Archivos para las entradas con etiqueta: Reciclaje

Como arquitecta concebir la palabra como un construcción de algo, va más allá de sólo pretender superponer piedras y revestir muros, de posicionar países como marcas de prestigio constructivo, la competencia de los egos marcados por esta enseñanza nos ha demostrado solamente que se trata de ganarle terreno al contrario, de demostrar que la jerarquía sin duda no tiene límites, a pesar que transgredir esos límites vayan poco a poco a terminar con ese terreno fértil en el que estamos parados. 

Para mí la arquitectura y su vasto campo es una herramienta que debe emplearse para equilibrar la balanza, la arquitectura sin duda debe contener la firmeza, la utilidad y la belleza que mencionara vitruvio pero no atacando los medios naturales con los que se convive, ya que se cree erróneamente que podemos contra la naturaleza.

Les dejo aquí un poco de eso que podemos hacer no sólo como arquitectos si no como humanos como dice Mike para salvarnos el trasero.

 

 

 

Datos del autor:

tarjeta Arq yolanda

 

Anuncios

Obsequios navideños.

Por: María de la Luz Morales

Ya se aproximan las fiestas navideñas y muchos de nosotros solemos intercambiar regalos u obsequiar un presente a nuestros seres amados. Sin embargo muchas de las veces gastamos más de lo que habíamos presupuestado o algunas otras nuestros ingresos no son suficientes para cubrir estos gastos.

Al estar buscado uno de estos obsequios para un intercambio, analice la situación y me propuse hacer yo misma la envoltura en la cual irá guardado el objeto que compré.

Una de las opciones que tenemos, es forrar cualquier caja que tengamos con pedazos de revista haciendo un collage o con notas de publicaciones de los artistas favoritos de la persona a la que se lo vayamos a regalar.

La otra alternativa, sería fabricar papel reciclado para pegarlo en el exterior de la caja. El fabricar nuestro propio papel puede llegar a sonar complicado pero es muy sencillo de hacer sólo necesitas algunos materiales; hojas de papel que ya no nos sirvan, licuadora, bastidor, recipiente, franela y esponja.

Esta opción además nos serviría para poder crear tarjetas navideñas de una manera que afecte menos al medio ambiente.

También podemos realizar adornos navideños para nuestro árbol con retazos de tela que tengamos o de ropa que ya no utilicemos, decorándola con botones, estoperoles de jeans viejos y broches.

Para la elaboración de moños, si tenemos en casa papel, listones o tiras de tela que ya no utilicemos los podemos hacer de una manera fácil y sencilla. Sólo necesitamos cruzar en algunas direcciones estos materiales, coserlos con hilo y aguja para que no se separen.

Lo ideal sería que nosotros mismos elaboremos los regalos que vamos a obsequiar, pero si no somos tan creativos, podemos comprar algún objeto que sea duradero y que no vaya a parar al bote de la basura en pocas semanas, preferentemente que no sea algo que utilice baterías y sobre todo que sea un producto nacional para podamos contribuir con el flujo económico de nuestro país, porque recordemos que la sustentabilidad tiene que ver con la economía, la sociedad y el cuidado del medio ambiente.

Así que ya saben de algunos tips en los que podemos pensar antes de comprar un presente o adorno en estas fiestas decembrinas.

 

 

 

Datos del autor:

tarjeta María de la Luz imagen

La obra de Schimmel es el reflejo de un duro trabajo de 80 a 240 horas invertidas por retrato, la obsesión de la sociedad por la belleza en la publicidad, el fácil manejo de los materiales y la inspiración en los mosaicos coloridos de los artistas del Art Nouveau, el arquitecto español Antoni Gaudí y el diseñador estadounidense Louis Comfort Tiffany así como de los mosaicos bizantinos.

La técnica que emplea Sandhi es el Papier Colle, término francés que se refiere al collage con papel pegado, el proceso de elaboración es totalmente hecha a mano desde hacer los dibujos iniciales, cortar y pegar las hojas de papel que obtiene reutilizando la publicidad, tarjetas de felicitación, etiquetas, postales y calendarios. De hecho la artista define su trabajo como ecológico porque hace creaciones a partir del desperdicio, los lienzos son a base de agua libre de sustancias tóxicas e incluso vuelve a utilizar lienzos y marcos.

Los retratos de Schimmel en su mayoría son de mujeres, aunque también retrata figuras masculinas de la música como los Beatles, Elvis Presley, Bob Marley y del medio político como Bush y Abraham Lincoln. En sus obras trata de explorar los sentimientos más profundos, la dualidad del personaje, la sensualidad, el amor la serenidad y la desesperación.

 

tarjeta patty

El trabajo de la artista canadiense Katharine Harvey es muy variado, desde fotografías en 3d hasta lienzos en acrílico, pero en esta ocasión haremos referencia a parte de su obra que está orientado al reciclamiento de objetos desechables.

Las instalaciones a gran escala de Harvey, creadas entre le 2001 y el 2010 tienen como objetivo hacer una reflexión sobre los excesos de la sociedad consumista, para esto creó cataratas, cascadas, fuentes y lámparas de plástico, planteó la representación de lo natural con objetos sintéticos.

Los materiales de trabajo son recipientes de plástico desechable, recogidas de los contenedores de reciclaje locales y son atadas por medio de monofilamentos y de redes de pescar. Las botellas son manipuladas masivamente para representar la sustancia que antes contuvo, el agua.

Las instalaciones que forman de este proyecto son: La Catarata Horseshoe, Arriba y Abajo, Fuente, Mareado, A las profundidades y Cascada.

http://www.katharineharvey.com/home.php

Construir hoy en día no es un asunto que deba tomarse a la ligera, sobre todo por aquellos que tienen la batuta en el medio. Qué arquitecto no sueña al concluir  la carrera, con construir grandes rascacielos, mover cantidades impresionantes de maquinaría y tierra, que la gente sucumba ante su portentosa obra, forrarse de dinero y ser premiado con el máximo galardón al talento artístico, el Premio Pritzker. Y no hay de qué avergonzarse, pues está en la naturaleza del ser humano el deseo de trascender a través de los tiempos, y no hay por qué negar que a lo largo de la historia, han existido eminencias en este mundo tan peculiar como lo es, el de la arquitectura.

Sin embargo, a medida que el tiempo avanza y miramos a nuestro alrededor, hay que preguntarnos si realmente el construir desmedidamente, es posible y recomendable, no sólo por egos si no por salud física y ambiental. Actualmente qué porcentaje de arquitectos están realmente conscientes de lo que pasa y qué porcentaje está dispuesto a cambiar el rumbo, no hablo de frenar totalmente la construcción, sino de modificar las conductas primarias, de comprometerse realmente con lo que acontece y dejar una huella bastante profunda en su campo, ya sea reutilizando el agua que extrae del subsuelo cuando se construye en suelos arcillosos como la zona centro de la ciudad de México y no sólo dejarla correr hacia las coladeras, o bien reutilizar material de supuesto desecho como objetos de recuperación, con destino de segundo uso, siendo exigentes con el uso de materiales libres de contaminantes, aplicando nuevas tecnologías que contribuyan a mejorar no sólo la calidad del aire, sino la salud de quienes habitarán el espacio.

Ejemplo de ello es Scott McCombs quien emprendió la labor de búsqueda más exhaustiva, hallar un elemento constructivo con el cual se pueda sustituir al concreto y al mismo tiempo erradicar por completo la contaminación provocada por los desechos de vidrio, el cual cuando es vertido a la tierra demora en descomponerse la fabulosa cantidad de “indeterminado”. Y con toda la investigación realizada creo la Green Stone, una piedra hecha a base de ceniza volátil, vidrio triturado e hilos de fibra de vidrio, este producto se creó en el año 2009, y para dar fuerza a su invento construyó el”Morrow Royal Pavilion in Las Vegas” por medio de su compañía constructora Real of Desing, una construcción con la que se ahorró más de 400,000 metros cúbicos en los vertederos, y que pretende concienciar al mundo de que es posible hacerle más ligera la carga al mundo.

Datos del autor:

tarjeta Arq yolanda

Movimiento, libertad  y energía  son  una de  tantas maneras de describir el concepto de esta artista japonesa que recicla objetos de plástico principalmente y algunas  veces de  metal.  El ensamble de cucharas, tenedores, palas  y  peines representan a animales en movimiento: aves en vuelo; felinos y caballos corriendo; peces, tortugas y ballenas nadando.

 Pero no sólo es el movimiento el que emerge de estas creaciones, nos evocan  la energía, el estado de alerta, el ataque,  la  espontaneidad, la plenitud en la que un animal se  expresa en un movimiento nato. Los colores dan un toque de viveza y elegancia que parecen animales fantásticos, de otros mundos, de mundos apocalípticos y mágicos, parecen  surgidos del fuego, la tierra, el agua y el aire.

Sus creaciones están basadas en un estudio de la anatomía de los animales y de sus movimientos a partir de fotografías, por lo menos de tres en cada pose. Antes del proceso de elección recolecta varios kilos de plástico ordenado por colores, cuando tiene los suficientes elementos de un color  decide el animal que va a elaborar y pinta el alambre de acero con el que va a unir las piezas del mismo color.

Todas las piezas  están cuidadosamente ensambladas de tal manera que la armadura no esté sobrecargada y que los estructuras de apoyo  sirvan como elementos visuales, para la artista su trabajo es como un juego de rompecabezas.

La filosofía de Sayaka  en sus propias palabras es que no hay garantía del futuro para nadie pero  una manera para los artistas de reducir los residuos es mostrando lo bellos que pueden ser estos materiales y entre más se valora estos recursos menos se desperdicia.

Información del autor:

A %d blogueros les gusta esto: