ayer se re-categorizó, según varias páginas de internet al preciado Nevado de Toluca, como Área de Protección de Flora y Fauna, antes de ello era considerado Parque Nacional… pero, ¿qué es lo que esto significa?

 

Quizá una persona que se dedica a la legislación ambiental nos podría hablar más acerca del tema, pero conceptualicemos un poco:

 

La CONANP (Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas) está estrechamente ligada con la SEMARNAT y es la encargada de administrar, valga la redundancia, las Áreas Naturales Protegidas de nuestro país, así como de reducir la pobreza y marginación de comunidades rurales e indígenas presentes en las ANP y en las Regiones PRODERS (Programas de Desarrollo Regional Sustentable). Las ANP cuentan con un programa de manejo y un decreto de protección.

 

El Xinantecatl, o Nevado de Toluca, es considerado (hasta ahora, pues en la página de la CONANP no dice lo contrario) como Parque Nacional, el cuál es un área con uno o más ecosistemas que se signifiquen por su belleza escénica, su valor científico, educativo de recreo, su valor histórico, por la existencia de flora y fauna, por su aptitud para el desarrollo del turismo, o por otras razones análogas de interés general.

nevado de toluca

Autor de la foto: Sergio López Vivanco

 

Y aquí lo que quieren hacer es volverlo Área de Protección de Flora y Fauna, la cual se considera un área establecida de conformidad con las disposiciones generales de la LGEEPA y otras leyes aplicables en lugares que contiene los hábitats de cuya preservación dependen la existencia, transformación y desarrollo de especies de flora y fauna silvestres.

 

Esto debido a que a pesar de su estatus de Parque Nacional, se sigue explotando de una manera poco razonable, lo que queda ahora es esperar a que la salga en el Diario Oficial de la Federación y poco después en la página de la CONANP, mientras opino que puede ser un buen paso, para recuperar espacios de gran riqueza en nuestro país…

 

Por cierto, note algunas notas amarillistas en las que se cancela la protección al nevado, creo que hay que leer un poco más y no dejarse llevar por la primera nota…

 

Les dejo los links a consultar:

_hacemos parques_nacionales

conanp

epn cancela proteccion al nevado de toluca otorgada por lazaro cardenas

Datos del autor:

tarjeta Jacqueline Rivera

A %d blogueros les gusta esto: