Archivos para las entradas con etiqueta: no rendirse

Hace unos minutos me llegó, a través de un amigo, la noticia de la celebración del Día de la Internet segura. Me dió cuiosidad, debo admitirlo, y pinché. Leer el resto de esta entrada »

Anuncios

El día de ayer desperté con el ánimo descompuesto, tras enfrentar la realidad que muchas personas hoy en día viven, una realidad llena de enredos y mentiras, y digo enfrenté puesto que toda mi vida muy a pesar de saber que existían tales hechos siempre he pensado que no hay porque perder el rumbo y pensar que no todas las personas son iguales, pero hoy me tocó y por un momento me hizo tropezar y disgustarme con el mundo por que en él habitan últimamente personas que distorsionan la realidad, una realidad que no es lejana ni mucho menos como me dijeran alguna vez mis profesores, “idealista”. ¿Qué hay de malo en ir por la vida creyendo que se puede mejorar el contexto, en que si en lugar de callar ese grito que clama justicia o un simple escúchame se pueden lograr diferencias significativas?.

Por más que mi mente analiza la situación no haya la respuesta lógica ante mi desconsuelo, ¿qué hay de malo en compartir? y en comprometerse en cumplir sus respectivas obligaciones, en asumir la responsabilidad que conllevan nuestros actos, cómo leí en una imagen recientemente en facebook si se quiere cambiar realmente la mentalidad del mundo no hay nada más sencillo que: ceder el paso, saludar, dar las gracias, pedir por favor, no tirar basura en la calle etc.

Pues bien muy a pesar de todo esto, simplemente me han despojado de algo tan lindo que pensaba era de mi propiedad y que las mentiras concluyeron que siempre no y que la bella mascota que comenzaba a acompañar mis mañanas se irá lejos, por tan sólo el hecho de no estar “capacitada” para dar cuidado, y sin consultarme tal evento de nueva cuenta cual juguete de feria se ha puesto en mira y con un lapso de tiempo el destino de mi nena.

Mientras caminaba por las calles de la ciudad en busca de material de trabajo, a un ritmo nada chispeante como acostumbraba si no estaba inmersa en tales hechos que poco a poco me sumergían en disertaciones muy enredadas, si yo que siendo un adulto me hallo en la impotencia de este caso por no tener el espacio propio para prescindir de la “ayuda”, en el más profundo de los corajes, me detengo y pienso que será de todos aquellos niños a los que cual mascotas temporales se les desecha porque los adultos no son capaces, que puede hacer un niño ante esto, que podría hacer un ave, un arbusto, un árbol pues por estar obstruyendo la capacidad son desechados.

Iniciamos esta empresa con la convicción de lo que hagas hoy se verá hoy, por un momento tuve un momento de flaqueza y me dije ¿será que esto haga el eco que merece?, ¿valdrá la pena? si ya cada vez veo más cosas poco positivas y como siempre me siento cual salmón contra la corriente, la gente ya no se observa, ya no se saluda, si sonríes te miran extraño, los niños son ignorados por padres que prefieren el celular etc, pero siempre pasa ante mi vacilación se presentaron hechos que me hicieron reaccionar y decir pero que hago pensado esto, por supuesto que vale la pena, un hombre que al pasar comentaba cuan admirable es una mujer soltera que sacó adelante a sus hijos y estos son de bien, la sonrisa de una mujer ante el juego de un niño, una chica que en lugar de tirar la basura en plena calle,la guardó en su bolsa, una mujer que a pesar de su evidente cansancio puso atención a la plática de su hijo de 6 años detalles que cualesquiera tomaría por insignificantes, cosas que se dan por hecho pero no es así, si están pasando cambios graduales que si son reforzados lograran grandes empresas.

De modo que no me rindo continuaré siendo la soñadora con los pies en la tierra y que mientras pugno de un lado, espero del otro que no alejen de nuestro lado a Lucha.

Datos del autor:

tarjeta Arq yolanda

A %d blogueros les gusta esto: